Hipnosis y técnicas para seducir. ¿Funcionan? ¿De qué manera?

En estos días, se está emitiendo en España, en el canal Discovery Max, una serie de episodios protagonizados por Derren Brown, un famoso ilusionista británico, mentalista e hipnotizador. Le han realizado una entrevista para la revista FHM, y me ha llamado mucho la atención que, en una de las preguntas, le piden que describa algunas técnicas para llevarse a mujeres a la cama. En principio, se esperaría que Derren ensalzara la importancia de las técnicas y de la hipnosis para seducir, como defienden algunos supuestos “gurús” de la seducción. Sin embargo, su respuesta es otra:

Si en tu interior realmente no eres encantador ni simpático, esto no te va a funcionar. Porque estarías usando técnicas extrañas“.

Me ha encantado que la respuesta de este experto en hipnosis y mentalismo coincida plenamente con lo que hemos comentado en esta web infinidad de veces, por ejemplo, en los posts: “Lo que ocurre al aplicar técnicas y no el corazón“, “Quiero seducir, ¿qué hago?“, “Decidme qué tengo que hacer, necesito consejos“.

Aquí dejo la entrevista completa.

Derren Brown, el mentalista de Discovery 

La última sensación de los docu-realities nos habla de hipnotizar gallinas, conseguir acostarse con mujeres y matar a Uri Geller.

Para los que no te conocen en España. ¿Qué podemos esperar de tu nuevo programa en Discovery MAX?

He estado haciendo mis espectáculos durante trece años. Comencé como hipnotizador y mago, que con los años se convirtió en magia psicológica y en lectura de la mente. Eso siguió avanzando hasta que me resultó fácil influir en las personas y proporcionarles experiencias psicológicas. Una especie de ilusión mental. Los programas que se van a emitir en España a través de Discovery Max son los más recientes. Tienen una parte de representaciones con personas que participan en directo y en los que buscamos un nuevo desafío o idea en cada episodio. Uno de estos experimentos, con los que ganamos el BAFTA el año pasado, fue intentar comprobar si se puede hipnotizar a alguien para cometer un asesinato. Que es lo que alegaba la persona que mató a Bobby Kennedy. Así que en el primer programa hipnotizamos a alguien para que, sin que lo supiera, tuviera que asesinar al actor Stephen Fry.

¿A Stephen Fry? Pero si es muy agradable el tío…

Exactamente [RISAS]. Era ideal para él porque pasa mucho de su tiempo siendo tan agradable que pensé que sería bueno hacer algo que fuera un poco más atrevido que sus típicos papeles en los que sale simpático. Creo que él hace de una excelente víctima. Claro que Stephen estaba al tanto de todo esto desde el principio, entendía lo que estaba pasando. Pero el público y el hipnotizado no tenían ni idea.

Una persona con el poder de convencer a la gente de hacer lo que quiera,  lo primero que haría sería conseguir tías. ¿Hay alguna técnica que hayas usado o que puedas contarnos para llevarse una mujer a la cama?

Creo que el mundo ya está saturado, especialmente lo está internet, de técnicas de seducción y cosas parecidas. Con técnicas de manipulación para conseguir lo que uno desea o hacer que la gente se comporte de una determinada manera o también para acostarse con alguien. Y es una pena porque estas técnicas intentan ocultar la realidad. Si en tu interior realmente no eres encantador ni simpático, esto no te va a funcionar. Porque estarías usando técnicas extrañas. Las personas que quieren técnicas se esconden de la gente, no quieren conectarse de forma abierta y honesta con las personas. Sé que es una respuesta aburrida, pero es la única respuesta. No se trata de ingeniosos trucos lingüísticos, hay un montón de ellos en Internet, pero no creo que lleguen a ser realmente significativos.

¿Existe alguna manera en la que pueda transformar a uno o dos políticos en personas buenas y honestas?

Creo que estaría más allá de mis habilidades o de las destrezas de nadie [RISAS]. No sé qué determinada forma de pensar hace que alguien se convierta en político. Habría que hacerle creer absolutamente que la opinión sobre algo concreto es la correcta. Pero no sabría hacerlo. Encuentro que las zonas grises de la vida son mucho más interesantes. Hay partes en las personas que están más allá de los poderes de cualquier individuo que lo desee cambiar.

Uno de tus programas ganó el premio BAFTA. ¿Influiste mentalmente en el jurado o que ocurrió?

Ni siquiera sé quién fue el jurado, es todo tan secreto. No, me temo que ha ganado con justicia. Pero, de nuevo, si yo hubiera manipulado al jurado, no dejaría hacerlo. Que cada uno saque sus conclusiones…

Supongo que conoce una serie llamada El Mentalista…

Sí. Bueno, algo. Hasta donde sé en realidad está basado en mí. Lo sé porque cuando se pusieron a hacer los DVDs de la serie, se pusieron en contacto conmigo. Creo que el autor de la misma es un inglés muy fan de mi trabajo, pero yo no veo la televisión, no tengo. Algunas veces veo DVDs pero no tengo tiempo para esas cosas. Así que imagino que estará trasladado al mundo de la ficción. Muchas de las cosas que hago se basa en hacer que las cosas las hagan en realidad los otros, y no es tan fácil o tan impresionante como en una versión ficticia, donde todo es un poco más engañoso en términos de lo que es posible. Pero la verdad es que yo no he visto la serie.

¿Y no te ha pedido nunca la policía colaboración para resolver complicados casos?

Lo ha hecho. Cuando empecé recibía todo tipo de peticiones, pero desde el principio dejé claro dónde trazar la línea. En la profesión hay muchos que andan diciendo que son mediums y estafan a la gente. Algunas personas incluso creen en lo que están haciendo. Pero lo que yo estoy haciendo no es paranormal. Tengo que encontrar el equilibrio de honestidad y de crear el sentido de la maravilla, entre ser divertido y desconcertante sin engañar al espectador. Por eso soy muy cuidadoso en no involucrarme en nada que no sea eso. Por ejemplo hay gente que me pide ayuda terapéutica. Algo de ayuda en esa área puedo aportar, pero me parece mejor mantenerme fuera de esos mundos, ya que lo mío se basa en el entretenimiento. Tratar de ser divertido y hacer que funcione.

¿Dónde podemos obtener tus habilidades? No hay universidad para esto, ¿no?

No. Bueno, cuando estaba estudiando Derecho, durante el primer año de universidad vi a un hipnotizador realizar un espectáculo y me dije “esto es asombroso”. Así que compré todos los libros sobre el tema y empecé a hipnotizar a otros estudiantes.  Luego me entró el gusanillo por la magia, ya sabes trucos de magia de manos y cosas por el estilo. Y con el tiempo y el estudio terminé uniendo esos dos tipos de áreas, la hipnósis y los trucos de magia. Pero tienes razón, no hay ningún lugar real para aprender nada de esto. Depende de descubrir tus propias habilidades y de tener ideas y la forma de llevarlas a cabo. No siempre encontraba a un individuo lo suficientemente sugestionable para poder practicar. Así que no hay entrenamiento oficial para ello. Supongo que cualquiera puede hacerlo si sólo encuentra tiempo libre para ponerse con ello y le dedica muchas horas. Y tiene algo de obsesión por el tema.

¿Todos el mundo es apto para ser hipnotizado? ¿Hay que encontrar a la persona correcta?

Algunas personas son más sensibles que otras. También depende de los propósitos del hipnotizador. Si por ejemplo alguien quiere dejar de fumar es más fácil que funcione que si lo hipnotizas para hacer algo divertido en el escenario, eso no va a funcionar en tanta gente. Se busca a alguien más sugestionable, de personalidad más extrovertida y a veces te soprenden. Cuando haces un espectáculo en el escenario, algunos intentan atraparme y descubrir el truco. Al final son los que terminan siendo más predecibles porque, por ejemplo, si les pido pensar una letra del alfabeto, la gente corriente pensaría entre la A y la Z, o sea, 26 posibilidades. Pero aquellos que lo ven como un reto ya sabes que pensarán en una letra de la Q a la Z, buscarán algo inusual y para mí es más fácil.

¿Es posible hipnotizar a alguien mientras se mantiene una conversación normal sin que lo note?

Es posible. Tendríamos que estar cara a cara, aunque también depende de lo que entendamos por “hipnosis”. Es un concepto muy resbaladizo, un orador carismático hipnotiza a su público. No es realmente la hipnosis como tal, pero se le acerca. Ese orador carismático pone las ideas poderosamente en las cabezas de la gente, haciendo que las acepten sin que ellos lo evalúen críticamente, atrapados por el carisma del que habla y la atmósfera del evento. Es lo que se conoce como hipnosis despierta. Más común de lo que se cree.

Es un clásico aquello de hacer que una persona se crea una gallina, pero ¿puede hacerse al revés? ¿Se puede hacer que un pollo crea que es una persona? ¿Alguien lo ha intentado?

Se puede. Se pueden hipnotizar animales, incluso a un pollo. Es muy gracioso. Les puedes hacer entrar en trance porque forma parte de su sistema de defensa. También a los conejos. Es como que consigues que se hagan los muertos para no ser comidos y luego les puedes despertar con una palmada. Pero ¿conseguir que se crean una stripper en el escenario…? No, eso no lo he intentado.

Una idea para un nuevo programa: ¡Duelo a muerte de mentalistas! ¿Quién sería tu némesis?

¡Me gusta esa idea, podría hacerse! Creo que elegiría a Uri Geller, ¿lo conoces?

Es el tipo que doblaba cucharas con José María Íñigo en los ochenta, ¿verdad?

Sí, el mismo. Quizás pudiera hipnotizarle para que en vez de frotar una cuchara para doblarla, frotara su propia cabeza hasta que la perdiera. Esa sería la técnica [RISAS]. La verdad es que no hay muchos como nosotros por ahí, así que un segundo programa tendría que ser un duelo entre… ¿Gandalf y Sauron?

Eso no estaría mal. Y por último: ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser un mentalista?

Lo peor es que es un poco agotador. Tengo gente que… no son exactamente acosadores… Son personas que van a mis espectáculos y luego, de vuelta en sus casas, piensan que ando metido en sus cabezas, que les obligo a soñar cosas. Supongo que el espectáculo que doy atrae a gente con esta predisposición. Lo mejor es que resulta relativamente fácil conseguir cosas como un ascenso en el trabajo. O trucos para la vida diaria.

¿Por ejemplo?

Hay que pensar de manera impredecible. Si estás en el autobús y no quieres que nadie se siente a tu lado, no pongas la mochila en el asiento. Eso es lo que hace todo el mundo y sólo sirve para cabrear y retar a las demás personas. Lo mejor sería sonreír ampliamente a todo el que pase e invitar a que se sienten dando unos toquecitos en el asiento con la mano. Te verán como un loco y no querrán juntarse a ti.

Eso lo he usado yo alguna vez.

Pues es una forma de pensar de manera distinta. Y funciona

(Fuente del artículo original, aquí)

LECTURAS RECOMENDADAS

Lo que ocurre al aplicar técnicas y no el corazón

Quiero seducir, ¿qué hago?

Decidme qué tengo que hacer, necesito consejos

* * * * *

Si quieres leer más post de tu interés, puedes encontrarlos ordenados en la Guía de la Web.

3 pensamientos en “Hipnosis y técnicas para seducir. ¿Funcionan? ¿De qué manera?

  1. Buenasss!!! Aquí voy a dejar algo que me hizo entender Chuloplaya, y me parece convicente, en los casos, que el objeto de nuestro deseo, después del cierre, (por los motivos que sean) intente enfriar la relación, recurriendo al típico argumento (típico en mí,😕 al menos) :

    – Bueno… Es que creo que nos estamos confundiendo… En verdad no tamos enamoraos, ¡Seamos adultos! Necesitábamos un poco de emoción (sexo, hacer una pequeña locura, magia, ó lo que proceda según se diera el caso)

    Ellos, suelen responder con:

    –😯 ; y luego, bien con enfado, ó decepción (lógico y lo sobrellevo) ó pena (lo peorrr

  2. (continuo… ) Bueno, pues Chuloplaya, al que esta vez, le comenté antes que a mi chico mi habitual sentimiento de arrepentimiento, ó mis irracionales ganas de salir por patas, jejeje; me dijo algo sencillo, pero que ha logrado que yo reconozca, ó reconecte con mis sentimientos (positivos) y mi deseo real, al margen de sabrá dios, qué ocultos temores me invaden, y que acaban apagándolos siempre.

    Me dijo:

    – Bien, sí… Puede que necesitaras esa emoción… ¿Pero despertó él esa emoción que necesitabas? (SÍ) ¿Sigues sintiendo esa emoción? (SÍ, pero no es amooor) Vale… No será amor… No será
    que estás enamorada; pero es que, seguramente, ¡no es eso lo que necesitas! Si eres feliz ya, así… ¿Qué más da que no sea amor? ¿Por qué renunciar a continuar disfrutando con él y cortar la relación? ¿Qué te falta? ¿Saber con certeza que es amor?
    ¿Para qué? A él le llena lo que recibe de tí, y a tí lo que recibes de él, sea lo que sea…

  3. (perdonadme, algún duende me envia los posts sin acabar :?)

    Entonces, creo que, si cuando alguien os argumenta que confundió sentimientos, y por ello desea terminar la relación, en lugar de intentar convencerle, que sí es amor, ó enfadaros porque no os aman, ó dejar que la pena os invada, encuentro más seductora esta respuesta:

    – ¿Y cual es el problema? Creiste que era amor, ó enamoramiento, y no lo era… Quizá tengas razón, y esto sólo sea un capricho; la diferencia entre un amor eterno y un capricho, es que estos últimos se disfrutan, ¡y duran muchísimo más! Continuemos pues…
    hasta que se nos quite el capricho…
    Anoche al responderle a su mensaje de buenas noches amor, le le respondírespondí:

    – Buenas noches… Capricho mío…

    – Nunca he sido el capricho de ninguna mujer… ¡Y

    me encanta! Recuérdame que te coma enteria a besos, la próxima vez que te vea…Mas puesto tó caprichoso perdio…

    ¡Fenomenal!… ¡Estamos encaprichaos! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s