Seduccion hacia la salud. El corazón tiene cerebro

(Annie Marquier, matemática e investigadora de la conciencia)

El Violinista

Los que ya me conocéis, sabéis que estoy a favor de la seducción en la que se usen menos técnicas y más disfrute, menos mente y más corazón.

Pues bien, leyendo el texto de abajo, esta afirmación de usar el corazón ya no se quedará en algo “poético”, sino literal, ya que los científicos están investigando la importancia del corazón a la hora de tomar decisiones.

Sobre este tema, ha salido un artículo muy interesante en el periódico la Vanguardia, donde se ha descubierto que el corazón contiene más de 40.000 neuronas independientes del cerebro y que es el único órgano que envía más información al cerebro de la que recibe.

También, se describe un fenómeno importante: el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.

Esto explicaría, perfectamente, por qué cuando alguien viene a nosotros alegre y feliz, enseguida lo notamos, y al contrario, cuando viene con miedo, con estrategia, y fingiendo felicidad, también lo percibimos.

Aquí dejo el artículo completo:

“El corazón tiene cerebro” (La Vanguardia. Artículo redactado por Ima Sanchís)

Tras estudiar Matemáticas y la carrera de piano y órgano fue profesora en La Sorbona. Luego se instaló en India y participó en la creación de la comunidad de Auroville con Sri Aurobindo y Krishnamurti. Y poco después fundó en Quebec el Instituto para el Desarrollo de la Persona. Es autora de El poder de elegir, La libertad de ser y El maestro del corazón (Luciérnaga). Lleva muchos años investigando la intersección entre la ciencia y la conciencia y sus planteamientos son siempre rigurosos y están documentados. El próximo sábado expondrá en las jornadas sobre La Evolución de la Conciencia (CosmoCaixa) los descubrimientos sobre el cerebro del corazón y sus implicaciones.

Que el corazón tiene cerebro es una metáfora, ¿no?
No. Se ha descubierto que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.

¿Es inteligente?
Gracias a esos circuitos tan elaborados, parece que el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro; y que puede aprender, recordar e incluso percibir. Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza.

Primera…
La comunicación neurológica mediante la transmisión de impulsos nerviosos. El corazón envía más información al cerebro de la que recibe, es el único órgano del cuerpo con esa propiedad, y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro según las circunstancias.

¿Significa eso que el corazón puede influir en nuestra manera de pensar?
Puede influir en nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras reacciones.

Segunda conexión…
La información bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores. Es el corazón el que produce la hormona ANF, la que asegura el equilibrio general del cuerpo: la homeostasis. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, la que se conoce como hormona del amor.

Tercera…
La comunicación biofísica mediante ondas de presión. Parece ser que a través del ritmo cardiaco y sus variaciones el corazón envía mensajes al cerebro y al resto del cuerpo.

Cuarta…
La comunicación energética: el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Y se ha observado que cambia en función del estado emocional. Cuando tenemos miedo, frustración o estrés se vuelve caótico.

¿Y se ordena con las emociones positivas?
Sí. Y sabemos que el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.

¿A qué conclusiones nos llevan estos descubrimientos?
El circuito del cerebro del corazón es el primero en tratar la información que después pasa por el cerebro de la cabeza. ¿ No será este nuevo circuito un paso más en la evolución humana?

¿…?
Hay dos clases de variación de la frecuencia cardiaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes.

¿Aparece con las emociones negativas?
Sí, con el miedo, la ira o la desconfianza. Pero hay más: las ondas cerebrales se sincronizan con estas variaciones del ritmo cardiaco; es decir, que el corazón arrastra a la cabeza. La conclusión es que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.


Ya ve, el cerebro del corazón activa en el cerebro de la cabeza centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas. Este nuevo circuito no pasa por las viejas memorias, su conocimiento es inmediato, instantáneo, y por ello, tiene una percepción exacta de la realidad.

Parece ciencia ficción.
Está demostrado que cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.

Pues parece que nadie lo utilice…
Es un potencial no activado, pero empieza a estar accesible para un gran número de personas.

¿Y cómo puedo activar ese circuito?
Cultivando las cualidades del corazón: la apertura hacia el prójimo, el escuchar, la paciencia, la cooperación, la aceptación de las diferencias, el coraje…

¿Santos las 24 horas?
Es la práctica de pensamientos y emociones positivas. En esencia, liberarse del espíritu de separación y de los tres mecanismos primarios: el miedo, el deseo y el ansia de dominio, mecanismos que están anclados profundamente en el ser humano porque nos han servido para sobrevivir millones de años.

¿Y cómo nos libramos de ellos?
Tomando la posición de testigos, observando nuestros pensamientos y emociones sin juzgarlos, y escogiendo las emociones que nos pueden hacer sentir bien. Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestro interior.

Ya.
Cultive el silencio, contacte con la naturaleza, viva periodos de soledad, medite, contemple, cuide su entorno vibratorio, trabaje en grupo, viva con sencillez. Y pregunte a su corazón cuando no sepa qué hacer.

* * * * *

Si quieres leer más post de tu interés, puedes encontrarlos ordenados en la Guía de la Web.

About these ads

19 pensamientos en “Seduccion hacia la salud. El corazón tiene cerebro

  1. Bien decía Pascal que el corazón tiene razones, que la razón no entiende,

  2. Igual lo que a mi me queda la duda es, que pasa cuando uno por ejemplo sufre de monoitis y se vuelve loco por la otra persona y pierde el control y se desespera.

    En esos casos en los que tenemos el corazón como “enfermo” y tenemos ganas de llenarlo de mensajes y llamadas al otro, queremos verlo y estar con el otro todo el tiempo etc

    En esos casos conviene seguir al corazón???? o es mejor usar la razón y decir “mejor, lo dejo de molestar y pienso que puedo hacer paraque esto cambie”

  3. Jejej Si, yo también tengo presente esa frase, y eh aquí la razón.
    Ya decía yo, que eso, de que el corazón eso solo un musculo no me lo creía, porque, el mío late muy fuerte al sentir su presencia. “Corazón siente y piensa”

  4. “Hay dos clases de variación de la frecuencia cardiaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes.”

    Entonces entiendo que, en realidad, son los pensamientos los que generan la frecuencia cardíaca; que será armoniosa cuando estos son positivos y elevados y no al revés.

    Si he entendido bien, en realidad, concluye que el corazón NO puedo tomar decisiones de forma independiente a la mente y los pensamientos, sino que estos afectan al corazón, y viceversa.

    Yo soy partidaria de esto último. Creo que tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando, je, y que debe existir un equilibrio de poder entre la mente y el corazón para que exista armonía; y comparto con el post, que es importante conocer y reconocer qué emociones y qué pensamientos son los que nos llenan el corazón y la mente antes de decidir, concluir ó actúar impulsivamente, y esperar en el caso que estos sean negativos.

    Actúar impulsivamente, por intuición, cuando se está lleno de dolor, ó de tristeza, ó asolados por sentimientos de injusticia, y tal, por malas experiencias vividas,y dejarse llevar por las emociones en ese estado, no solo no es recomendable para seducir, sino que además puede ser muy peligroso.

    Y luego, me parece a mí que existe una contradicción en el texto, cuando finaliza diciendo, que hay que observar nuestros pensamientos sin juzgarlos (sin analizar si son positivos ó negativos) y luego, escoger las emociones que nos hacen sentir bien… Eso, (pararse antes de actúar, ó de decidir algo, y observar nuestros pensamientos, y distinguir entre emociones positivas y negativas y elegir con cuales pensamientos quedarnos, escogiendo aquellos que a nuestro juicio, nos pueden hacer sentir bien, según yo lo entiendo, es un ejercicio absolutamente cerebral y un proceso lógico y racional, eso sí, muy acertado en mi opinión.

    Yo opté por dejar de luchar para separar mente y corazón; y, tras alternar periodos de hacer prevalecer la primera sobre el segundo, y periodos donde daba prioridad al corazón sobre la razón, sin resultados positivos nunca, y cansada también de luchar por hacer desaparecer cualquier posibilidad de llegar a sentir miedos y ansias, y pendiente de separar técnica y … arte, demonizando (casi) lo que pueda haber de técnica, (por mi parte, ó por la del otro) en un juego seductor, llegué a la postura que tengo hoy, claramente a favor de una seducción que comprenda, integre e involucre todo nuestro ser por igual, desde la paz de una aceptación total de cualquier emoción que se genere en cualquier momento en mi corazón, sin avergonzarme ni de mis miedos ni de ninguna emoción negativa, generada por cualquier causa, (interna,ó externa, compresible para otros, ó intolerable para alguien, me es igual) pero, sin dejarme arrastrar por ellas exclusivamente, ni siquiera cuando son positivísimas; es decir, guiándome por mi corazón y mi intuición, sí, peroooo, pero solo en parte, y usando también el sentido común, y ¡¡Sin perder la cabeza del todo!!! Que en el medio, dicen, está la virtud, no?….

    Jugue.

  5. Anda, krishnamurti….

    Algo había leído de él, pero manteniendo un diálogo con David Bhom (físico teórico), acerca de la naturaleza de la conciencia.

    A ver si encuentro por el Pc los diálogos y los subo :)

    El artículo, cuanto menos curioso. ¡Mola! :D

    (¿Sensaciones? He tenido la certeza de que… esa intuición… ¡era cierta!

    ¿Por qué?

    No hay razón, es pura sensación. Está en el ritmo :D :D :D )

  6. sabes lo que pasa violinista? vos nunca sufriste de monoitos 0.o o si lo sufriste ya te olvidaste.

    Yo si me acuerdo cuando tuve una monitis terrible :s era una cosa fea y te puedo asegurar que si en esos casos uno se deja llevar por el corazón, pierde :s porque lo que tenes ganas de hacer todo el tiempo es de estar con la otra persona y saber de la otra persona en todo momento, y eso te lleva a llenarlo de mensajes y llamadas al otro y muchas cosas que cansan

    Yo en esos casos creo que es mejor usar la mente para encontrar la solución

  7. Yo me he acordado de un cuento indio:

    Un viejo indio hablaba con su nieto:

    “Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón. Uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengativo. El otro está lleno de amor y compasión.”

    El nieto le preguntó:

    “Abuelo, dime, ¿cuál de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?

    El abuelo le contestó:

    “Aquel que yo alimente.”

  8. el Stylo!, quitemos la palabra “corazón” y hablemos de actuar disfrutando, y sintiéndose bien con uno mismo y con los demás. y así verás como estamos de acuerdo ;)

  9. Puede ser… “actuar disfrutando y sintiéndose bien con uno mismo y con los demás”. Parece una frase simple pero es muy aclaradora

  10. Si, el corazón tiene cerebro, pero a veces ese cerebro se paraliza!

    A quién no le ha pasado que llega ella, él, ( o ellos :) ) y el corazon, pum!, como que dan un brinquito y se salta un latido!

    Me declaro culpable y mis ojos me delatan :)

    Y sí, los ojos también tienen que ver! porque hay ciertos brillos, formas, color, nitidez en ellos que varian bastante! los ojos NO MIENTEN, a mi me gusta jugar al juego de “las tres verdad y una mentira”, donde le pides a la otra que te diga tres verdades de ella y una mentira, y solo viendo a los ojos descubres la mentira!

  11. Alicia, gracias por traérnoslo. He visto que es bastante largo… ¿Hay algún párrafo o frases concretas que te hayan gustado personalmente, que ayuden a ser más feliz? :

  12. Localizaré algunas frases, ahora voy a tomar horchata, glup, glup :D

    Lo que sí me hace mucha gracia es el tono interrogativo que toman el uno con el otro. Me imagino a dos señores tomando el té y diciendo:

    - Así que el tiempo no es correcto. Hoy debería haber llovido.

    - Claro, le comprendo, y ES que debería haber llovido, porque así suele ser, ¿pero qué puede decirnos el que haya No llovido del mismo hecho?

    - Usted se refiere a que de no llover deducimos el llover.

    - No exactamente, no nos desviemos.

    :D :D :D

  13. y entonces llegaría yo y les preguntaría: ¿cuánto tiempo hace que no se enamoran, que no escriben poesía o que no hacen el amor con una bella mujer?

    Creo que harían un silencio… ¡por fin! ;)

  14. ¿Siempre ha de ser el corazón, ó la cabeza?

    …Alguna vez, ¡una vez en la vida al menos! Hay que dejar, que sea la piel la que decida… También ella tiene poderosas razones, que sólo ella y el alma entienden…

    No creo que me esté explicando… ¡Pero yo me entiendo! jiji Y a lo mejor a alguien, le sirve para vivir algo extraordinario, que ni el corazón, ni la mente lo encuentran coherente, y que, sin embargo el cuerpo le está pidiendo a gritos… Si lo pide… ¡Dadle gusto! Yo… ¡Acabo de descubrir que es sanísimooo! ;)

    ¡Besitos y buenas noches!

    Jugue.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s