Por qué fracaso en el amor

¿No te va bien en el amor?

¿Te duran muy poco las relaciones o enseguida te cansas de ellas?
¿Quieres seducir, atraer, gustar, pero parece que eres invisible para los demás?

Si estás en uno de estos casos, seguramente te habrás preguntado más de una vez qué es lo que estás haciendo mal. Habrás comenzado a dudar de ti…, que si no eres suficientemente guapo o guapa, que si no eres suficientemente interesante, que si eres demasiado dependiente, o demasiado independiente, etc.

¿Sabes qué ocurre?

Que cuando comienzas a caer en ese tipo de pensamientos es cuando comienzan realmente los problemas.

¿Por qué?

Porque aunque te sorprenda, no es el fracaso en el amor lo que te está produciendo esos pensamientos, sino que son esos pensamientos los que te están produciendo el fracaso en el amor. ¿Me crees? Esto es algo que está muy demostrado en Psicología, se llama Efecto Pigmalión, o la Profecía Autocumplida. Si te identificas con determinadas creencias, sumas todas las posibilidades de que éstas se cumplan realmente.

“Si crees que algo es o será de determinada manera, tu pronóstico se cumplirá, tu profecía se hará realidad”.

¿Sabías que las personas que sí son exitosas en el amor tienen unas creencias completamente diferentes a las tuyas, habiendo pasado por las mismas situaciones que tú y con experiencias similares a las tuyas?

Por ejemplo, imagina que sales una noche y conoces a cuatro chicas diferentes. Las cuatro chicas te rechazan. Si te identificas con eso de “soy un fracasado del amor“, te dirás frases como “Algo malo tengo, no soy suficientemente guapo, soy aburrido, etc.“, y te irás a tu casa triste, meditabundo, y jurarás que no saldrás ninguna noche más en lo que te quede de vida.

Pues bien, un chico que sí sea exitoso en el amor, teniendo exactamente los mismos rechazos que tú con las cuatro chicas, pero que no usa ese tipo de mensajes autodestructivos que utilizas tú, dirá: “¡Vaya nochecita. Esto no se puede quedar así. Aquella quinta chica de allí tiene muy buena pinta. Voy para allá!”

Lógicamente, tarde o temprano tendrá éxito, y quedará en el olvido lo de las otras cuatro chicas que le rechazaron. ¿Cuál es la diferencia que tiene contigo? Que no se cree esos mensajes con los que tú te identificas y están construyendo tu realidad.

Ahora está en ti decidir con quién te quieres identificar. ¿Te vas a inspirar en personas que sí tienen éxito, exactamente, en las mismas condiciones que tú? ¿O prefieres seguir identificándote con una víctima, con alguien fracasado, necesitado, carente?

Si ahora mismo estás pasando por una situación en la que te sientas bloqueado, frustrado, ansioso o triste, debes ser consciente de que en este mismo momento hay decenas de personas que están en la misma situación que tú, exacta, pero que están resolviéndola de manera totalmente diferente, mucho más resolutiva eficaz y exitosa que tú.

Por tanto, no es la situación la que te causa infelicidad, tampoco eres “tú” de manera global como persona, sino esas partes de ti con las que te identificas que te provocan frustración y sufrimiento.

Mientras sigas identificándote con tu Yo más carente, más miedoso, más necesitado, etc., no avanzarás, será imposible. Pero…

¿Y si te identificaras con el atrevido que hay en ti, el aventurero, el valiente, el resolutivo? ¿Cómo cambiaría tu vida desde ese Yo?

Si estás pasando por una situación que no sabes cómo resolver y te sientes frustrado o frustrada, puedo ayudarte a salir de ahí.

Visita este enlace y contacta conmigo.

Estas personas ya lo han hecho y aquí sus resultados: