Seducción hacia la salud. La visión de un amante

Como sabéis, llevo bastante tiempo en el que ya NO analizo la seducción, ni estudio ningún tipo de técnicas para seducir, sino que me limito a divertirme, disfrutar y sentir. Lo curioso es que así se seduce mucho más, y sin esfuerzo. ¡Los resultados son inmejorables! He escogido un texto de Osho que se relaciona con esto.

La visión de un amante (Texto de Osho)

Escucha a los pájaros; ¡pero no de una forma científica! Mira las flores; pero no de una forma científica, porque cuando observas una rosa de forma científica estás viendo un tipo de cosa totalmente distinto. No es la misma rosa que experimenta un poeta…

Así que cuando salgas de tu laboratorio, olvídate por completo de los átomos, del cosmos; en su lugar, empieza a ver con una mirada renovada, con una visión diferente: la visión de un niño, la visión de un poeta, la visión de un amante.

Cuando mires a la mujer que amas, nunca pienses en términos de biología… Ella no es biología, ella tiene un ser mucho más grande de lo que pueda contener cualquier biología. Cuando beses a tu mujer, no pienses en términos de lo que se está transfiriendo químicamente de labios a labios, ¡te parecerá asqueroso! No verías ninguna poesía, no entenderías de qué hablaban todos esos poetas…

Cuando estés haciendo el amor con tu mujer, no pienses en término de hormonas, no hagas esa tontería, o el acto amoroso se convertirá en un simple fenómeno mecánico. Estarás ahí y, sin embargo, no estarás. Sólo serás un observador, no un participante. Y el gran secreto del poeta es la participación.

Cuando estés mirando una flor, conviértete en la flor, danza alrededor de la flor, ponte a cantar, canta aleluya. ¡Participa en ella! Abandona la indiferencia, la objetividad, el alejamiento. Abandona toda tu actitud científica. Vuélvete un poco más fluido, más blando, más fundido. Deja que la flor le hable a tu corazón, deja que la flor entre en tu ser. Invítala, ¡es una invitada! Entonces saborearás un poco el misterio.

Este es el primer paso hacia lo misterioso, y el paso definitivo es: si puedes ser participante por un momento, tienes la llave, el secreto. Entonces conviértete en participante en todo lo que hagas. Cuando camines, no lo hagas mecánicamente, no te limites a observarlo. Cuando bailes, no lo hagas técnicamente; la técnica es irrelevante. Puedes ser técnicamente correcto y, no obstante, perderte toda la dicha del baile. Disuélvete en la danza, conviértete en la danza, olvídate del danzante”.

Posts relacionados: “La importancia de divertirse“, “El peligro de lo racional

* * * * *

Si quieres leer más post de tu interés, puedes encontrarlos ordenados en la Guía de la Web.

71 pensamientos en “Seducción hacia la salud. La visión de un amante

  1. El Violinista publica estas cosas pa que yo sude por el esfuerzo de no llevar la contraria. De fijo.

  2. Alicia, eres libre de llevar la contraria a todo lo que quieras. Sólo hablo de MI GRATA experiencia, y la comparto con los demás😉

    ¿Te apetece compartir alguna vivencia agradable y seductora? Sé que tienes muchas🙂

  3. La observación y experimentación científica nunca resta, solo amplía.

    Otra cuestión es el análisis simple y la falta de capacidad para absorber más de una cosa a la vez (y creer que es imposible que pueda existir otra forma de mirar).

    Al final voy a pensar que los textos de Osho son recetarios para personas que no pueden acceder a diferentes estados en sí mismos sin que resulten opositivos, y que por extrapolación se lo tienen que explicar mediante exclusión de esos estados.

    Contra, ¡si lo increíble es que las cosas suceden! Ya con eso tenemos una vida mínimo de entretenimiento, jajaja😀
    Ahora, que porqué funcionan, y cómo (y otras cuestiones like cuando, cuanto, con qué, para qué…), pues ya de eso se va encargando la observación científica, y sus diferentes campos.

    Por otra parte, confundir el esquema estructural que estás utilizando para ampliar tu experiencia es uno de los errores en los que puedes caer cuando no eres riguroso. “Mecanismos” es una de las partes de la observación científica, que se podría entender bajo la pregunta “cómo”.

    De “Lo que sucede” emana la posibilidad de ser observado, y de su observación. Consecuentemente, el “objetivizar”, convertirlo en objeto.

    Sin embargo, ¿esto no se había superado ya? Objetivizar es una abstracción, a la que se llega y de la que se parte, tras creer experimentar una independencia, es decir, tras comprendernos como diferentes de lo que nos rodea. Lo experimentado es el contraste.

    La observación científica saca a la luz ese contraste, pero no lo reafirma, solo lo explora.

  4. Violinista, léelo sin tus marcos:

    ¿Qué más amor por la vida se puede tener cuando te concibes como una respuesta de contraste? Eso implica entenderse unido al todo. Es una sensación de integridad no desde la indolencia de la independencia, sino desde la plenitud hacia la diferenciación.

    Eso es una concepción vital, no un simple fallo argumental. Me implica a mí con el resto y al resto conmigo. Me hace más consciente de que estoy, y me sé sintiendo.

    Repito, la ciencia explora los contrastes, no los reafirma. Nos hace más conscientes de lo mucho que nos une y lo poco que nos separa, amplifica el acceso.

    Osho reivindica esta sensación, pero comete un error al identificar lo que no se corresponde con esa sensación, con la observación científica. A ti no te parecerá grave, pero es por estas cosas por las que la gente tiene una idea poco construida de lo que significa la investigación, y el porqué de su necesidad.

    La visión científica no está alejada de nosotros. De hecho, es uno de los fundamentos hacia los cuales el ser humano tiende, la exploración de los límites.

    Por poner un ejemplo, la música, que tanto nos hace disfrutar, es una exploración en esos límites, es una exploración en la relación del mundo a través del sonido.

    ¿Crees que comprender esto le resta intensidad? Lo hace aún más fascinante. Te mueve desde dentro, como a un niño.

    Y sucede exactamente igual a esto:
    ->Empieza a ver con una mirada renovada, con una visión diferente: la visión de un niño, la visión de un poeta, la visión de un amante.<-

    Es mi corazón lo que escribo en estas líneas. Es puro disfrute, curiosidad, es recreación, es pasión, es la sensación de quien se escapa de lo que le constreñía.

  5. Vale, Violinista, captao, que lo que quieres es divertirte, y que explicar qué me provoca diversión, no te parece divertido. No sucedería a la inversa, sin embargo.

    Así que, borra esos dos comentarios, que el hecho de que se ignoren o se malinterpreten no ha sido su pretensión al escribirlos.

    Paz, men😀

    (jodó, de verdad es que ¡¡siempre igual!!… pero al menos discutir contra molinos de viento ayuda a clarificar las cosas, hoy es un buen día)

  6. Lo reconozco, me ha encantado que no hayas seguido ordenes, y además tan explicitamente. Ains, esa rebeldía, ¡qué bien te sienta!

    Ya ta. Me voy a dar un paseo, más alegrao toa la tarde😀

  7. Vale, ¡Yo tampoco puedo hacer ese esfuerzo de no compartir lo que siento al respecto de limitarse uno a sentir!

    No es tan sencillo para mí “limitarse” una, a sentir y disfrutar.

    Vamos, ponerse límites a uno mismo, igual para pensar, analizar, y sufrir, que para divertirse, requiere, creo, de mucho control mental y gran dosis de racionalidad.

    Mi visión y mi experiencia de niña, de poeta, y de amante, es que gran parte de los sentimientos de mi corazón, de las percepciones, ó la traducción en gozo, ó sufrimiento de todas las sensaciones físicas, y de las emociones que siento, se deben en gran parte al grado y modo de exitación mental que algo llegue provocarme.

    El misterio es exitante justo por el deseo (¿innato?) de conocer, descubrir, averiguar y comprender; el poder de las asociaciones mentales, es necesario para que la visión de una rosa te llene de emociones, ó sentimientos, de lo contrario, la contemplación de una rosa, no nos inmutaría; La imaginación, el pensamiento, y las fantasías, (que llenan los huecos de lo desconocido aún) tienen mucho que ver en el grado de placer que cualquier experiencia pueda reportarme.

    Por ejemplo, si siempre que entro en un ascensor con mi pareja, sube mi lidido y siento un placer, mucho mayor que en nuestra cama, si hacemos el amor, no es el sexo, por sí mismo, con el placer que nos aporta, en sí mismo, ni siquiera el ascensor en sí mismo, el disparador de mi exitación sexual, sino el miedo ante el pensamiento (racional) de poder ser descubiertos, y el morbo, que también es fruto de la mente racional, lo que transforma el hecho de hacer el amor en un ascensor en una experiencia exitante y extraordinariamente placentera. Si no asociara en mi mente el ascensor a ese miedo a ser descubiertos y el morbo, la contemplación del ascensor, no generaría ninguna emoción en mí.

    No en vano se afirma que el órgano máximo responsable del placer es la mente… es la exitación de mi mente la que me trae la imagen de un cuerpo vigoroso y deseable; es la exitación de mi mente la que me mueve a imaginar la suavidad de unas manos calientes cubriendo de caricias mi piel… Y mi piel se vuelve hipersensible, y cualquier roce, de unapluma, ó del hielo incluso, lo experimenta como el roce de esos dedos que imagina, ¡y provoca placer!…porque la piel no distingue fantasías de realidad, y todo lo que sucede en nuestra mente, lo sienten nuestros sentidos…

    Sí, que yo recuerde, mis mejores vivencias, tienen todas un gran componente mental. Me seducen las personas que hacen desear más de lo que veo, más de lo que me dan a conocer, y más de lo que me ofrecen… Y uso el juego en la seducción, como técnica para hacerme desear más también… Y la verdad, que hasta hoy, es un disfrute para mí.

    Jugue.

  8. Exacto, esa es la mente del poeta, que está al servicio de su corazón, de lo que AMA.

    Osho, habla dejar a un lado la otra mente, la racional, la analítica, y disfrutar de la poética, conectada al corazón😉

  9. Lo que comentas de tu pareja, no usas tu mente analítica, no “diseccionas”, no racionalizas. Es la visión del amante. Es exacto a lo que dice Osho:

    Cuando mires a la mujer que amas, nunca pienses en términos de biología… Ella no es biología, ella tiene un ser mucho más grande de lo que pueda contener cualquier biología

  10. Ah, el morbo NO es racional, es mente imaginativa, creativa, soñadora. Un ordenador no puede sentir morbo, eso es “mente racional”, la que maneja datos.

  11. Bien, solo que a mí, aún respetando a Osho, e incluso admirándole en muchos aspectos, no me gusta la idea, ni pensar que la mente está al servicio del corazón, ni viceversa.

    Yo siento que puedo amar gracias a mi racionalidad.

    Siento que uso técnicas, que aprendí, y ahora salen como sin pensar y sin un fin concreto, ¡pero sí que son conscientes y con un objetivo claro! jaja; como sugerir más que mostrar, rodear, antes que ir directa al grano; observar, descubrir y analizar qué espera el otro para sorprenderle con lo inesperado… Jugar, en definitiva, como método para exitar la mente del objeto de mi deseo, y despertar su deseo de forma absolutamente consciente… Y palabrita que no hago esfuerzo de ningún tipo… ¡Me encanta idear mil travesuras que hacer! Aunque, ¡ay! a algunas, con alguno no me he atrevido… todavía… por desconocer qué tipo de reacción, no pretendida por mí, podría tener…😉

  12. Está claro que estamos hablando de lo mismo, sólo es elegir la etiqueta para denominarlo. Vamos a hacerlo con dos ejemplos, sobre la manera de ver un beso.

    Mente 1

    “Tengo sus labios a 15 cm, voy a ponerlos a 7 cm porque he leido que eso produce excitación en el otro. Después, voy a girar mi cabeza a 35 grados, porque esa es la inclinación que los estudios confirman que resulta más eficiente un beso”

    Mente 2

    “¡¡Uuufff, qué cerca tengo sus labios!! Son de un color tan apetitoso, como fresas mmmm, ñam ñam, qué ricos!… Qué poco me falta para tocarlos, va a ser como tocar el cielo, ¡¡uuufff!! ¡Gracias Dios mío!!…”

    Son dos mentes completamente diferentes. Ponle nombre concreto a una, y a otra, y ya verás cómo nos ponemos de acuerdo todos😉

  13. Pues… a mí hace tiempo me ponía mucho la idea de que a través de los besos de los chicos se pasaba testosterona, y que eso iba provocarme excitación.

    Aunque creo que tenía que ver con el hecho de que no podía elegir sentir excitación o no sentirla, si me besaban, y el chico en cuestión tampoco podía elegir no provocarla.

    También me encantaba que esas expectativas no se pudiesen cumplir, es decir, que estuviese equivocada en la premisa: “a través de la saliva no se pasa testosterona”, y que fuese yo la que buscase la manera de excitarme a través de los besos, y la habilidad de besar.

    ¿Eso es mente 1 o mente 2?

    Es que a en mi caso se difuminan las barreras entre la una y la otra, por lo general. Es como un descubrimiento continuo. Me sorprende tanto que funcione o que no lo haga, y por lo que funciona o no funciona, que al final no puedo evitar sentir placer por el hecho de estar experimentándolo.

  14. Estoy de acuerdo contigo “Violinista”.

    Tengo entendido que la distinción entre lo sexual y lo erótico radica en la forma. De la misma manera que la poesía juega con las formas del lenguaje, lo erótico juega con las formas del sexo.

    Ambas (la poesía y lo erótico) son un juego, y como tal, tienen como fin jugar y divertirse. Las dos se pierden en las formas y se desvían del fin respectivo (lo erótico del fin sexual: la reproducción; la poesía del fin del lenguaje: comunicar), pero eso no quiere decir que lo erótico pueda ser reproductivo y la poesía comunicativa.

    Tanto la poesía como lo erótico seducen (entendiendo “seducir” como “desviar de su fin”), porque si consiguen el fin de sus respectivos, lo hacen de manera indirecta.

  15. Entiendo lo que quieres diferenciar; sí, ambas mentes son racionales, pero la primera, está centrada y guiada por una (técnica) que le garantice un poco el éxito en el objetivo (dar placer) y la segunda se guía y actúa más por su propio placer y las emociones del momento, actuando impulsiva, e instintivamente (no olvidemos que el instinto tiene mucho de aprendizaje); segura que todo irá bien (quizás para esta segunda persona no sea su primer beso, y maneja datos, basados en los resultados propios y gratos que obtuvo, y para la otra parece que se enfrenta a algo desconocido y va a poner a prueba su conocimiento)

    Al margen, me parece entender, que tú, El Violinista crees, que la primera persona no está disfrutando el momento, por el hecho de estar centrado en técnicas y analizando todo, racionalmente, y Alicia mantiene, que sí está disfrutando el momento, aplicando lo que cree que puede funcionar y esperando la comprobación.

    Y yo, estoy de acuerdo con Alicia en eso. Me recuerdo a mí misma la primera vez que sembré una semilla, centrada en la técnica, pero gozando y exitada al máximo porque, llena de dudas, y deseos de hacerlo perfecto, iba a comprobar por mí misma su eficiencia…

    Pongo este ejemplo,para no contaros mi vivencia del primer beso, mucho más larga de explicar, jiji.

    Lo que no quita, que la mente 1, cuando el beso se produzca y se vea desbordada por un aluvión de sensaciones y emociones nueva e intensísimas adueñándose del cuerpo, de fijo, que pierde todo ese control racional, y se dejará llevar por la fuerza de esas emociones… Y que, la segunda persona, si por mala suerte, al llegar al beso, le toma por sorpresa un mal olor, ó la poquísima pericia del otro en el manejo de la lengua, inmediatamente comenzará a centrase en técnicas y maneras, lo más civilizadas posibles, para zafarse cuanto antes de las fauces que tan apetitosas se veían antes.

    Mente racional y mente emocional, yo creo, que suelen actuar e influir en equilibrio, pero hay situaciones, que una, u otra, en la misma persona, tomarán más fuerza, casi anulando la otra; no por decisión propia, sino por la fuerza de las emociones que se le despierten, ó la fuerza de la razón que, a veces, es ineludible e irrebatible.

    Jugue.

  16. Juguetona, como ya imaginaba, este debate sólo surge por cuestión de “etiquetas”. Tú le llamas “mente racional” a ambos ejemplos que he descrito, al de la mente 1 y al de la mente 2.

    Yo le llamo mente racional sólo a la primera.

    La vivencia que tú has contado sobre tu pareja en el ascensor, puedes seguir llamándole mente racional, o cualquier otro nombre que elijas. Osho sólo dice que disfrutemos de ella, de la mente 2 (del ejemplo) la llames como la llames.

    Él la denamoina “visión del niño, del poeta, del amante”. Si tú la llamas mente racional, me parece bien, yo prefiero usar “visión del amante”, me siento completamente identificado🙂

    Si quieres, haz un experimento. Dile a cualquier persona que conozcas, que tú tienes una “mente muy racional”, ya verás como ninguno te dice: “¡wwwoowww, asi que eres una gran poeta, tienes alma de niño, y eres una gran amante“. Ninguno te dirá eso.

    Yo, desde luego, cuando estoy con una chica, me sale la “mente 2” espontaneamente. Si tú, o cualquier otra persona, disfruta de la mente del ejemplo 1, le llames como le llames, ¡genial! ¡Que siga haciéndolo! Yo me quedo con la segunda😉

    Por mi parte, no voy a añadir nada más en este debate, que sólo surge cuando se le ponen diferentes “etiquetas” a las mismas vivencias.😉

  17. Una imagen vale más que mil palabras.

    Osho nos dice algo muy sencillo y útil: no uses la mente racional (hemisferio izquierdo) para las cosas del amor, ten visión del amante (hemisferio derecho)😉

  18. Osho dice:

    “Cuando el sentimiento y la razón están equilibrados, uno es libre. En ese mismo equilibrio radica la libertad”

    Con esta opinión me siento totalmente identificada.

  19. Si, yo me siento más identificado con estas palabras de Osho:

    La inteligencia es vivir en el corazón y usar la cabeza cuando es necesario. Pero el centro, el amo, es el mismo núcleo de tu ser: el amo es el corazón y la cabeza es sólo un sirviente. Esto es la inteligencia. Cuando la cabeza se vuelve el amo y se olvida por completo del corazón, eso es la estupidez. Tú tienes que elegir.”

  20. Sí, justo eso del sirviente y el amo, es lo que no comparto. No concibo esa jerarquía ó supremacía de ninguna parte de mi ser, con respecto al resto.

    Él mismo dice:

    un hombre razonable sabe por experiencia que la vida tiene ambas partes — la racional y la irracional;

    que la vida tiene ambas — la razón y el sentimiento, la mente y el corazón…”

    “… Sé realista. Escucha tu propio ser…”

    Siendo realista, mi ser es mente y corazón, razón y sentimiento; y no hay amo ni sirviente, ambas partes forman un solo ser; y se le olvida recordar, que si el sentimiento se hace el amo, y no está en equilibrio con la razón, pierdo mi libertad. Y eso también es estupidez.

    Si puedo elegir, elijo ese equilibrio.

  21. Y, sepasss, que mi sencilla y útil visión ¡es de poeta y amante de la vida! Y en eso coinciden todas las personas que me conocen. 🙂

  22. No, en efecto, me dicen que soy razonable… Pero yo creo que, es que yo una bruja, muy persuasiva y convincente, jejeje.

    Mira, Osho me parece mucho más racional que que Punset, en su visión y su analisis del ser humano.

    ¡Me enmbobo escuchando a Punset hablar científicamente de nuestra mente! Y me contagia su admiración por ella… Osho en cambio me contagia cierto temor a la mente.

  23. juguetona, es que a Osho no hay que entenderlo, sino sentirlo. Lo importante no es lo que dice ni cómo lo dice, sino la idea que da. Hay que leerlo entre líneas.

    Lo importante no está en lo que se dice, sino en lo que no se dice.

  24. Coincido con Juguetona, y era una de las cosas que iba a añadir: que Osho termina siendo racional en sus explicaciones, segmentando lo que debe ser para cada parte.

    No es “la mente racional”, porque yo experimento placer pensando de forma analítica. A mí lo que me genera agobio es existir hacia el futuro, que imagino que es lo que quieres decir, Violinista, cuando hablas de la mente 1.

    Esa es la consecuencia directa aparente de lo que implica el “pensamiento mecánico” que menciona Osho. Pero eso no es ni menos racional o analítico, es más bien un miedo a afrontar las circunstancias presentes, en el que no se sabe cómo manejar las sensaciones y las emociones acopladas al instante en el que suceden, ni a uno mismo.

    Es miedo, no pensamiento.
    Es la respuesta ante la falta de control, y su incapacidad para aceptar la incertidumbre, de ahí la planificación y los posibles estadios a los que vaya acercándose.

    Lo seguiré diciendo, a mí razonar me resulta placentero. Encontrar fondo a las estructuras, abstraerme un rato, es como la imaginación, otro mundo, una delicia, pero nada de ello impide que sea consciente de que el presente se sigue sucediendo, solo que me muevo “ahí”, de esa forma.

  25. Voy a decir “poéticamente” lo que quiere decir Osho en el post publicado arriba, y luego Juguetona y Alicia, ya lo analizáis lo que queráis, lo razonáis, y le dais las vueltas mentales que deseéis jeje😛

    Tía, si estamos haciendo el amor,
    no me saques la lupa, por favor

  26. jajajja buenisima tu poesia!! Violinista, pierdes tu tiempo con ellas, van a discutir tooooodo lo que escribas…

  27. Que sí, que ya lo dije en su momento, que estuve con un chaval (hace mogollón) que me plantó un discurso acerca de lo que era el erotismo y porqué debía ser de una manera u de otra, y tenía que aceptarlo o refutarlo, aunque él se encontraba convencido de que podía analizarlo y darle respuesta desde el análisis.

    (y yo ya le dije que no había manera por donde coger eso, que podía hablar de ello siempre después de haberlo experimentado, nunca en el momento, porque si no no entendería ese momento, ni podría analizarlo más tarde)

    Pero a ver, ¡a mí eso me divierte, mientras lo estés sintiendo!
    Al chaval no le divertía porque estaba tó preocupao, decidiendo qué había estado bien y qué había estado mal, qué se podía mejorar, y qué no. Vaya, que eso es un miedo terrible a sentir el presente, a perder el control.

    Y ya no ese, si no carecer de disfrutar del propio análisis. Contra, los esquemas están para que te los hagan caer, no para que te convezcas de ellos.

    (Y mira tú, defendiendo tó el rato lo mismo)

    Yo sacaría la lupa para ver qué sucede si lo hago. Por curiosidad.

    El ” a ver qué sucede si…”, si ahora le cojo la copa y se queda sin vino😉, si le digo que le he quitado todo el dinero de la cartera, si le digo que nos hemos quedado sin luz, si le digo que me ha dejado preñada, si me presento en su casa sin avisar, si me enfado, o me da un ataque de risa, si hablo sola por la calle dirigiendome a una persona invisible a mi lado, si le escondo los apuntes, si le doy un beso, si le digo que le llevo analizando desde el principio y que nada se ha escapado a mi escrutinio, si le digo que he ganado el razonamiento.

    Tengo un compañero que es un incendiario en potencia, y se basa en lo mismo, pero al chaval alguna vez le van a dar una paliza, porque sabe cómo tocar las narices de verdad. Y el chico sólo está jugando. Sólo ve “qué sucede si”.

    Si el análisis está sucediendo en ese momento, no hay problema. Los problemas en el sentir surgen cuando planificas lo que va a suceder, lo adelantas. En algunos casos, ya intuyes qué va a pasar y solo quieres comprobar “si puede pasar lo contrario”.

    En fin, yo creo que el debate se queda aquí, que ya…

  28. Mi poesía:
    Irene es una pelota…
    Irene es una pelota….
    Irene es una pelota,
    que bota,
    que bota,
    que bota.

  29. Violinista,me has inspirado, aqui mi poesía jajaj

    Haciendo sexo, apaga el transistor
    entre mis piernas, tengo fuego
    y necesito tu extintor

  30. Ya sé que me estoy metiendo en lo que no debo, pero la ciencia por sí sola y el pensamiento racional no dan el disfrute por sí mismo. A lo que decía Alicia de disfrutar los experimentos independientemente de los resultados, se debe a que usa la ciencia como medio, no como fin.

    Con referencia al ejemplo de Alberto Hidalgo. Estaría bien usar la lupa en esos momentos, pero sólo si es parte de algún juego.

  31. Poeta-de-la-noche-triste, lo que he escrito no era un ejemplo, era una ¡¡súper poesía!!! jeje. Hay que leerla entre líneas, como con Osho. La lupa NO es literal, sólo una metáfora😉

  32. Jajaja, me digo poeta y no supe interpretar tu poesía, ¡qué ironía!
    Pero así son las cosas, Alberto, uno nunca deja de aprender.

    Alicia, está buena la rola. La escucharé con detenimiento para no mal interpretarla (no vaya a ser que me pase lo mismo que con el poema de Alberto Hidalgo).

    Un saludo a ambos.

    ¡Amor y paz!

  33. Alberto y demás compañeros yo os añado otro punto. Eso de mente 1 y mente 2… Pero si solo tienes una mente! Hemisferio derecho y hemisferio izquierdo… Hacer trabajar más uno u otro…

    Os abro esta pregunta… (por si hay algún científico en la sala ;oP)… Cuando hacemos un esfuerzo de levantamiento de peso que requiera usar los biceps con intensidad… si hicieramos lectura con parches, monitorización y sensores.. ¿no diría que toda la actividad se desarrolla en los biceps?… ¿pero acaso no es el resto del cuerpo el que mantiene el correcto funcionamiento de los biceps y los nutre de vida y energía? ¿El biceps que es el que desarrolla “el trabajo” sin el resto del cuerpo… podría operar?

    Es algo que me ha venido a la cabeza Alberto cuando he visto tu dibujo (me gusta por cierto) de los hemisferios del cerebro. ¿Por qué estamos tan seguros de lo de los hemisferios y que son tan diferentes? ¿Por que cuando hacemos ejercicio lógico se ilumina la actividad más en uno? ¿Y cuando son creativos mas en otro?… ¿Haría algo el biceps sin corazon? ¿Sin pituitarias que lo nutriesen de testosterona? ¿Sistema nervioso que lo active y le mande órdenes eléctricas? ¿Sin…?

    Si me pidiesen que hiciera una analogía del cerebro.. diría que se parece más a un caldo (y único recipiente), y este puede tener mucha sal , o falta de ella, picante o falta de él. Pero no diría que son dos botellitas de agua pegadas una a la otra. Que es lo que se me viene a la cabeza cuando leo u oigo la palabra hemisferios cerebrales (hemisferio suena a que distan mucho uno del otro, y son lo mismo, conexiones y neuronas, y la separación en micronésimal).

    Con amor, Carlos

  34. le saint sunn, la verdad es que no sé por qué los hemisferios cerebrales funcionan como funcionan, como tampoco sé por qué tenemos cinco dedos en cada mano, y no cuatro.

    Aquí hay un artículo que explica algunos experimentos sobre hemisferios cerebrales.

    http://www.bellomagazine.com/educacion/hemisferios-cerebrales

    Yo lo unico que sé es que NO me pone que mi amante me saque “la lupa” cuando hacemos el amor.🙂 Si a alguien le excita eso, le felicito, que lo disfrute🙂

    A mí me da igual si usa el hemisferio derecho, el izquierdo, ambos, o ninguno. Eso ya se lo dejo a los científicos, que debatan entre ellos. Yo, a lo mío😉

    Tía, si estamos haciendo el amor,
    no me saques la lupa, por favor

  35. jejeje Alberto no creo que la gente saque la lupa al hacer el amor. Es el momento en el que más nos entregamos a lo que sentimos y menos a pensar. Es el momento más animal. A todo lo demás se le han puesto capas “cívicas” y normas de comportamiento correcto.

    “Haz el amor y que nadie piense”

  36. Pues la de “por qué tenemos cinco dedos en la mano y no cuatro”, aparte de la respuesta obvia de “heredas la posibilidad restrictiva de que solo sean cinco”, la evolutiva, que a cualquiera le parecerá tautológica (es lo subrayado por la selección natural), es una pregunta muy interesante.

    Curiosamente, incluso entre casos de mutaciones, existen restricciones en el número de dedos que una persona puede tener, en el sentido estadístico. No hay personas que tengan diez dedos en una mano, o tres. Creo recordar que existía la polidactilia, donde habían seis dedos en cada mano, o cuatro.

    Es muy curioso que estemos constreñidos a una forma determinada, y que las posibilidades que existen en esa forma queden (al menos por cierto tiempo evolutivo) ceñidas a un morfoespacio característico, y en esto incluyo las mutaciones.

    Que no haya mutaciones “para” tener diez dedos en cada mano, por ejemplo.

    (los números los pongo aleatoriamente, no recuerdo exactamente cuál era la proporción)

    Poeta_de_la_noche_triste, sí, está genial😀

  37. e saint sunn, a lo mejor es fácil verlo así cuando es una función (levantar peso), hacia lo que el cuerpo se está coordinando. Sin embargo, no es cierto que “todo” esté participando en esa coordinación “hacia” una función, ni siquiera en la misma intensidad, y supongo que algo parecido habría que decir con respecto al cerebro.

    La manera de abordarlo que has tenido es muy buena, holística, sin embargo el mirar de forma global no se puede extrapolar a los resultados. Es decir, no puedes sacar en conclusión que el proceso A tiene el mismo grado de implicación en el desarrollo de la función “hablar” que el proceso B, ya sea porque todo participa en esta función.
    Por supuesto, hay funciones que quedan escondidas por otras, y hasta que las últimas no desaparecen, estas no pasan a escena, a tener su papel. Fuera de ello, esto es una forma de ordenar en una secuencia temporal. De forma holística no es tan importante, o no lo puede parecer, pero sí que tiene su importancia si hablamos de regulación, y lo que implica la posición y el momento en el que cada sustancia se regula con respecto a la otra.

    De hecho, que los procesos queden solapados es algo bastante usual, solo hay que distinguir entre la vigilia y el sueño para ver cómo se van aparentemente “turnando” las diferentes medidas registradas en el electroencefalograma (unas dan paso a otras).

    Una cosa que hay que tener en cuenta es que, aunque por tendencia algunas funciones se den en cierto sitio, por ejemplo que la lógica de una sucesión reglada se resuelva en el hemisferio izquierdo, puede ocurrir que en ciertas personas esta resolución se esté produciendo en el derecho, por ejemplo a través del uso de imágenes. La diferencia en sí puede ser bastante llamativa, e induce a pensar que los dos hemisferios se equilibran, lo que hace confuso que se puedan distinguir fronteras en cuanto a la función a la que dedican sus esfuerzos.

    Por ejemplo, el lenguaje: se le presupone, y es contrastable mediante estudios científicos, que la mayor parte del lenguaje y todo lo que necesita ocurre en el hemisferio izquierdo. Sin embargo, parece ser que el hemisferio derecho interviene mucho más de lo que cabría pensar, para lo que se llaman “imágenes mentales”. Si yo te digo: “llueve a cántaros”, lo que tú entiendes no lo entiendes a través de las estructuras que dan fundamento al uso y entendimiento del lenguaje, sino a través de aquellas que permiten comprender las imágenes. La metáfora se resuelve en tu hemisferio derecho.

    Los hemisferios son diferentes, en un plano sagital. Y sí que es importante la distribución, igual que el tiempo.

    Si no fuese así, mismo daría que tuviésemos el estómago en la cabeza. (también es jugar con fuego, siempre hay excepciones como para que esto llegue a ocurrir, pero vamos, que por probabilidad, la cabeza y el estómago no suelen ocurrir en el mismo lado aleatoriamente)

    Lo difícil no es saber dónde ni cuando (qué narices, esto es también complicadísimo), sino con qué y porqué suceden así, y qué partes de una función resuelve la forma, y de qué manera se resuelve, que procesos desencadena, qué procesos frena, con qué procesos podría rendir mejor, y con cuales se inhibiría, o qué “color” está cogiendo.

    PD: con color me refiero a que si tenemos un proceso “azul”, nosotros podemos decir que existe el marino, y definirlo en una región diferente de donde ocurre el “azul” casi puro, pero en realidad el marino está siendo interpretado como otro color, y no como un color en la gama de los “azules”, es decir, como otro azul.

    Eso con colores parece fácil, porque solo tendrías que saber que la frecuencia en la que caen los azules se sitúa entre dos extremos, pero a saber cómo lo haces cuando se trata de algo en la que los extremos no están definidos, y que se interrelaciona e interfiere con múltiples variables, que dan lugar a cambios sobre la forma y/o la función. Juegas sin saber qué es azul, qué es marino, y si tienen alguna relación entre ellos. Solo sabes que tienes “colores”.

    Preciosa visión la holistica, aún así.

  38. Quizá suene algo cursi lo que voy a comentar, pero es que yo realmente encuentro gran diferencia, entre actuar mecánicamente, obedeciendo un impulso sexual, y tener sexo con otra persona, como cualquier animal irracional, (creo que quién más y quién menos, todos habremos tenido alguna(s) experiencia(s) comparable, y satisfactoria, sin duda)

    Pero totalmente diferente e incomparable a tenerlo con alguien, que mientras lo haces, no puedes evitar detenerte, sacar la lupa, y contemplar con detenimiento… voy a decir, cada rincón de su cuerpo, y memorizar cada lunar, antes de besarlo, y, las diferentes reacciones que tus diferentes caricias, y la distinta intensidad de cada beso tuyo le provocan, con la idea de llegar a conocerle, como a tí misma, y pensando de forma consciente y racional, que esto que estás sintiendo por esa persona y que estás haciéndole es amor… No me hagáis caso si no queréis, pero no hacer el amor de forma mecánica y sin pensar, ¡Da muuuchoooo másss gustitoooo!🙂

    Yo, creo, que, sacar la lupa, observar un cuerpo desnudo, experimentar con caricias, analizar sus reacciones a ella y pensar, puede servir para un trabajo de sexología, pero también para hacer el amor como sencillos hombres y mujeres enamorados, y gozarlo y transformar el acto sexual en algo sublime… Depende del uso que, cada quién, prefiera darle a la lupa…

    Jugue.

  39. Y como parece que sabes de informática, le saint sunn, ante la pregunta:

    ¿El biceps que es el que desarrolla “el trabajo” sin el resto del cuerpo… podría operar?

    ¿Puede un sistema de software funcionar sin el hardware pertinente? (es decir, ¿puede estar localizado el hardware en otro sitio?)

    Si, si se hace con una cosa que se llaman “terminales tontos”.

    Se puede operar a distancia, o lo que viene a deducirse de este hecho, se pueden generar modelos que den respuesta a una función sin necesidad de hacer intervenir el resto de elementos en ese momento/lugar.

    De ahí que haya dos límites:

    1. Cuando una parte del cerebro se apaga, si existe la posibilidad otra parte del cerebro cubre las características mínimas para que se desarrolle esa función si es sumamente necesaria.

    2. Que la parte del cerebro que ha acogido otra función no pueda encargarse de ambas con la misma eficiencia, y solo una de ellas pueda sobresalir en cuanto a este criterio. De ahí a que no sea (por tendencia) fácil encarnar esta posibilidad, y que no sea tan fácil responder ante un trauma, por ejemplo, en cuanto a compensación.

    Dices:
    “Si me pidiesen que hiciera una analogía del cerebro.. diría que se parece más a un caldo (y único recipiente), y este puede tener mucha sal , o falta de ella, picante o falta de él.”

    Tú hablas de un modelo en el que no hay diferencias óptimas que resaltar (no habría una localización exacta de cada cosa), y otros hablan de que sí que existen esas diferencias y se pueden localizar.

    Digamos que la resolución que se está tomando es un modelo mixto. Hay algunas “funciones” que pueden considerarse localizadas, pero cierta parte de esas funciones es compartida por todas las estructuras (no estarían localizadas).

  40. Juguetona, por si tampoco te vale la metáfora anterior, te dejo una frase que me ha gustado, es de una canción de Malú:

    Búscame alli donde no llegue la razón” (Malú)

  41. Sí me valen todos los ejemplos para entender qué quieres decir, El Violinista; solo pretendía llegar a este punto, que es donde creo, que tod@s coincidimos:

    Cuando piensas en lupa, fonendoscopio y racionalidad, cada uno se hace una idea, ó un concepto diferente, por la clara influencia de los sentimientos y el estado físico de su cuerpo, en los pensamientos, y viceversa. Porque es imposible desligar unos de otros.

    La mente , yo creo, no está dividida en dos, y tú eliges usar unas veces la racional y otras la emocional.

    La mente siempre es analítica. Los pensamientos siempre son racionales; tanto aquellos que se enfocan en la belleza de un cuerpo desnudo, como aquellos que se enfocan en mejorar con técnicas y tratamiento científico el estado de salud de un enfermo.

    Como somos racionales (la mayoría) diferenciamos cuando estamos ante un enfermo que deseamos curar, y cuando estamos ante un hombre que queremos volver loco de deseo (como Malú) Aunque ambas cosas las hagamos con amor, nos satisfagan y resulten todo un placer.

    ¿Que es mejor una que otra? Son momentos diferentes. No veo razonable que necesariamente tengamos que perder tiempo en tratar de dilucidar que una sea mejor. Lo malo sería querer curar al enfermo dándole el mismo tratamiento, que le damos al hombre que deseamos volver loco de deseo, ó viceversa.🙄

    El ajedrez es un juego tan recreativo y fuente de placer comparable, al juego de seducción qué tipo de besos sabes, el de al cielo voy, ó la gallinita ciega. Y todos requieren de la mente racional.

    No podemos inventar una línea imaginaria, que separe la mente del corazón, y otra para separar el cuerpo, para conocernos, comprendernos como una suma inseparable, y así cuidarnos y amarnos mejor, y creernos luego, que ciertamente somos tres seres, independientes, desconectados, viviendo en uno, y que hay que luchar para que quede claro, a los otros dos, que necesariamente uno es el que importa y decidir quién es el amo, y quien los sirvientes…😯

    No existe nada que separe el pensamiento del sentimiento y del cuerpo. Sencillamente no puedes pensar, al margen de lo que sientas, ni al margen del estado físico de tu cuerpo.

    Si yo me visto de enfermera, permitiendo que por el escote de tela blanca, se vea una fina tira de bordado burdeo, de mi sujetador, y cuelgo un fonendoscopio de mi cuello, de manera que acaba a la altura de mi pecho, y me acerco a comprobar los latidos de un hombre realmente enfermo; a este, todo eso le da igual; pero apuesto 10, contra uno, que si hay tres caballeros más en la habitación, sanos, al menos dos, observarán ese minúsculo detalle, juzgarán mi atractivo físico,analizarán mentalmente el color de mi ropa interior, deducirán mi apetito sexual, ó mi erotismo por él, y alguno podría pensar que sería de agradecer y todo un placer que les reconociera a ellos con mi fonendoscopio en su cama.

    Cuando Malú dice búscame allí donde no llegue la razón, ¡¡quiere volverle loco al tio, para tenerle donde y cómo a ella le plazca!! jejeje; quiere decir, que la busque con la locura a donde nos conduce, sin poderlo evitar, la necesidad consciente, de todo nuestro ser. íntegro.

    En ese momento de lucidez, que te das cuenta que deseas con urgencia a alguien con todo tu ser, que la mente no puede controlar los pensamientos que se desencadenan, pero el cuerpo,y mucho más el corazón ó los sentimientos, ¡también estarán descontrolados y desbocados, y te encuentras perdido, allí, en ese punto de ebullición, donde ni la mente más racional pueda organizarlos, jajajaja, y no sabes ni qué es lo que estás haciendo, cuando corres al encuentro de ese otro ser, que sí se ha convertido en nuestro dueño… Una locura peligrosa, pero de lo más exitante y deliciosa…😉

    Jugue.

  42. Yo ya he dicho que me da exactamente igual qué hemisferios se usen, los dos, uno, o ninguno. También me dan igual los nombres mentes “racional” y “emocional” o los infinitos nombres que se le quiera llamar. Eso está bien para los que amen debatir, lo cual no es mi caso😉

    Yo sólo digo:

    Tía, para hacer el amor,
    no me saques el fonendoscopio, por favor
    ”😉

  43. No, no he visto que nadie haya debatido esto que tú dices.

    Es bastante lógico y fácil de entender.

    El debate de fondo, que despierta mi interés por conocer opiniones diferentes, y me parece constructivo e instructivo, sería:

    ¿El juego de la seducción es despertar interés, atracción y/o deseo, donde no sucedería sin tu intervención directa y consciente?

    Para mí sí.

    Atraer y despertar deseos, sin darte cuenta, ni pretenderlo, ¿es para tí un juego seductor?

    Para mí no. Es una sorpresa estupenda con lo que me encuentro rara vez, y que me hace sentir muy bien; pero si yo no juego, y el otro tampoco, está claro que no hay juego seductor ninguno.

    ¿Usamos técnicas de seducción?

    Mi respuesta es SÍ. Al principio de forma muy consciente, y con los años, cada vez más a menudo, de forma inconsciente. Cuando alguien te gusta, inmediatamente se activa dentro de una un chip, y empiezas a jugar y a usar todos tus recursos de seducción.🙂

    ¿Es necesario aprenderlas en libros?

    No, algunas pienso que pueden ser innatas, otras que las aprendes por imitación inconsciente, y otras, porque ¡Innovas! jajaja se te ocurren, pruebas y compruebas que funcionan.

    ¿Son negativas? ¿Nos impiden ó nos ayudan a disfrutar más?

    Mi respuesta es que Son recursos y herramientas que ,pueden ser tan positivas y tan negativas, como el fuego, ó la rueda… Puedes usar una rueda para seducir si quieres…

    ¿Basta con haber aprendido muchas técnicas de seducción para seducir y disfrutar del juego de la seducción?

    Mi respuesta es que no. No basta sin duda; recientemente, una vez más comprobé que, a veces no basta con saber qué deberías hacer para seducir, y actúas inconscientemente, y de forma antiseductora.

    ¿Aburre el estudio de la seducción?

    A mí me apasiona la observación, el estudio y el análisis de la seducción humana, y me ayuda y motiva muchísimo a disfrutar del juego de la seducción, que últimamente tenía casi olvidado.

    Jugue.

  44. Yo me quedo con estas palabras de Osho, y las antiguas parábolas egipicas a las que se refiere😉

    Osho. Libro “Háblanos del amor”

    (Osho habla en este texto sobre Inmanuel Kant, y sobre Kahlil Gibran en su obra “El Profeta“)

    Inmanuel Kant le dijo: “No te sientas triste, yo mismo no puedo decir qué es el amor, o qué es la belleza, a pesar de estar continuamente rodeado de ese tipo de experiencias. Toda mi vida ha sido una sola búsqueda, una sola exploración. No es que no haya encontrado lo que busco; pero temo decirle a alguien que lo he encontrado porque inmediatamente me van a hacer la pregunta: <¿Cómo lo define?>, y falta una definición”.

    Este poeta no está preguntando nada que no conozca. Él lo conoce, por eso pregunta; tal vez Kahlil Gibran pueda darle algunas pautas sobre la belleza. Y Kahlil Gibran comienza de una manera muy significativa. Dice:

    ¿Dónde buscaréis la belleza y cómo la podréis hallar a menos que sea ella misma vuestro camino y vuestra guía?”

    La belleza no es algo que esté en otro lugar; es algo que está aquí; ¿dónde la vas a buscar? ¿Y cómo la vas a encontrar a no ser que la hayas encontrado ya?

    En las antiguas parábolas egipcias hay una afirmación muy bella: que se comienza a buscar a Dios sólo cuando ya se ha encontrado. Parece extraño, pero es muy cierto. No puedes ni siquiera considerar la pregunta “¿Qué es la belleza?” si no la has encontrado ya. Entonces, en lugar de convertirla en una pregunta, permite que la belleza misma sea tu camino y tu guia. Él te está diciendo que nadie puede conducirte a ese lugar, a esa experiencia, a no ser que hayas llegado ya.

  45. Ah, también me gusta la preciosa poesía de nuestra amiga Irene jeje

    Haciendo sexo, apaga el transistor
    entre mis piernas, tengo fuego
    y necesito tu extintor

  46. Yo digo que, no estamos de acuerdo en cuales son los puntos en los que discrepamos, pero ambos aceptamos que discrepar es no estar de acuerdo. 🙂

    Y a mí me encantó la de nuestra seductora amiga Alicia , de la pelota que bota… se me humedecieron las brag, los ojos y todo de la ris emoción, jijiji.

  47. Sí, gracias a Irene, por fin, Alicia dejó de pensar, creando su poesía, que consiguió que tú también dejaras de pensar al humedecérsete todas esas cosas…

    ¡Gracias Irene!🙂

  48. ¬¬ y encima le das las gracias a Irene, Violinista, que ganas de gresca.

    Pero vale, tiés razón, jajaja😀

    Juguetona… jodé, colega, que colorá me has dejao. Si es que tú y yo nos entendemos guay😉

    En cuanto a Kant, es un tío jodíamente analítico y placenteramente lógico. Toy leyendo la crítica de la razón pura, y el chaval logró cerrar cualquier mínima duda que cupiese en el esquema lógico. Delimitación lógica de la experiencia como foco de inicio y final.

    (prefiero el realismo materialista, es mucho más intuitivo, pero aún así, Kant lo borda)

    “La belleza no es algo que esté en otro lugar; es algo que está aquí; ¿dónde la vas a buscar? ¿Y cómo la vas a encontrar a no ser que la hayas encontrado ya?”

    Existe en la medida en la que se obtiene relación de ello, es decir…: “Caminante, se hace camino al andar”

  49. “Los conceptos sin intuiciones son vacíos, las intuiciones sin conceptos son ciegas”

    Y la ciencia da una respuesta a ello: la falta de experiencia de las personas ciegas de nacimiento con la información visual se convierte en un hecho cuando estas empiezan a recuperarse de su ceguera (y si, hay posibilidad si el medio físico del ojo no está dañado). No reconocen patrones y no pueden asimilar qué es exactamente lo que están viendo. No lo hacen corresponder. “Las intuiciones sin conceptos son ciegas”.

    Igualmente que debatir con un ciego acerca de lo que es un color, a todas luces (valga la expresión) es inconsistente, ya que en última instancia, por carecer de experiencia, no va a poder comprenderlo intuitivamente. “Los conceptos sin intuiciones son vacíos”.

    Sin embargo, es como con los niños pequeños. A base de repetir, experimentar, arrancar patrones y comportamientos en las cosas (y en ti), las posibilidades se limitan y se concretan. Te haces con los conceptos a través de la experiencia. Adquieres entendimiento y certeza.

    ¿Quién decía aquello de los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo?

    Empero queda decir que lo que pudiere ser la creatividad se ve limitada, una vez concretada.

    Eso es lo malo aparentemente de reafirmarse en los conceptos a través de las intuiciones. Obliga a condensar y limitar.

  50. Creo, o mejor dicho, siento en mi corazón, que las cosas están ahí para ser descubiertas, y que requieren de la creatividad, y esta de cierto olvido de la razón, para sucederse.

    Eso sería para mí mirar como un niño. Cuando lo experimento, sufro pavor, pero a la vez una placentera inexactitud carente de pensamiento formalizado. La certeza es una muestra de seguridad, una red mallada. No comprender asusta. Permitirte no comprender encontrando la visión desde dentro, te desmantela.

  51. Lo que sugieras🙂

    Ayer iba por la calle con mi señó, discutiendo unos asuntos sin importancia, y empezó la frase así:

    – Pues pienso que…

    Y sufrió una interrupción sostenida de noes.

    -No

    -pero…

    -No

    -Y…

    -No

    -Amos a ver…

    -No, no y no. Dije que no.

    – ¬¬ Tú eres una sinvergüenza.

  52. En venganza a un debate de si existían diferencias entre el cerebro de hombres y mujeres (o diferencias individuales), a lo que él respondió:

    – Psss… si en realidad de lo que comentas, ni tú ni los otros estáis acertados. Está equivocado de base: todo el mundo sabe que las mujeres no tienen cerebro, é un hecho científico e irrefutable

    (partiéndose de risa el muy *****)

  53. Otra:

    Quedo con mi señó, tarda media hora (algo inusual, normalmente soy yo la que llego tarde a todos los sitios).

    Le veo, y en vez de besarle, le doy en el culo un cachete, diciendo lo malo que es por hacerme esperar, y que se merece ese cachete.

    Me la devuelve diciendo que se merece tocarme el culo.

    Quid pro quo, que dicen…😀

  54. Ere un gamberro, por eso te gusta esa Alicia, que es una gamberra en potencia😀

    Y… además, me encantan los gamberros, jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s