Seducción. Ligar. ¿Es malo seducir a alguien?

seducir-es-maloDespués de todo este tiempo que llevo escribiendo en el blog, todavía me quedo asombrado de ver cómo hay muchas personas que piensan que la palabra “ligar”, o la palabra “seducir”, significan algo así como capturar a alguien, como tratar de controlarlo para conseguir llevártelo a tu terreno a base de estrategias, de artimañas, de forzar, de manipular, para así poder beneficiarte de esa persona.

Claro, si alguien piensa así, la pregunta del título de este post queda automáticamente contestada. “¿Es malo seducir a alguien?“. Sí, sí lo es, pues es muy triste que alguien trate de subir su ego a costa de apoderarse de otras personas. Pero eso, realmente, no es ligar, eso no es seducir, a eso le podemos llamar de muchas maneras: manipular, forzar, engañar, falsear, etc.

Sigue leyendo

Psicólogo Murcia. Alberto Hidalgo. El Sexto Lenguaje Del Amor

Publiqué un nuevo post en mi blog de psicología, “El sexto lenguaje del amor“, que se complementa con el que publiqué aquí en Arte de Seducción, el que hablaba de “Los 5 lenguajes del amor”, espero que os resulte interesante.🙂 Está en este enlace.Si necesitáis de mis servicios como psicólogo, podéis encontrarme y contactar conmigo en este enlace.

Alberto HidalgoPor supuesto, la Consulta Online sigue operativa.

Saludos!

Los 5 Lenguajes Del Amor. ¿Cuál es el tuyo?

Los 5 lenguajes del amor

Hay muchas personas que tienen especial dificultad a la hora de entablar una conversación fluida con la persona que les gusta. Como los que visitáis esta web me pedís a menudo que os ofrezca diferentes ideas sobre qué decir o de qué hablar después del primer contacto, hoy os dejo un tema de conversación (además de todos los ya publicados en la categoría “De qué hablar“) que es muy entretenido y da mucho juego, que es el de conversar sobre el contenido del libro “Los 5 lenguajes del amor”, de Gary Chapman. Es un libro antiguo, y aunque lo desconocía hasta ahora, en Estados Unidos tuvo mucho éxito, y vendió más de 10 millones de ejemplares hasta la fecha.

De manera resumida, el libro habla sobre las diferentes maneras de ofrecer y recibir amor que apreciamos las personas, las cuales se pueden clasificar en cinco categorías, a las cuales Chapman les llama “los cinco lenguajes del amor”, que son estos: palabras de afirmación, tiempo de calidad, recibir regalos, actos de servicio, y contacto físico.

Sigue leyendo

¿Es bueno ser excesivamente sincero? Seducción. First Dates. Primeras Citas

Hace unos días, comentamos una de las citas del reality “First Dates”, que iba del tema hablar demasiado. Hoy, vamos a comentar otra. En este caso, sobre la sinceridad en las primeras citas.

Antes de nada, vamos a diferenciar entre “ser sincero” y “ser excesivamente sincero“. Una cosa es que en tu primera cita te pregunten, por ejemplo, qué partes de tu físico no te gustan, y se las confieses, si te apetece, y otra totalmente diferente es que, sin preguntártelo, comiences por contarle todos los defectos que ves en ti y en tu vida. ¿Qué necesidad hay? ¿Por qué no esperar a hacerlo más adelante, si así lo deseas, o cuando te pregunten, en el caso de que quieras contestar a esa pregunta?

Si eres de esas personas que te consideras “muy sincera”, te pregunto, ¿te has planteado si no sería mejor continuar con esa sinceridad, pero eligiendo temas positivos, en vez de negativos, o en todo caso, dejarlos para más tarde?

Sigue leyendo

First Dates. Primeras citas. ¿Hablo demasiado?

Como ya sabréis muchos, recientemente, se ha estrenado en España el nuevo dating del canal Cuatro, “First Dates” (Primeras Citas). Como su nombre indica, el reality se desarrolla a través de primeras citas por parejas, mientras cenan en un elegante restaurante. A partir de ahí, se trata de ver qué ocurre después, si surge el amor, o no. En estos primeros capítulos ya ha habido de todo, desde flechazos, a hachazos, a primera vista.

Esta es una oportunidad muy buena para observar qué aciertos tienen los participantes a la hora de conquistar al otro, y qué fallos cometen, ya que son citas reales. Todo esto si se da el caso de que, realmente, quieran seducir al otro, claro, porque hay citas que desde el primer momento se ve que ninguno de los dos tiene el más mínimo interés en conquistar al otro, de modo que importa poco lo que hagan o lo que no hagan, el resultado será el mismo.

Hoy, voy a comentar una de las citas que me ha llamado la atención: la de Alicia y Jorge (dejo el enlace del vídeo más abajo). Y digo que me ha llamado la atención porque Alicia es una mujer muy sociable, muy extrovertida, muy agradable, etc., sin embargo, en su primera cita cometió un fallo que muchas personas cometen, especialmente, cuando ponen demasiado empeño en que la cita salga bien. ¿Cuál es ese fallo? Hablar demasiado.

Sigue leyendo

Seducción 2.0. ABC Suplemento Dominical. Aplicaciones para Ligar

Tengo el placer de comunicaros que hoy, día 3 de abril de 2016, ha salido publicado un artículo en el Suplemento Dominical del periódico ABC (@kampussiamedia), en el que colaboro. El artículo se llama “Aplicaciones para Ligar. Seducción 2.0″. Desde aquí, mi agradecimiento al periodista Luis Manuel Fernández Martínez. (@luismanuel_fm) por haber contado conmigo para participar en dicho artículo.🙂

Ya que en éste aparece de manera muy breve mi participación, os dejo aquí las respuestas originales que envié a las preguntas que recibí. Abajo del todo, os dejo en enlace con el artículo, tal y como ha salido publicado en su web, y también, la versión en formato jpg.

Sigue leyendo

Seducción. ¿Es necesario declarar los sentimientos?

a908

Hoy, voy a tocar un tema que algunos de nuestros lectores comentan a menudo en esta web, y tienen dudas sobre el mismo, que es el de cómo declararse a alguien.

Sin embargo, habría que preguntarse otra cosa quizás más importante: ¿de verdad, es necesario declararse para comenzar algo con alguien, o hay otras alternativas?

¿Qué ocurriría, por ejemplo, si le gustas a alguien y, un día, estáis en algún lugar disfrutando y riendo juntos, y te da un abrazo? ¿Y si otro día juega a meterse contigo para chincharte y eso, justamente, te encanta de ella? ¿Y si, en otra ocasión, te ofrece tomar una cerveza juntos y te apetece el plan, y te vas con ella? ¿Y si otro día estáis bailando juntos y se te acerca a unos pocos centímetros, te sonríe, te mira a los ojos, y notas que el corazón se te acelera? ¿Y si, seguidamente, te besa? ¿Y si os veis, a partir de ahí, cada día, para compartir planes diferentes y os encanta estar juntos?

Sigue leyendo