Seduccion de este dia. Revista Psychologies. Vivir con un seductor

Tengo la gran satisfacción de comunicaros que ha salido publicado un artículo en el que he participado (junto a las psicólogas Alejandra Vallejo-Nágera y Anna Isabel Gil Wittke) en la reconocida revista Psychologies (Nº 83, diciembre 2011), denominado “Vivir con un seductor“. :)

¡Qué casualidad que en la portada ha salido Scarlett Johansson!, una de mis preferidas. ¡Esto es una señal! Hace tiempo que no sé nada de ella. Tendré que llamarla esta semana, que últimamente la tengo muy abandonada 

Me han asegurado desde la revista que me enviarían el artículo completo en formato PDF para poder colgarlo en la web. Mientras eso ocurre, os voy a dejar las respuestas que realicé, originalmente, y de manera completa, a las preguntas que me formularon. Ya sabéis que los artículos que salen publicados finalmente, son una síntesis de lo que hemos opinado los diferentes autores que participamos en el artículo, y suelen quedar bastante reducidos debido al poco espacio que disponen para publicar.

Por tanto, me parece interesante dejaros las respuestas originales.

Como son unas cuantas, iré dejando publicadas una a una. Aquí la de hoy:

¿Qué entendemos por personalidad seductora/seductor?

Respuesta de Alberto Hidalgo

Cuando hablamos de personalidad seductora, podemos entenderlo de dos maneras. En su versión negativa, alguien con personalidad seductora es el que consigue lo que desea utilizando artes de dudosa honestidad, basándose en promesas y/o engaños, y pensando sólo en su propio beneficio, sin importarle en absoluto los demás. Es un embaucador nato. Un ejemplo de este seductor podría ser el típico político que encandila a sus votantes con su extraordinaria oratoria y aparentes buenos fines, cuando en realidad lo que desea es enriquecerse a toda costa de ellos.

En su versión positiva, la personalidad seductora es la de alguien encantador, fascinante, atrayente, alguien que te ilusiona, que te motiva hacer algo en beneficio mutuo o, incluso, solo en tu propio beneficio, de manera altruista. Un ejemplo de este seductor podría ser un profesor que motive a sus alumnos a ser creativos, a que apuesten por sí mismos y a realizar sus propios sueños (profesor del estilo de la película “el club de los poetas muertos”).

En el terreno de las relaciones afectivo sexuales, un ejemplo del primer tipo de seducción sería el de un hombre que conquista a una mujer para subir su propio ego y alardear después ante sus amigos. Un ejemplo del segundo tipo de seducción sería el de otro hombre, muy diferente al anterior, que le encanta una mujer y se anima a conquistarla, porque cree, de corazón, que ambos estarán muy bien juntos y ambos ganarán.

Al margen de buenas o malas intenciones, es importante señalar que aunque se suele hablar de cómo es “la” personalidad de un seductor, en realidad hay “multitud” de diferentes y variadas personalidades seductoras.

Por ejemplo, y basándonos en personajes populares de películas, estas diferencias de personalidad se hacen evidentes, si comparamos, por ejemplo, la de James Bond y la de Don Juan de Marco, vemos que no tienen nada que ver. El primero es arrogante, irónico, insolente, presumido, el segundo es emotivo, tierno, apasionado, romántico.

Ocurre lo mismo con las personalidades de exitosas mujeres seductoras, existe una gran diversidad. Por ejemplo, comparemos Greta Garbo y Marilyn Monroe. La primera era distante, misteriosa, inexpresiva, seria, incluso era conocida con el sobrenombre de “la mujer que no ríe”; la segunda era dulce, expresiva, alegre, inocente. Ambas muy seductoras, pero eran como la noche y el día.

En la vida real, también podemos comprobar la gran variedad de personalidades seductoras, tan sólo hay que salir cualquier noche y entrar, por ejemplo, a una discoteca. Podremos ver en un lado de ésta, al típico chico engreído, altanero y creído, algo chuleta, que vuelve locas a las chicas. Y en otro lado de la discoteca, podremos ver a otro exitoso seductor completamente diferente, extrovertido, cercano, alegre, y también estará rodeado de chicas que lo desean con pasión. Por eso, como decía, más que hablar de “la” personalidad seductora, sería más apropiado hablar de las diferentes “personalidades” seductoras.

A su vez, dentro de la peculiar personalidad de cada seductor, habría que tener en cuenta muchos aspectos que van entrelazados: atractivo físico, habilidades sociales, seguridad, autoestima, etc.

Curiosamente, hablando de autoestima, mucha gente cree que un seductor es alguien que tiene su autoestima muy alta. Esto en muchos casos no sólo no es así, sino que es justamente al contrario. De hecho, muchos artistas, todos ellos muy seductores, tienen en muchos casos una autoestima muy baja, sienten necesidad de estar siempre buscando la aprobación de los demás, porque no logran aceptarse bien a sí mismos. Algunos de ellos, incluso, recurren a las drogas tratando de calmar su ansiedad provocada por el poco amor que tienen por sí mismos (Michael Jackson, Amy Winehouse, etc.)

Autoestima y seducción no siempre van de la mano, en ocasiones sí, y en otras ocasiones no. Yendo a un ejemplo cotidiano, un chico que sepa cantar muy, muy bien, de los que te emocionan con su melodiosa voz, puede tener una autoestima baja, pero sabe que usando el Principio Universal de Seducción de “lo artístico“, en este caso cantar, la chica que lo oiga se va a quedar prendada de su arte, y le va a resultar sumamente atractivo ante sus ojos. Este es otro ejemplo que evidencia que no tienen porqué estar relacionados los términos seducción y autoestima.

El exitoso seductor cuyo único fin es “capturar presas”, “ganar medallas”, lo hace tratando precisamente de subir su autoestima, porque es lo único en su vida que tiene el control y obtiene resultados. A mi gabinete de psicología han venido chicos muy seductores, con tremendo éxito con las mujeres, sin embargo, padecían de una inestabilidad emocional muy fuerte, obsesiones, depresión, etc. Seducían, simplemente, usando sus armas: ir muy guapos, hacer reír, bailar, etc. pero todo eso lo hacían, como decía, para tratar de subir su propia autoestima.

Esto es como quien trata de ganar mucho dinero para subir su autoestima, no funciona. Cada vez se convierten, más y más, en personas dependientes del dinero, y cuanto más tienen, peor se sienten, más vacíos.

About these ads

Un pensamiento en “Seduccion de este dia. Revista Psychologies. Vivir con un seductor

  1. Dado que me he forjado en la escuela violinista, aunque ya tuviera mis ideas y mis éxitos en la seducción, estoy totalmente de acuerdo con el que considero mi Casi “maestro” xDDDD

    Un saludo!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s