Seduccion. Ligar. ¿Es bueno chismorrear para seducir? (El Violinista)

 

Es el momento de que dé mi opinión sobre el Tema de la Semana propuesto. “¿Es bueno chismorrear para seducir?“. Gracias a todas las personas que habéis participado. Podéis encontrar vuestros posts en este link.

Voy a exponer dos escenas muy diferentes. En la primera, relato una conversación usando un tipo de chismorreo que NO seduce. En la segunda, un tipo de chismorreo que SÍ seduce.


Chismorreo despreciativo, despectivo, humillante (NO seduce)

En un restaurante

Él: ¡Por fin nos han dado mesa! Sentémonos.
Ella: Sí, menos mal.

Él: Mira, mira, nos ha tocado una gorda al lado, ¡cuidado, no te acerques que va a reventar! jaja
Ella: Sí, madre mía, debe pasarse el día comiendo, ¡deberían cobrarle el doble por sentarse aquí! jaja
Él: Y el camarero, ¡vaya pinta! Si dan ganas de darle limosna en vez de propina, jaja
Ella: Sí, le voy a decir una marca de jabón, a ver si pilla la indirecta, ¡qué guarro, madre! jaja

En este tipo conversación se desprecia a los demás, a cualquier característica que no nos guste de los demás, tratando de demostrar que se es superior a ellos y que, por tanto, merecen ser humillados.

Esto no sólo NO seduce, sino que demuestra la poca valia que se tiene como persona. Cuando alguien se siente valioso, realmente, no recurre a este tipo de conversaciones como la de arriba. “La verdadera grandeza, no necesita la humillación del resto“. Amado Nervo.

El resumen de este tipo de chismorreo podria ser: “Somos superiores, chismorreemos humillando a los demás“.


Chismorreo como juego en sí mismo, sin maldad (SÍ seduce)


En un restaurante (2)

Él: ¡Por fin nos han dado mesa! Sentémonos.
Ella: Sí, menos mal.
Él: ¡Oh, oh! (hablándole al oído) ¡problemas! ¡En la mesa de al lado nos ha tocado un cura y esto me da mala espina! ¡Con el mal rollo que me dan a mí las bodas y lo que a ti te encantan. ¡Ey, ya sé, por eso has elegido esta mesa!
Ella: Venga, Alberto, ¡pero si estás deseando! Di la verdad, me has traido aquí para lanzarme una indirecta sobre lo nuestro.
Él: No, de eso nada. El cura que, por cierto, no para de mirarte, ha venido a perdonar tus muuuuuchos pecados. Fíjate, si está santiguándose y rezando por ti. ¿Lo oyes! Escucha… Padre nuestro que estás en los cielos…
Ella: ¡No, tonto, se santigua porque va a comer!
Él: ¡Tan mala está la comida que reza! ¡Ay, madre, que nos envenenan!
Ella: Pues ahora que lo dices, la carne que te han puesto parece de gato, ¿no le ves los bigotitos?
Él: Si, vas a llevar razón, me he fijado que los camareros tienen todos caras muy sospechosas, y el cocinero una sonrisa que me preocupa.
Ella: Pero tranquilo. Me da la impresión de que los que están aquí a nuestro lado son policías.
Él: ¿Te da la impresión? ¿No basarás tu deducción en que llevan gorras de policía, uniforme de policía, una placa de policía y un arma reglamentaria?
Ella: No me quites mérito, ¡no era tan fácil deducirlo!
Él: Pues el que tienes justo en la mesa de tu izquierda, se le ve demasiado solitario, lo veo algo nervioso desde que han entrado los policías. Ese esconde algo fijo. Por cierto, no para de mirar tu bolso.
Ella: ¡Qué tonto! ¡Pero si tiene cara de buena persona!
Él: También la tienes tú, ¡y fíjate!
Ella: No, ese chico me mira a mí porque soy muy guapa, ¡y es normal!, y tú estás celoso.
Él: Cuando se lleve tu bolso, me recuerdas lo de si estoy celoso jeje
Ella: Bueno, no te preocupes y cómete tu gato, digo tu carne, que tiene muy buena pinta y el cocinero no para de sonreir mientras te mira.
Él: Pues el cura sigue rezando por tus pecados sexuales, que han sido muchos por lo que veo, lleva ya casi diez minutos. ¡Ah, y también reza para que no se lleven tu bolso!
Ella: Bueno, tenemos a nuestro lado una autoridad en el cielo y varios de la tierra, asi que estamos salvados. ¡Dejémosnos de chismorreos y comamos!

La intención del chismorreo de esta conversación es totalmente benigna. La persona sobre la que se chismorrea es completamente secundaria, es sólo una excusa para iniciar un juego con la persona a la que estamos seduciendo. El juego reside en escoger cualquier acto o característica de alguien que tengamos a la vista y crear una historia imaginaria que nos afecta a nosotros, que somos realmente los protagonistas del juego. No se desprecia ni se humilla a nadie.

El resumen de este tipo de chismorreo quedaría con un: “Vamos a divertirnos haciendo como que chismorreamos”.

Os dejo otro ejemplo de este tipo de chismorreo.

En un restaurante (3)

Él: Mira, ¿has visto a ese señor que hay allí? Creo que le has gustado.
Ella: ¡Qué dices! No me digas eso ni de broma.
Él: No, no estoy de broma, está mirándote, creo que está pensando “mmmm, qué chica más guapa, seguro que le gustan los hombres maduritos como yo”.
Ella: ¡Calla, si podría ser mi padre!
Él: No seas antigua, si ahora se lleva eso de la diferencia de edad, ¡tonta! ¡Mira, otra vez está mirando!
Ella: Está mirando a la que hay detrás de mí, que es de su edad.
Él: Pues dirás lo que quieras pero, qué casualidad, está comiendo lo mismo que tú, ¡espaguetis! ¡Esto es el destino!
Ella: ¡Déjate, déjate! ¡Pues ahora verás! ¿Quieres guerra? Pues la vas a tener… A ver, déjame que mire… tú le gustas a aquella señora de 80 años, ¡no para de hacerte ojitos!
Él: Me gusta más el tema del señor madurito, ¡mira, mira cómo absorbe los espaguetis mientras te mira!
Ella: Pues que sepas que tu futura novia se acaba de quitar la dentadura postiza, ¡ahora si que está sexy!


Él: Pues anda que aquél…
Ella: Pues anda que aquella…

14 pensamientos en “Seduccion. Ligar. ¿Es bueno chismorrear para seducir? (El Violinista)

  1. Pingback: Seduccion. Ligar. ¿Es bueno chismorrear para seducir? « Arte de Seducción

  2. hola, ¿que tal seductores?, me parece una forma de seducir util cuando se acaban los temas de conversacion entre ambos, ami me ha sacado de varios apurillos ..:)

    Saludos y un placer disponer de esta web

  3. hola violinista, me ha gustado mucho la respuesta, me quedo con esta frase para el futuro, jejej

    “Ella: ¡Qué tonto! ¡Pero si tiene cara de buena persona!
    Él: También la tienes tú, ¡y fíjate! ”

    por lo demas, me parece una buena forma de salir del paso, aunque hay que tener mucha imaginacion y practica.

  4. Pero vamos a ver.
    No tiene mucho sentido tus ejemplos porque en la conversación que dices que NO seduce…los dos están actuando igual, con el mismo tipo de chismorreo humillante, osea que, si a los dos les va, pues una cosa en común que tienen.

    Lo de chismorrear con un objetivo secundario es otra historia diferente, en mi opinión.

  5. aether, la conversación primera he puesto como dos personas se dedican a “destrozar” a los demás. Entre ellos podría servir para entretenerse, pero no para seducir.
    Siempre hablamos de lo que, en general, seduce y lo que, en general, no seduce. Pero hay gustos pa to😉

    ¿Te seduciría a ti una persona que hablara despectivamente de los demás?

  6. Es que, por ejemplo,porque yo acostumbre a provocar celos, no significa que a mí me seduzca un chico, que se dedique a provocarme celos, en lugar de hacerme sentir especial y a gusto.
    Como el hecho que alguien sea arisco con los demás, no significa que le guste la gente arisca. Probablemente le guste recibir afecto de la gente cariñosa.
    En la primera conversación se muestra dos personas que tienen en común el hábito adquirido de humillar para sentirse por encima de los demás, lo cual, para nada deja suponer, que sientan atracción, ó deseo de estar con alguien que acostumbre a hacer lo mismo.

    Jugue.

  7. wenas y….¿ podria ser seductor hablar sobre las virtudes de otra persona para poner celosa a tu acompañante?

    Algo asi como…
    – Menudos ojos tiene esa de ahi! que poco corrientes son, ¿ crees que ami me quedarian bien?….

    Saludoss

  8. Jajajajaj muy bueno Violinista… por falta de tiempo no he podido leer el resto de comentarios, que sin duda complementaran como siempre tan bien a tus publicaciones; pero bueno, en mi opinión chismorrear si es una buena forma de seducir, haces reír a la otra persona, pudiendo demostrar así tu ingenio y agudeza mental con el tan exquisito humor inteligente, pero sobre todo lo que más importante veo, es la oportunidad de crear -complicidad- , eso tan importante para una buena seducción y atracción.

    ¡Saludos!

  9. Que geniales ejemplos, me he reido mucho con el segundo! Si algún día voy a comer con una chica y en la sala hay un cura, dos policias, un hombre solitario y se ve al cocinero, me pido carnse segurísimo xD

    El primer ejemplo la verdad es que es bastante extremo, pero pienso que se puede utilizar la crítica a los demás, pero siendo una crítica constructiva. Esto me recuerda a una vez que estaba en la playa con una chica. A varios metros estaban unas madres hablando mientras sus hijos jugaban salvajemente con piedras. La crítica a esas madres era obvia y no creo que conllevase nada de maligno en ello.

    Ethan creo que eso puede servir en según que casos, pero siempre desde un punto de vista juguetón, queriendo provocar celos benignos en la otra persona. Pero puede llegar a convertise en un arma de doble filo, según como reaccione la otra persona. Creo que puede funcionar en momentos de risas o cuando ya hay cierta confianza, no como piqueta para romer el hielo, sería absurdo xD

  10. Yo creo que los celos no sirven para provocar atracción, pero sí para calentar y mantener esa pizquita de incertidumbre en la pareja, sobre el dominio real, que pueda tener en nuestros deseos; siempre, claro está, celos discretos, que más que temor a perder al otro, despierten deseos de activarse y mantener el interés y la atracción del otro, porque nos hace sentir que lo vale… Que vale el interés y el tiempo que se invierte por mantener esa relación.

    Creo que esa incertidumbre mutua, (celillos) es la chispa, que mantiene viva la pasión, (no digo el amor) sino la pasión en una relación.

    Cuando se alcanza esa seguridad total, que nadie, nunca puede ocupar un lugar más preferente que uno, en los deseos y sentimientos de la pareja, seguridad y estabilidad emocional, taaan anhelada, ¡se acaba con la pasión!😕 ; la certidumbre acaba definitivamente con el deseo, (nadie desea lo que ya tiene seguro) y se convierte la relación y el amor en algo más fraternal, que sexual… Y, luego es fácil que la monotonía se instale, con los resultados tan negativos, que de esa monotonía se suelen derivar.

    Por eso creo, que, un poco de celos sí… pero lo justo, y dando bastante “cuartelillo” con, constantes reconocimientos a su valor en nuestra vida, para que el deseo siga vivo.

    Juguetona

  11. Gracias por matizar mi comentario Juguetona. Ciertamente una chica a la que acabe de conoces y que me hable de lo guapo que es fulano y los ojazos de mengano pues pensaría que estaría más por ellos que por mi.

  12. Eso es… yo te diría así:

    – ¡Vaya ojazos que tiene aquel!😯 ¡oufff, me encantan!😛

    Y luego añadiría, sonriéndote y guiñándonte pícara y juguetona, el ojillo:

    – Mejorando lo presente,🙂 ¡claro!😉

    Jugue.

  13. encuentro muy bueno eso de chismorrear con la persona que te gusta, eso te permite de hacer comentarios con de otras personas, sobre lo que en realidad tiene k ver con la que te gusta……… lo he hecho besos a todos y sobre todo a ti violinista, franchement je t’adore

  14. Pues si el chismorreo aveces mola pero tal cual como expresas aqui, el que mola es el que hace un momento de complicidad y donde el tema principal es algo que importa a la pareja, el chismorreo que habla de los demas es de muy mal gusto y creo que a pocas personas en el mundo les debe serbir como tecnica de seduccion… porque ya vimos que hay de todo !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s