Seducción. Torpezas sexuales que matan la libido

¿Quieres tener éxito sexualmente, ser un buen amante? Lee este artículo, donde explican lo que NO hay que hacer para así evitar el fracaso en el intento.

Torpezas sexuales que matan la libido (redactado por Marian Benito)

Aunque la pasión les desbordó, no era cosa de perder el control. Por eso, corrió dando saltitos con los pantalones y calzoncillos por los pies hasta el cajón donde debía de guardar algún preservativo. Igual que un pingüino cuando escapa de la foca. La estampa, en principio divertida, pasó a patética cuando cayó de bruces y la cortina se vino abajo con él. Con ella se desplomó también el ataque de efusión. Era la primera vez que estaban juntos. Y fue la última.

Admitámoslo: no somos Glenn Close y Michael Douglas en Atracción fatal. Pero, igual que en el cine, la estética tiene un peso enorme y todo el deseo, excitación y asalto hormonal se pueden desvanecer de un plumazo a causa de un gesto ridículo, una frase desacertada o incluso una preguntita inoportuna. Rasgarle las ropas a nuestra pareja para llegar cuanto antes a nuestro objetivo es apasionante, pero ¿lo es tanto si acaba de estrenar camisa?

Comentarios fuera de lugar

¿Por qué somos tan torpes? Según la compañía estadounidense Medical Insurance, cada año casi un tercio de las personas sexualmente activas sufre un accidente a causa de la práctica sexual: catres rotos, esguinces de caderas, calambres musculares… ¿Tan complicado es antes de empezar cerciorarse de que todo está correcto y nuestra flexibilidad a punto?

Por desgracia, además de estos gags, que con el tiempo se recuerdan casi siempre con una buena dosis de humor, en nuestro expediente vergonzoso bajo las sábanas abundan más las torpezas verbales: “¿Con cuántas mujeres has estado?” “Déjame que mire quién llama”, “¿En qué piensas?” Son palabras que matan al instante el erotismo ¿Por qué ocurre? La respuesta sexual es congénita y, por tanto, simple. Pero no lo es nuestra destreza. Y como dice la psicóloga clínica y sexóloga Miren Larrazábal, autora de Sexo para torpes: “A veces, cuanto más empeño ponemos, peor. Detrás de cada metedura de pata hay unos niveles elevados de ansiedad, expectativas demasiado elevadas, sentirse evaluado, etc. Son bloqueos que llevan inevitablemente al traspié sexual”.

Hay desastres anunciados, y Miren Larrazábal menciona algunos: “Intentamos aclarar sentimientos en pleno actual sexual, juzgamos su actitud en la cama, mencionamos a un ex”. Es entonces cuando el traspié se convierte en un auténtico jarro de agua helada. “Es verdad “, añade la sexóloga, “que en la pareja debe haber sinceridad, pero la sinceridad sin delicadeza es pura brutalidad. En el acto deberíamos abandonarnos a la sensación de placer y buscar en otro momento el modo de decir esas cosas que no le gustan a uno del otro de manera que se minimice en lo posible el impacto emocional. La mujer, por ejemplo, es especialmente vulnerable a los comentarios acerca de su físico y al modo de practicar sexo”. Aunque no se verbalicen, la pareja percibe esos complejos y pensamientos negativos que impiden demasiado despliegue, y poco a poco se va desmoralizando hasta perder por completo su arrebato pasional: “Con esta postura verá mi celulitis”, “Tanta luz dejará al descubierto mis michelines”… El hombre, en cambio, teme no cumplir las expectativas.

El mejor antídoto es el sentido del humor

A veces ni siquiera es torpeza, sino la desidia de muchas parejas que se instalan en la rutina. Y puede ocurrirle a cualquiera. En su libro Tipos en la cama, el psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin habla de los fálico-astutos, que son quienes piensan que ellos tienen el pene y, por tanto, dominan la situación. Según el experto: “Estos tipos histriónicos y fanfarrones calientan la pava. Fuera de la cama, muchas fantasías y expectativas, pero en la intimidad no hay nada de lo que prometieron”.

Una vez que uno “mete la pata” en el terreno sexual es importante saber cómo salir y reanudar el juego erótico. “Si la emoción ha sido muy potente”, responde Larrazábal, “lo mejor será dejarlo hasta otro momento. En caso de que haya sido un incidente trivial, no es difícil intentar recuperar el deseo, pero sin ansiedad ni obsesión, como si fuese un juego y con grandes dosis de sensualidad y, sobre todo, de humor. La risa es el mejor bálsamo. Lo peor es dramatizar”.

Mientras, los españoles nos quedaremos con el trofeo que conceden las encuestas a nuestros hombres como los mejores amantes. Aunque para mantener ese liderazgo en la cama, mejor será mantener alejados de la cama la televisión, el móvil, el WhatsApp, etcétera.

(Fuente del artículo original, aquí)

* * * * *

Si quieres leer más post de tu interés, puedes encontrarlos ordenados en la Guía de la Web.

3 pensamientos en “Seducción. Torpezas sexuales que matan la libido

  1. Exceptuando lo de intentar aclarar ó solucionar algún conflicto, (complejo, celos, preocupaciones, malentendidos etc) mientras hacemos el amor, que me parece obvio, que deberían estar resueltos antes, para la práctica óptima del sexo, y para cualquiera, que suponga un disfrute, todo lo demás que menciona el artículo, siempre lo he tomado, como ingredientes, que aparecen de casualidad, que se suman al juego erótico, aportando su punto, siempre positivo, si la pareja está en el estado positivo apropiado.

    Recuerdo ahora, un momento de gran tensión que viví, que ahora entiendo que podría haber llevado al traste una tarde inolvidable, con el hombre, que acaba de iniciar con éxito un romance, justo cuando hacía sólo unos meses, que él había terminado una bonita y larga historia de amor…
    Buscando precisamente, y apresuradamente un preservativo suelto en algún cajón, pues la caja, con la que contaba acababamos de descubrir que estaba vacia, para desolación nuestra, entre la ropa que iba sacando y tirando al suelo, apareció un body precioso, que, supuse enseguida, él tenía guardado, bien con la esperanza de volver a vérselo puesto algún día, ó porque aún seguía sintiendo por ella el deseo de un vínculo, que no quería romper en verdad, y que aún estaba lejos de sentir por mí… Naturamente, pero desoladoramente también para mí… igual que la falta de preservativo, para culminar un encuentro íntimo, que había sido, hasta el momento, inmejorable!

    Al verlo, él no pudo evitar impresionarse… y recordarla (supuse empáticamente) y, a la vez, sentirse apurado por mí, que también me pilló por sorpresa, el sentimiento de… ¿frustración? ó algo parecido, que despertó en mí, la evidencia del lugar tan poco importante, que ocupaba en la vida y el corazón de ese hombre, que para mí, en cambio, era el único, desde unas semanas atrás, que aquel body acaba de hacer consciente, como si ELLA, hubiera aparecido de la nada, y estuviera de repente allí… Entre los dos … y se hubiera autoinvitado a participar en nuestro juego erótico…

    Entonces, ¡Juguetona se animó! Si ella acababa de hacer su aparición, ¿Por qué no iba yo a querer jugar con ella también? Si a mí no me había hecho nada, y a él aún le gustaba!!😛

    – A veeeeeerrrrr… ¿Es de ella?
    – Pues sí… fue el primero que usó… Ya no se lo ponía nunca, porque empezó a gustarle …
    – ¡Calla, calla ! shissss… ¡Tenemos el mismo gusto las dos, para la ropa interior también!🙂 ¡Voy a ver si me sienta igual de bien que su primer chico!

    ¡Me lo puse! Era precioso, aunque me quedaba bastante estrecho de pecho, jajaja Cuando me puse de pie y me miré al espejo, ¡ambos nos quedamos flipaos! surgió una imagen increiblemente explosiva y sexy de mí misma, tan impresionaaanteeee, que borró de un plumazo la que los dos teníamos de su ex…

    –😯 ¡DIOS MÍO, JUGUETONA!
    – ¡uy, qué miedito esa mirada ! ¡QUIETOOORRR!
    – ¡Espero que te gusten los bebés!
    – Un respetoooo, que esto es como si ella estuviera aquiiiiii
    – ¡Ni aunque estuviera con con mi suegra al lao, iban a impedirme hacerte lo que voy a hacerte ara miiismooo
    – ¡Uy, que mooorboooo! ¡me parece verlaaassss!
    – …. .
    Él se olvidó de ellas y de todo… Yo no… Pero justo eso… ¡Me hizo disfrutar el doble mi éxito aquella tarde inolvidable!!😉

  2. Dios Juguetona, me has hecho recordar algo que hacia mucho que no pensaba y desde luego me sirvio muchismo en su momento para superar adversidades…

    Uno no es bueno porque le salgan las cosas a pedir de boca de bien, uno lo es porque sabe, al igual que Bruce Lee en las artes marciales, aprovechar las adversidades como viento de propulsión para seguir avanzando hacia donde quiere llegar.

    En tu historia puede verse que tambien pasa lo mismo😉

    Joe me siento super orgulloso de tener una amiga como tu, siempre me estas enseñando cosas valiosisimas ^^

    UN ABRAZO MU GRANDE

  3. León, ¿León? Últimamente ¡no hacemos otra cosa que abrazarnos a diario! jajaja… Sabes, que estos días has sido esencial, aportando corazón, ternura y sentimientos, a mi juego de seducción… Bueno, ¡siempre eres esencial para mí! Pero estos días, hemos vivido juntos una experiencia preciosa, que me ha llevado a uno de los más maravillosos ¡¡éxitos de seducción!! en la que has sido ¡uno conmigo! Y soy yo la que me siento orgullosa y afortunada de contar con un amigo como tú.😉

    Otro abrazo, ¡ala!😛

    Jugue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s