Seducción amorosa. ¡Qué bueno fue! “Soy Iker, ¿eres Sara?”

La cadena de vivencias de momentos de disfrute amoroso continúan.

¡Así sí que se aprende a seducir! Sin consejos, ni técnicas, tan sólo disfrutando a través de la lectura de vivencias reales. :D

Os dejo la que nos contó James Bond el otro día. Gracias, James, ¡qué buena es esta historia! La chica protagonista, y sus amigas, jamás olvidarán aquél momento que nos cuentas ;)

Carta de James Bond

Qué buena la historia, Alberto! (la del Bando de la Huerta). Me ha encantado y me has recordado a lo que me pasó el verano pasado, cuando España acababa de ganar el Mundial y el tema más hablado era el famoso beso de Iker Casillas a Sara Carbonero y las ganas que tenían tantas chicas de recibir besos inesperados…

Iba yo un domingo a mediodía paseando por la calle con mi hermano, después de 4 días de fiesta sin pausa muy divertidos y de mucho ligoteo… y en esto, que al pasar por delante de un garito, ya estábamos tres metros más allá del sitio y escuchamos una chica gritando “guapoooooooooo!!!” hacia la calle, obviamente hacia nosotros y justamente, llevábamos esa actitud de estar felices, meternos en cualquier aventura y tomárnoslo todo a risa.

“Era a ti…” dijo mi hermano.

Total, que dimos media vuelta, entré por la puerta y en la primera mesa había cuatro chicas partidas de risa y una de ellas algo más avergonzada… fue todo muy fácil y de risas, así que fui a divertirme un rato y les dije: “¿Quién ha sido la de “guapoooo”? :D

Y todas las amigas la vendieron y la “traicionaron” cariñosamente, jeje

“Ha sido ella”…

“¿Siempre eres así de lanzada, te parece bonito?” ;)

Así que con apenas dos o tres frases, la miré fijamente a los ojos y le dije:

“Mira, no sé como te llamas pero para mí eres Sara. Encantado de conocerte Sara, yo soy Iker y para mí eres Sara… ;) ” y me acerqué hasta a sus labios para besarla y ella se quedó esperando el beso… nos dimos un beso corto y luego acabamos dándonos varios más largos… increíble chica!

Me quedé un rato hablando con ellas, eran unas amigas de Barcelona pasando unos días en Madrid… cuando nos fuimos del bar mi hermano me contó que estaba todo el mundo mirando flipando… jajajajaja pero la verdad es que son esos momentos en los que estás divirtiéndote tanto y tan metido en tu mundo con ella, que ni me di cuenta… ;)

* * * * *

Y tú, seguro que también recuerdas algún momento de disfrute con alguna chica (o chico), reciente o pasado, aunque fuera por unos segundos. ¿Te apetece contarlo?

Si es así, puedes escribirnos donde dice “Comentarios”, en este enlace.

About these ads

4 pensamientos en “Seducción amorosa. ¡Qué bueno fue! “Soy Iker, ¿eres Sara?”

  1. Bueno, llevo bastante tiempo entrando aquí y nunca he escrito nada, así que ya va siendo hora. Resulta que yo también me uno a la cadena de vivencias, y después de leer la historia de “El Bando de la Huerta” me he acordado de una historia. Antes de nada, he de decir, Violinsta y James Bond, que me estáis dejando con unas ganas de salir de fiesta con vosotros… Jajaja

    Era el día de carnaval, íbamos un amigo y yo hablando con todo el mundo, muy animados nosotros, cuando estamos bajando unas escaleras, y en la misma dirección que nosotros, un grupo de 15 o 20 chicas disfrazadas de jugadoras de rugby, así que cuando una se puso a mi altura todo serio dije:
    -Eh, eh, tranquilas, yo no quiero problemas…
    Ellas se peleaban por contestar, pero yo no estaba escuchando pues una de la chicas y yo estábamos ocupados en la mirada el uno del otro, así que mi amigo siguió hablando con las demás y yo hablé con la que me había llamado la atención.
    -Yo: Me suena tu cara…
    -Ella: ¿Sí? ¿De qué?
    -Yo: No sé… Será de mis sueños.
    Lo dije sin saber muy bien qué había dicho, me salió del alma, y mi amigo y yo continuamos hacia delante y oí como una de las amigas dijo: Ohh, que bonito!
    Unos minutos más tarde volvimos a verlas y sus amigas dijeron: Es él, es él!- Ella y yo nos miramos mientras seguían hacia delante y nosotros hacia el otro lado, sus amigas decían que nos diésemos los tuentis, pero no lo hicimos y me quedo con el recuerdo de verla girar la esquina mientras nos mirábamos, que tampoco está nada mal. Aunque esta clase de recuerdos me hacen pensar que si hubiese ido detrás de ella y la hubiese besado sin más tampoco habría estado mal, pero así para la próxima vez ya sé que tengo que hacerlo, por crear una historia diferente mas que nada jajaja

    Un abrazo, y muchas gracias por llevar esta página, Violinista, nos haces felices publiques lo que publiques… A mí por lo menos.

  2. Superhéroe, como bien dices, cuando te sientes alegre y estás disfrutando, las cosas salen del alma, como cuando le dijiste: No sé… Será de mis sueños.

    Eso, si tratas de decirlo otro día, te sale artificial, y se nota. Por eso, las técnicas no valen de nada, sino la alegría que lleves encima ;)

  3. Hola qué tal Violinista he leido el post de James Bond y me ha recordado una situación parecida con una chica, pero en la cuál yo casi no hice nada solo deje ver mi guapura ante ella jeje ;).

    Fué hace cinco años, en ese tiempo tenía 14 años. Hiba a comprar a una tortillería dónde atendían puras chavas jovenes y bastante monas.

    Habia una en particular que cada que hiba se desvivía por atendermé y sonreirme mientras me despachaba :). Sus amigas eran complices porque recíen llegaba y le avisaban que corriera a verme. Ella tenía dos años más que yo unos dieciseis, pero era bien pícara y divertida. La verdad es que en esa época me queaba bien sonrojado y cuándo me decía me decía guapo.

    En una ocación después de varias veces la misma rutina. Ella me lo dijo abiertamente:

    -oye me gustas mucho ¿te puedo dar un beso?

    Yo no lo ví venir y ni le conteste, sólo le sonreí dándole con eso un sí. No me moví para nada, sino ella se inclino hacia el frente a mis labios y ¡vuala! me beso. En esa época ya habia tenido unas dos novias, osea que ya tenía experiencia en eso de los besos y cuándo termino de besarme y se disponia a apartarse de mi yo me incline está vez hacia ella y le dí otro pero como me gustan a mi de lengüita jeje ni se lo esperaba :).

    Sus amigas no paraban de reír y gritar emocionadas.

    Nos sonreimos también los dos, fue muy divertido, luego tomé las bolsa de las tortillas y me fuí.

    Así que cuándo una chica con ganas de divertirse y reirse se mete con nosotros ¡cuidado! porque se la podemos voltear.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s