Seducción amorosa. Ligar. Guantes de lana

Hace unos días, nuestra amiga Juguetona nos trajo una bonita historia real de seducción que le sucedió a una amiga suya.

Como veremos, la clave esencial del éxito del chico de la historia en cuestión, es lo que hemos comentado en multitud de ocasiones: no es importante qué uses para seducir, sino que lo hagas desde el corazón, sin esperar nada a cambio, como bien describe Juguetona en su texto:

Gracias por compartir esta historia 😉

Carta de Juguetona

Yo tengo una compañera, que ni imagináis lo guapa que es, y la de regalos fabulosos que ha recibido en la vida. Sin embargo, hace 5 años, en un curso que estaba realizando, entre los compañeros había un chico, simpático, físicamente no muy atractivo, pero que gozaba de gran éxito entre las chicas; y tenía a todas deseando tener algo con él. Menos mi compi. Para ella sólo era un tío agradable, pero para nada especial.

Sigue leyendo

Seducción amorosa. Ligar. Novia por este baile

Apertura 63. Novia por este baile

Hace unos días, nuestro amigo Miguel Ríos nos trajo una divertida historia de seducción, con una Apertura muy directa, a la que he llamado “Novia por este baile” (podría ser, también, “Novia por este momento, por esta canción, por este minuto, etc.)

Al leer esta historia, se comprueba, una vez más, que lo importante NO es “saber” seducir, ni “saber qué decir o qué hacer”, sino estar divirtiéndose previamente, ANTES de seducir. Una vez te sientes alegre y con ganas de jugar, todo fluye por sí mismo.

Gracias, Miguel Ríos, por compartir tu historia 😉

Carta de Miguel Ríos

Hola, qué tal, Violinista, escribo para compartir una apertura muy divertida que he aplicado hace unos días en una fiesta 😀

Estábamos un grupo de amigos en un baile (cumbias, bachatas, banda) todo fluía normal, sacábamos a bailar a varias chicas. Hasta que vi a una en especial, morena clara, vestía con pantalón ajustado de mezclilla y botas altas; y una blusa oscura, cabello suelto y labios pintados de rojo. No lo pensé y me dirigí a ella.
Durante el baile me dio en entrarle directamente y sin rodeos.

Sigue leyendo

Seducción amorosa. Jugando a “Soy insensible”

Calentamiento 66. Soy un hombre/una mujer insensible

El otro día, nuestro amigo Optimus nos trajo una historia real de seducción, con un jueguecito muy, muy caliente, y divertido, al que he denominado “Soy insensible.

Este juego tan seductor que se produjo entre Optimus y la chica de su historia, me ha recordado a la famosa escena de Tony Curtis con Marilyn Monroe, donde él, para seducirla y que pusiera todo su entusiasmo, se hacía el frío, y decía que no sentía nada cuando besaba a una chica, en la mítica película “Con faldas y a lo loco”. Abajo, os dejo el video.

Gracias, Optimus, por compartir tu historia 😉

Carta de Optimus

Estaba en mi trabajo con una amiga (le doy un 6), la verdad, no me interesa mucho, y siempre la veía como una simple amiga (ahora la veo diferente… jeje…), nuestro jefe llamó a los últimos clientes y nos dejó solos, nunca ha pasado nada entre ella y yo, hasta éste día… no es gran cosa, pero pasó algo…

Sigue leyendo

Seducción amorosa. El que la sigue, la consigue

Hoy, os dejo una historia real de seducción que nos ha traído nuestro amigo Quillo, a la que he titulado “El que la sigue, la consigue“. Es un vivo ejemplo de que una cosa es seducir con decisión y consistencia, y otra muy distinta es ir a la desesperada, obsesionándose por conseguir a alguien. Afortunadamente, Quillo hizo lo primero, y gracias a ello, tuvo éxito. 🙂

Gracias, Quillo, por compartir tu historia 😉

Carta de Quillo. “El que la sigue, la consigue”

Hola, quiero contaros la maravillosa experiencia que he tenido aplicando el libro del violinista y los mejores articulos de esta web.

Conoci a una chica hara algo mas de un mes, y le mostré interes desde el primer momento, porque es lo que me gusta que a mi me hagan. Sin embargo, aunque el interes fue bien recibido (quedamos a solas, teniamos algo de feeling), ella me decia que me queria solo como amigo, tambien desde el primer momento, y claramente le dije que para mi eso no era suficiente. Pero yo no me desplome y no dejé de ofrecer lo mejor que podia dar. Tengo dificultad, porque soy una persona muy racional y me cuesta emocionarme, pero ya de vez en cuando me va saliendo. Pero para mi desgracia, una semana mas tarde volvio la negativa: que no, que no y que no.

Sigue leyendo

Seducción chicas (chicos). Baile, vuelta y beso

Cierre 35. Baile, vuelta y beso

Os dejo una historia real de seducción que nos trajo hace poco nuestro amigo Unexpected, incluyendo baile, vuelta y beso final. Una manera más de que surja un beso con la persona que te gusta. Gracias por compartirla 😉

Carta de Unexpected

Me he acordado de una situación que tuve yo también en un baile, no en pubs ni nada, ¡en una caseta de feria! 😀
Mientras un amigo mio bailaba con una chica de la caseta, me di cuenta de que tenia sentada al lado mía (yo estaba de pie) a una morena suuuper guaapaa!

Sigue leyendo

Seducción. Rosa en un libro. Nunca dejes de seducir

Hace unos días, nuestro amigo Ernestoelsv compartió con nosotros una vivencia de seducción con un final feliz, donde, casualmente, en el primer contacto con la chica, se inspiró en un post de otro seductor que publicamos hace tiempo en la web.

Nos alegramos de tu éxito, y que sigas disfrutando de la seducción y del amor 😉

Carta de Ernestoslv

Buen día Violinista:

Quiero contarte la experiencia que estoy viviendo en este momento. Esto que estoy viviendo parece ser el resultado de algo que hice hace aproximadamente 4 años, en ese entonces no funciono, pero tal parece que eso dejo huella por lo que me esta pasando actualmente.

Sigue leyendo

Seducción amorosa. ¡Qué bueno fue! Comprando unos zapatos

Continúa la cadena de vivencias, ¿te apuntas? 🙂

Hola amigos y amigas. Ayer comprobé, una vez más, lo bueno que es dejar de pensar, y simplemente divertirse. Olvidarse de técnicas y estrategias, y a cambio, disfrutar y dejarse llevar por el momento sin más pretensiones.

Ayer, sábado, fui de compras a uno de los centros comerciales de mi ciudad, pues una amiga se casa pronto y habrá que ir guapo a la boda, ¿no? 😉 Estaba buscando, entre otras cosas, un calzado cómodo, a la par que elegante. Visité varias tiendas y en una de ellas encontré lo que queria, pero se habían agotado los de mi número.

Cuando ya me iba a ir, la dependienta me dijo que quizás podría haber existencias en otra de sus sucursales; llamó por teléfono y hubo suerte, efectivamente tenían de mi número y los reservó para mí, dándole aviso de que iría esa misma tarde.

Me desplacé a la otra tienda, y cuando llegué, vi a la nueva dependienta, y la verdad es que me encantó. Era así pequeñita, muy bonica de cara y se le veía muy viva y despierta. Le avisé de que yo era el que había reservado los zapatos desde la otra tienda:

Sigue leyendo