Seduccion. Ligar. Eres tan gracioso cuando te equivocas

Para seducir, ¿es realmente importante saber si le gustamos a alguien o, más bien, lo contrario, saber lo mucho que nos gusta a nosotros realmente esa persona, y tener claro que vamos a seguir seduciendo por encima de esas señales, ofreciendo lo mejor de nosotros mismos?

En la breve escena de abajo, queda resuelta la pregunta. Ésta procede de la archiconocida serie de TV, Cosas de Casa (Family Matters) donde Myra, la chica que pretende a Steve Urkel, continua con su seducción de una manera tan segura y tan convincente que hasta hace dudar al mismo Steve de si realmente está enamorado de su siempre eterna amada, y deseada, Laura Winslow.

Cuando estamos seguros de que somos la mejor opción para ser elegidos, nada nos puede detener, y en ese estado suceden logros tan exitosos como el de Myra con Steve, que partiendo de la negativa de éste, le da la vuelta completamente a la situación, y le propina un beso que no olvidará.

Aquí el diálogo, abajo el video.

Sigue leyendo

Seduccion. Diálogos seductores. Tomando café

 

Os traigo otro Diálogo de Seducción. Lo he denominado “tomando café“.

Como siempre, os invito a que os imaginéis como si estuvierais en un cine, os sentéis en vuestra cómoda butaca y, simplemente, seáis espectadores de la escena de seducción proyectada.

Tomando café

Me encontraba en una cafetería, por la tarde, sentado en una mesa y tomando café mientras leía el periódico. Justo en la mesa de al lado, estaban dos amigos hablando de sus cosas, cuando de repente se acerca, una chica morena, bien vestida, no muy alta y, podríamos decir, físicamente del montón. Pude oír la conversación que transcurrió más o menos así:

Sigue leyendo

Seduccion. Diálogos seductores. La dura vida de los modelos

.

Calentamiento 44. La dura vida de los modelos

Hoy, os traigo otro Diálogo de Seducción, al que he denominado “La dura vida de los modelos“.

Como ya os comenté, puede que estos diálogos se basen en historias reales o puede que no; puede que algunas partes sí y otras no. Puede que me hayan sucedido a mí o a otras personas. Puede que sean recientes o pasadas. Todo eso, importará poco en esta sección. Dejo que cada uno lo interprete como desee hacerlo, pero, sobre todo, os invito a que os imaginéis como si estuvierais en un cine, os sentéis en vuestra cómoda butaca y, simplemente, seáis espectadores de la escena de seducción proyectada.

Aquí os dejo el Diálogo de Seducción:

La dura vida de los modelos

Estábamos, mi amigo y yo, en un pub de Murcia, por la noche. Llevaba mi pequeña cámara de fotos compacta, y nos apetecía hacernos una foto. Vimos a dos chicas muy guapas. Qué mejor que ellas para hacérnosla. Me dirigí a la que más me gusta de las dos con una actitud divertida y juguetona.

Sigue leyendo

Seduccion chicos (chicas). Diálogos seductores. En la cafetería

.

Aquí traigo otro diálogo de seducción, que le he puesto el título de “En la cafetería“.

Como dije aquíPuede que estos diálogos se basen en historias reales o puede que no; puede que algunas partes sí y otras no. Puede que me hayan sucedido a mí o a otras personas. Puede que sean recientes o pasadas. Todo eso, importará poco en esta sección (“Diálogos de seducción”). Dejo que cada uno lo interprete como desee hacerlo. Mi intención es, en este caso, invitar a que cada uno de vosotros/as se imagine como si estuviera en un cine, sentado en su cómoda butaca y, simplemente, sea espectador/a de la escena de seducción proyectada.

———————-

Irene es camarera de una cafetería. Es una chica dicharachera y decidida. A ella le gusta un cliente que va habitualmente al bar donde ella trabaja, y ésta tiene ganas de conocerlo fuera de la cafetería para ver qué tal es y comprobar si ambos se encuentran a gusto en otro contexto. 

–  Hola, Pablo, ¿cómo está el cliente más guapo de la cafetería? (con cierta cara juguetona).

Sigue leyendo

Seduccion chicas (chicos). Ligar. Diálogos seductores. El abrigo

.

Hoy, inauguro otra categoría que espero sea, a partir de ahora, una de las más habituales y entretenidas de todas las de esta Web, tanto para mí como para vosotros/as. Se llamará “Diálogos de seducción” (o diálogos seductores) y, como su nombre indica, en ella encontraréis posts con textos donde podréis leer cómo dialogan dos personas, estando éstas inmersas en una escena de seducción. Sólo veréis un diálogo, nada más, sin ninguna teoría o comentario a respecto.

Puede que estos diálogos se basen en historias reales o puede que no; puede que algunas partes sí y otras no. Puede que me hayan sucedido a mí o a otras personas. Puede que sean recientes o pasadas. Todo eso, importará poco en esta sección (“Diálogos de seducción”). Dejo que cada uno lo interprete como desee hacerlo. Mi intención es, en este caso, invitar a que cada uno de vosotros/as se imagine como si estuviera en un cine, sentado en su cómoda butaca y, simplemente, sea espectador/a de la escena de seducción proyectada.

Sigue leyendo