¿Es bueno ser excesivamente sincero? Seducción. First Dates. Primeras Citas

Hace unos días, comentamos una de las citas del reality “First Dates”, que iba del tema hablar demasiado. Hoy, vamos a comentar otra. En este caso, sobre la sinceridad en las primeras citas.

Antes de nada, vamos a diferenciar entre “ser sincero” y “ser excesivamente sincero“. Una cosa es que en tu primera cita te pregunten, por ejemplo, qué partes de tu físico no te gustan, y se las confieses, si te apetece, y otra totalmente diferente es que, sin preguntártelo, comiences por contarle todos los defectos que ves en ti y en tu vida. ¿Qué necesidad hay? ¿Por qué no esperar a hacerlo más adelante, si así lo deseas, o cuando te pregunten, en el caso de que quieras contestar a esa pregunta?

Si eres de esas personas que te consideras “muy sincera”, te pregunto, ¿te has planteado si no sería mejor continuar con esa sinceridad, pero eligiendo temas positivos, en vez de negativos, o en todo caso, dejarlos para más tarde?

Sigue leyendo

First Dates. Primeras citas. ¿Hablo demasiado?

Como ya sabréis muchos, recientemente, se ha estrenado en España el nuevo dating del canal Cuatro, “First Dates” (Primeras Citas). Como su nombre indica, el reality se desarrolla a través de primeras citas por parejas, mientras cenan en un elegante restaurante. A partir de ahí, se trata de ver qué ocurre después, si surge el amor, o no. En estos primeros capítulos ya ha habido de todo, desde flechazos, a hachazos, a primera vista.

Esta es una oportunidad muy buena para observar qué aciertos tienen los participantes a la hora de conquistar al otro, y qué fallos cometen, ya que son citas reales. Todo esto si se da el caso de que, realmente, quieran seducir al otro, claro, porque hay citas que desde el primer momento se ve que ninguno de los dos tiene el más mínimo interés en conquistar al otro, de modo que importa poco lo que hagan o lo que no hagan, el resultado será el mismo.

Hoy, voy a comentar una de las citas que me ha llamado la atención: la de Alicia y Jorge (dejo el enlace del vídeo más abajo). Y digo que me ha llamado la atención porque Alicia es una mujer muy sociable, muy extrovertida, muy agradable, etc., sin embargo, en su primera cita cometió un fallo que muchas personas cometen, especialmente, cuando ponen demasiado empeño en que la cita salga bien. ¿Cuál es ese fallo? Hablar demasiado.

Sigue leyendo