Seducción amorosa. Ligar. Guantes de lana

Hace unos días, nuestra amiga Juguetona nos trajo una bonita historia real de seducción que le sucedió a una amiga suya.

Como veremos, la clave esencial del éxito del chico de la historia en cuestión, es lo que hemos comentado en multitud de ocasiones: no es importante qué uses para seducir, sino que lo hagas desde el corazón, sin esperar nada a cambio, como bien describe Juguetona en su texto:

Gracias por compartir esta historia 😉

Carta de Juguetona

Yo tengo una compañera, que ni imagináis lo guapa que es, y la de regalos fabulosos que ha recibido en la vida. Sin embargo, hace 5 años, en un curso que estaba realizando, entre los compañeros había un chico, simpático, físicamente no muy atractivo, pero que gozaba de gran éxito entre las chicas; y tenía a todas deseando tener algo con él. Menos mi compi. Para ella sólo era un tío agradable, pero para nada especial.

Sigue leyendo

Seducción amorosa. Ligar. Novia por este baile

Apertura 63. Novia por este baile

Hace unos días, nuestro amigo Miguel Ríos nos trajo una divertida historia de seducción, con una Apertura muy directa, a la que he llamado “Novia por este baile” (podría ser, también, “Novia por este momento, por esta canción, por este minuto, etc.)

Al leer esta historia, se comprueba, una vez más, que lo importante NO es “saber” seducir, ni “saber qué decir o qué hacer”, sino estar divirtiéndose previamente, ANTES de seducir. Una vez te sientes alegre y con ganas de jugar, todo fluye por sí mismo.

Gracias, Miguel Ríos, por compartir tu historia 😉

Carta de Miguel Ríos

Hola, qué tal, Violinista, escribo para compartir una apertura muy divertida que he aplicado hace unos días en una fiesta 😀

Estábamos un grupo de amigos en un baile (cumbias, bachatas, banda) todo fluía normal, sacábamos a bailar a varias chicas. Hasta que vi a una en especial, morena clara, vestía con pantalón ajustado de mezclilla y botas altas; y una blusa oscura, cabello suelto y labios pintados de rojo. No lo pensé y me dirigí a ella.
Durante el baile me dio en entrarle directamente y sin rodeos.

Sigue leyendo