Seduccion chicas (chicos). ¿Puede un seductor ser un problema en la pareja?


Hoy, os dejo otra de las preguntas que me efectuaron en la revista Psychologies, pero que por falta de espacio se le dedicó a ésta sólo unos renglones en la publicación final del artículo. Aquí está la pregunta y mi respuesta completa.

(Pregunta de la periodista)

Seducir está muy bien, incluso dicen que es un arte, pero en el ámbito de la pareja que uno de los miembros sea seductor, ¿puede convertirse en una fuente de problemas?

Respuesta de Alberto Hidalgo

En toda pareja existen una serie de acuerdos explícitos o implícitos, y en la medida en la que uno de los miembros no los cumpla, o esté cerca de no cumplirlos, se generará un ambiente de tensión y conflicto.

Hay muchas maneras de incumplirlos, desde las maneras más mundanas, como no realizar las tareas domésticas preacordadas, pasando por no alcanzar las expectativas sexuales que requieres de tu pareja, hasta llegar a incumplir con el acuerdo de fidelidad pactado, el de la exclusividad sexual.

Es decir, la seducción en sí misma no es un problema, siempre y cuando haya un pacto previo de que ambos pueden flirtear con otros y no pasar de ahí. Lo que ocurre es que, habitualmente, el que seduce suele superar los límites acordados con su pareja, y caer en la infidelidad.

En definitiva, cualquier conducta que esté próxima a romper un acuerdo de pareja previamente establecido, será fuente de problemas, sea de seducción o no lo sea. Por ejemplo, puede que una persona NO sea un seductor, y genere igualmente problemas en su pareja porque le sea infiel, por ejemplo, contratando los servicios de una profesional del sexo.

2 pensamientos en “Seduccion chicas (chicos). ¿Puede un seductor ser un problema en la pareja?

  1. A modo muy personal, considero que el que exista un seductor en la relación beneficia mas de lo que perjudica, ya que el arma de seducir te lleva a obtener lo que deseas no siendo necesariamente placeres sexuales, ya que se cuenta con la capacidad de enfocar las habilidades emocionales poseídas y cuando estos deseos son afines para ambos, se vuelve verdaderamente satisfactorio, puesto que la seducción es un juego que está hecho para ganar. Por otra parte el seductor generalmente posee templanza y autocontrol en su manera de expresarse, actuar hasta de pensar, es capaz de resisitirse lo suficiente para lograr cumplir sus objetivos donde puede filtrear con otros y saberse controlar si esto es lo que decide.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s