Seduccion hacia la salud. ¡Sed espontáneos!

¿Quieres seducir? Lo hemos comentado cientos de veces: cuanto menos pienses y más te diviertas, más seducirás. Cuanto más espontáneo y menos planificado lleves todo, mucho mejor.

En esta web hemos visto ya muchos ejemplos de ello. Aquí unos cuantos: 1, 2, 3

Osho nos trae un texto que nos habla sobre eso, sobre la espontaneidad, y lo ilustra con un par de historias bastante simpáticas sobre lo de ser espontáneo. Una con respecto a un gallo muy perezoso que no le daba ningún pudor serlo, y se mostraba tal como era; y otra, sobre una pareja que celebraba sus bodas de oro.😉

Texto de Osho

Todo lo que se necesita es decirle a las personas: ¡Sed espontáneos!

Cuando llegue la risa no la detengas. En este mundo todo se ha convertido en una impostura porque tú crees en la impostura. Sé simple. Sé sencillamente tú mismo. No hay necesidad de actuar. Cualquier acción que venga espontáneamente, déjala que ocurra, disfruta de su espontaneidad.

Entonces verás algo bello, centrado, simple: algo auténtico; no una impostura, no algo “pseudo”. Todo esto es muy simple.

Una vez un granjero tenía en su granja un gallo que era una de las criaturas más perezosas que ha vivido nunca. En lugar de cantar cuando el sol se levantaba por las mañanas, que era lo que se suponía que debía hacer, meramente aguardaba hasta que algún otro gallo cantaba… y entonces él asentía con la cabeza.

Pero si es espontáneo, entonces tiene su propia belleza. ¿Por qué preocuparse? Algún otro lo hará. Yo estoy absolutamente de acuerdo con ese gallo; yo nunca he hecho nada en toda mi vida. Si sucede que algún otro lo hace…

Para celebrar sus bodas de oro, Saul y Sylvia Shulman deciden repetir lo mismo que hicieron en su luna de miel. Van al mismo hotel y se alojan en la misma habitación. Sylvia se pone el mismo perfume y el mismo camisón. Exactamente igual a como hizo la primera noche de la luna de miel, Saul se va al cuarto de baño y Sylvia le oye reírse… exactamente como ocurrió cincuenta años atrás. Así que cuando regresa, Sylvia dice:

– Cariño, es realmente hermoso, todo es igual. Puedo recordarlo como si hubiera sido ayer. Hace cincuenta años te fuiste al cuarto de baño y te reíste de la misma manera. En ese entonces no me atreví a preguntarte, pero ahora, dime: ¿por qué te reíste?

– Bueno, es por lo siguiente, cariño -dice Saul-. Esa noche, hace cincuenta años, cuando fui a hacer pis mojé el techo. ¡Y esta noche me he mojado los pies!

Sencillamente, sed inocentemente simples. Este hombre debe de haber sido un hombre espontáneo. Dijo la verdad: no hay nada que ocultar al respecto. Pero la mayoría de vosotros no habéis osado decir la verdad. La verdad es muy simple; no necesita de adiestramiento, de ninguna preparación, no hace falta hacer deberes escolares. Sois quienes sois. Aceptadlo y, simplemente, exponedlo al mundo”.

* * * * *

Si quieres leer más post de tu interés, puedes encontrarlos ordenados en la Guía de la Web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s