Las mujeres me ignoran

Las mujeres me ignoran

(Nota: aunque el título de esta entrada es “Las mujeres me ignoran”, en realidad podría ser, “Las mujeres me ignoran / Los hombres me ignoran”, pues va dirigido a ambos sexos. Si he elegido ese título es tan sólo por comodidad a la hora de la redacción. Si eres mujer y estás leyendo este texto, sólo tienes que adaptar el lenguaje en la forma adecuada).

Los hombres me ignoran

Voy a enfocar el tema de seducción de hoy desde un punto de vista completamente diferente a los anteriormente vistos en esta web y totalmente novedoso en el área del amor y la seducción. Éste proviene de Psicología Creativa del Yo (PCY), un método muy novedoso y eficaz que utiliza el potencial del Hemisferio Derecho (HD) para solucionar los problemas del día a día.

Al ser una psicología eminentemente práctica, os anuncio que recientemente he creado un grupo en Facebook (que está ahora en sus inicios), para aquellas personas que quieran mejorar en el área del amor y la seducción, practiquen conmigo en el grupo, y vean lo bien que funciona. Está destinado a hombres y mujeres, tanto para los que ya tengan pareja como para los que no la tengan.

Ahora sí, comienza el post de hoy, “Las mujeres me ignoran”, donde se aborda esta situación contemplándola de esta nueva perspectiva de PCY.

¿Eres hombre y te ignoran las mujeres? Si es así, seguro que crees que tienes un “problema para seducir”, que te falta habilidad, o que deberías aprender más sobre seducción, sin embargo, ya te adelanto que no es así. No tienes un problema de seducción, tienes un problema de quién eres en la seducción, como ahora veremos.

Vamos a comprobarlo:

¿Cómo te defines a ti mismo con las mujeres? ¿Qué dirían de ti las mujeres de ti si les preguntaras? Coge un bolígrafo y anótalo en una hoja de papel, con tres o cuatro etiquetas que te describan estará bien.

¿Ya lo has escrito? Es importante que lo hagas. Sólo te llevará unos segundos y merecerá la pena, después sabrás por qué 😉

He formulado la pregunta a muchos hombres, la de cómo se definen a sí mismos, y los que tienen más dificultades para atraer casi siempre coinciden escribiendo definiciones similares: “Soy alguien educado, correcto, amable, simpático…“.

Eso está bien, ¿pero es suficiente para seducir y atraer a las mujeres? Por el historial de sus fracasos, parece que no.

En el otro lado, si les preguntamos a las mujeres cómo definen a los hombres que no les atraen, añadirían a las etiquetas de arriba: “Es alguien inseguro, que no cree en sí mismo, sumiso, aburrido, dependiente, que no tiene iniciativa, etc.”

Pero hay más, si les haces la pregunta contraria, la de qué tipo de hombres sí les gustan, sí les atraen, te dirán algo como: “Alguien alegre, atrevido, seguro, que se gusta a sí mismo, que se siente atractivo, con vitalidad, con metas, etc.”

Si repasas las etiquetas que has escrito sobre ti mismo, y las comparas con las del tipo de hombre que se sienten atraídas las mujeres, verás que no coinciden.

Entonces, la conclusión es sencilla: ¡cómo vas a atraer a las mujeres, si te estás identificando con un tipo de hombre que no atrae a las mujeres! ¡Imposible! Ahora está clara la situación: puede que todo lo que hagas o digas sea ‘perfecto’ y que lo hagas todo ‘bien”, pero no es eso. Lo que no le gusta de ti es con quién te identificas, no le gusta ese ‘tú’, en definitiva, no le gustas quién eres seduciendo.

Como decía el gran Joan Manuel Serrat en su canción:

“Me gusta todo de ti, pero tú no, tú no”.

Ahora que ya conoces cuál es la causa que origina los problemas, vamos a centrarnos en las soluciones. Si lo que te separa del éxito con las mujeres es ese ‘alguien’ con el que te identificas actualmente, el primer paso es dejar de hacerlo y, a cambio, identificarte con alguien que sí tenga éxito seduciendo, convertirte en alguien que sí seduce, que sí atrae. Así de sencillo y así de simple.

Y aquí viene lo más importante de este post. No lograrás convertirte en ese alguien incorporando a tu vida más conocimientos, ni aprendiendo más estrategias, ni luchando contra ti mismo, ni nada que tenga que ver con tu parte más racional, la de tu Hemisferio Izquierdo (HI), sino que lo lograrás con tu parte más intuitiva, creativa e inspiradora, la de tu Hemisferio Derecho (HD).

Decía Einstein:

“Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de pensamiento en el que se creó”.

El pensamiento racional es el que originó tu problema. Cuando comenzaste a tener algunos rechazos con las mujeres, ‘lógicamente”, comenzaste a pensar que había algo mal en ti. Esa lógica es la que no te deja avanzar, la que te atrapa en ese ‘Yo’ que no seduce, y no te permite enfocarte en lo que quieres ser, en quién te quieres convertir. El pensamiento racional no te dejará dar ese salto que necesitas para dejar de identificarte con ese “Yo” culpable de tu fracaso en la seducción.

¿Cómo sí puedes lograrlo? Como decíamos, activando, conectando y cultivando el pensamiento creativo del Hemisferio Derecho.

¿Cómo se hace eso? Con una nueva perspectiva basada en técnicas de Psicología Creativa del Yo (PCY).
Como se trata de practicar, justamente por eso, he creado como decía un grupo de Facebook, para que comprobéis lo efectivas que son.

Este grupo es tanto para hombres como para mujeres, y te será útil si estás en alguno de estos casos:

1) Tienes pareja pero tu relación no termina de funcionar, de fluir.

2) Para ti es muy fácil atraer y tener relaciones esporádicas, pero ya estás cansado/a de eso, y quieres algo más duradero y que merezca la pena.

3) Te cuesta mucho atraer. Cada vez que te gusta alguien, no logras que se fije en ti.

Si quieres unirte al grupo, ahora está comenzando, este es el enlace.

Nos vemos por aquí, o bien en el grupo 😉

* * * * *

Artículos relacionados:

Qué le digo para conocerla.