Seduccion chicas (chicos). Ligar. Mirando carteleras de cine

 

Hoy, os dejo una vivencia real de seducción que nos contó nuestro amigo Leon. Como veréis, trabajar para un cine puede tener sus recompensas. Gracias Leon por compartir tu historia😉

Carta de Leon

Hola a todos. Lo primero darte mi enhorabuena, Violinista, por esta web tan maravillosa que descubrí hace realmente poco.

La verdad es que nunca me he considerado especialmente un seductor. Principalmente porque desde la adolescencia me he pasado el tiempo viviendo de una relación amorosa a otra. Sin embargo, hace un tiempo que me desencanté del amor, y he estado probando a divertirme con amigos y a conocer chicas… con bastantes buenos resultados!

Algunos de esos amigos aseguran que se debe a que tengo una cara bonita que además transmite ternura y confianza, eso dicen, y los que me han visto en acción señalan la naturalidad y autoconfianza con la que flirteo. No lo sé. Lo cierto es que no uso muchos trucos y trato de ser yo mismo y sentirme cómodo.

El caso es que me gustaría compartir con vosotros mi última conquista. Así que allá va:

Trabajo de portero y acomodador en los cines de mi ciudad. Una tarde, mientras salía de una de las salas, veo que mi jefe en portería me está haciendo señales para que me acerque. Y eso hice.

-Jefe: Has visto a esas dos de ahí? (y me señala a dos chavalas despampanantes, una rubia y otra morena, que llevaban un rato discutiendo frente a la cartelera).

-Yo: Sí, ¿qué pasa?

-Jefe: No eres capaz de acercarte a hablar con ellas y aconsejarlas sobre qué peli ver. Si lo haces, te invito a un refresco.

-Yo (sonriendo y envalentonándome ante el reto): Y si consigo sus números de teléfonos… ¿me invitas al menú completo? (entre risas)

Mi jefe acepta, sin creérselo. De hecho creo que le doy la impresión de ser demasiado tímido. Le dejo y me dirijo a la cartelera con decisión, y a unos pasos de las chicas me paro.

-Yo: ¿Os puedo ayudar en algo? (con tono casi neutral, sin ofrecerme abiertamente ni mostrar que me interesan. Ellas se vuelven y me sonríen.)

-Rubia: Precisamente estamos aquí liadas sin saber qué peli ver!!

-Yo: Me he fijado. Una de dos, o era eso o jugábais a memorizar los carteles (con una sonrisa amable y aire relajado). ¿Qué os gusta?

-Morena: Yo quiero ver una de miedo…

-Yo: Pues está los ojos de julia, que va de tal tal y cual y además da pie a que os agarréis a vuestros novios (con tono cómplice. Ellas se miran fugazmente mientras sonríen y con un leve gesto de la cabeza la morena parece “ceder” la palabra a la rubia, que además era guapísima).

-Rubia: No, no… si no tenemos novios =)

-Yo: Anda (frunciendo el ceño en plan sorpresa) eso está bien. (ellas no paran de sonreír y de mirarse entre ellas, sobretodo la morena a la rubia)

-Rubia: Y esta? de qué va?

-Morena: Seguid vosotros, yo ahora vengo (sonríe a la amiga y esta no parece sentirse incómoda de “quedarse sola”)

-Yo: Esa es a 3 metros sobre el cielo. De amorío. Un poco típica: chica buena, chico malo…

-Rubia: Pues a mí esas me gustan… (se defiende ella con un tono juguetón. Entonces paso a mirarla más fijamente. Hasta ahora solo las había mirado de cuando en cuando, dando a entender que tampoco es que me interesaran demasiado).

-Yo: Qué bohemia: soltera, te gustan las pelis románticas… yo creía que ya no quedaban chicas como tú. No haces más que sumar puntos.

-Rubia: (se echa a reir y me mantiene la mirada mientras sonríe, entre tímida y encantada).

-Yo: (fingiendo despiste) Qué maleducado! Yo aconsejándote de cine aquí y ni siquiera me he presentado.

-Rubia: Ay que ver eh!

-Yo: Me llamo León (me acerco y le doy dos besos).

-Rubia: Yo me llamo Rubia. Sabes, León… creo que al final le diré a mi amiga de ver la de amor.

-Yo: Ya me contarás qué tal. Aunque para la siguiente sesión yo ya no estaré aquí (fingiendo un poquito de pena).

-Rubia: Y ahora qué? yo que quería que fueras el primero en saber mis impresiones.

-Yo: Bueno… si te doy mi número de teléfono podrás llamarme cuando te apetezca y me cuentas. (Ella me sonríe, se saca el móvil y me pide el mío. Luego me da un toque para que su número quedase registrado en él).

-Rubia: Muchas gracias, León. Me voy a buscar a esta… Oye, ¿siempre eres tan amable con todos los clientes?

-Yo: No… de hecho tengo que sincerarme contigo. Mira disimuladamente por detrás de mí. ¿Ves a ese hombre de camisa? Es mi jefe, y me mandó ayudaros. Como buen trabajador solo cumplía órdenes.

-Rubia: ¿Qué si, no? (haciéndose la traicionada)

-Yo: Sip, pero si llego a saber antes lo encantadora que eres en persona me habría adelantado a mi jefe (y le sonrío dulcemente. Ella no puede sonreír más abiertamente. Y con un leve gesto, me despido y me voy. Y ella me grita una última cosa:

-Rubia: Te voy a llamar eh? (yo me vuelvo y le hago un gesto afirmativo con la cabeza).

Ni que decir tiene que mi jefe alucinó luego conmigo, y me aseguró que cuando quisiera le pidiera el menú porque lo prometido es deuda (Aún no lo he pedido jeje). Pero lo mejor de todo, es que aquella noche Rubia me llamó, me contó sobre la peli y al final acabamos hablando un rato. Creo que dejaré pasar unos días y luego la llamaré para salir. Un saludo!!

2 pensamientos en “Seduccion chicas (chicos). Ligar. Mirando carteleras de cine

  1. Sabes eso es algo que funciona bien sin dudas por estos pagos. la verdad han sucedido un par de veces cosas muy parecidas a la que cuentas y es muy buena forma de entrar ya que tienes algo que alluda la informacion la picardia y ese gesto de interes que queda plasmado disimuladamente! muy bueno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s