Seduccion chicas (chicos). Ligar. La tachuela en el zapato

 

 

Hoy, nuestro amigo Giacomo nos trae otra historia de seducción. Y aunque haya alguien que ya ha comentado que no cree que sea verídica, soy de los que defienden que todo el mundo dice la verdad mientras no se demuestre lo contrario.

Además, en el caso de que fuera una historia inventada, total o parcialmente, es igual, me ha gustado, y gracias a ella, cada vez que vea una tachuela significará, a partir de ahora, una oportunidad original de conocer a una chica. Giacomo, lo dicho, una vez más, gracias por enviarnos tus posts, siempre son refrescantes y divertidos.😉

Por cierto, lo de la tachuela y los zapatos, me ha recordado a este post, una Apertura que en ocasiones he usado.

De tu historia, me ha gustado mucho, entre otras cosas, la razón que le diste para no darle su lima de uñas y lo de decirle que eras su Santo…

Carta de Giacomo

LA TACHUELA EN EL ZAPATO

Hola a todos

El fin de semana anterior aconteció que debía cancelar el derecho de circulación de mi vehículo, el cual se paga anualmente y precisamente en el mes de diciembre (casualmente esta fecha concuerda con el aguinaldo).

Como típico costarricense (tico) dejé dicha labor para el último momento, por lo que antes que empezara a correr las sanciones moratorias decidí ir a pagar. Como era de esperarse el banco estaba que no cabía ni una sola alma, por lo que la cola era inmensa, y por más que intenté acceder desde mi teléfono móvil a pagos electrónicos me resultó imposible. Entendí que tocaba hacer cola.

Recuerdo que sentía un poco de sed, y me dirigí al dispensador de agua que se encontraba a unos cuantos metros de la cola, tomé un vaso y me serví, y comencé a divisar toda la gente que venía entrando al banco. En eso, observé una hermosa rubia que venía ingresando al banco, sencillamente noté como robada la atención de todos los hombres presentes.

En ese momento sabía que de incorporarme a la cola justamente quedaría a su lado, pero debería ocurrírseme una manera de poder captar su atención.

En ese momento en una de las guirnaldas navideñas que decoraban el lugar, me encontré que la misma se sujetaba con tachuelas, para lo cual disimuladamente tome una la arroje al piso e intencionalmente pise con el talón de mi calzado la misma.

Me dirigí a la cola, precisamente quede cerca de la chica. Ella notó mi presencia, sonreí y le dije, !hola! ella devolvió el saludo con una sonrisa.

En ese momento y delante de ella justo cuando me veía le dije: !disculpa! en ese acto puse mi mano en su hombro para sostener mi equilibro levante mi pie derecho e intente sacar la tachuela, ella reaccionó normalmente y apoyo su brazo en mi espalda para darme más equilibrio.

Unos instantes después ella me dijo !oye te vas a quebrar la uña !, pues veo que esa tachuela esta demasiado incrustada, mejor espera, me hizo señas de volver a poner mi pie en el suelo y sacó de su bolso una lima de uñas me la entregó y me dijo ! intenta con esto!

Recuerdo que me volví a apoyar en ella, pero está vez yo fui quien la abrazó de su cintura y ella hizo lo mismo conmigo, saqué la tachuela y me la deposite en el bolsillo de mi camisa.

Ella: ¿por qué te guardas la tachuela si tanto trabajo te dio?

Giacomo: no quiero que nadie se la clave en su zapato.

ELLA: ¿tan considerado eres?

GIACOMO: igual que tu, quien me sostuviste y me prestaste tu lima de uñas

ELLA: aun no me has devuelto mi lima de uñas

GIACOMO: es que tengo una tachuela en el otro zapato

ELLA: sonríe, sácatela entonces.

GIACOMO: ! aquí y ahora, delante de toda esta gente, oye eres una libidinosa! y no tengo ni cinco minutos de conocernos (en un tono de voz serio y luego bromista)

ELLA: risas, risas, ¡oye me refería a tu tachuela.!

GIACOMO: ! oye me has tranquilizado, yo ya iba a llamar a seguridad porque sentí acosado!

ELLA: risas, risas.

ELLA: ¿vas a sacar tu tachuela si o no?

GIACOMO: está bien, (me apoyo en su cintura y ella en la mía) cuidado y me tocas, no te pases conmigo. (Levanto mi zapato izquierdo y no hay tachuela).

ELLA: ¡oye eres un mentiroso!, no tienes ninguna tachuela en ese zapato.

GIACOMO: con que tu lo sabías y aún así  te aprovechaste para tocarme, vaya que eres aprovechada.

ELLA: risas, risas, risas.

ELLA: ¿eres así como todas las mujeres?

GIACOMO: no normalmente ellas no se me abalanzan ni me tocan, ellas controlan sus impulsos.

ELLA: risas, risas,

ELLA: !eres un caso perdido!

GIACOMO: ojala estuviese perdido, así no me hallarías, y no abandonarías la idea de acosarme.

ELLA: ¿te da miedo que una mujer te persiga?

GIACOMO: no si es bonita

ELLA: !oye yo soy bonita!

GIACOMO: !pero solo eso no te da derecho de tocarme!

ELLA: Risas, risas, risas,

ELLA: !dame mi lima de uñas!

GIACOMO: NO, mejor me la quedo para afilarme las uñas y defenderme de ti.

ELLA: ¿Aruñarías a una mujer?

GIACOMO: a ti te aruñaría la espalda y lejos de molestarte me pedirías más.

ELLA: risas, ¿oye ahora crees que soy masoquista?

GIACOMO: ahora creo que vas a ir a donde yo trabajo a recoger tu lima de uñas

ELLA: ¿ahí piensas aruñarme la espalda?

GIACOMO: !claro que no!, pensaba, que me buscarías para tomar café,!vaya vas muy rápido!, aún ni nos besamos y quieres que te aruñe la espalda, así no llegarás lejos conmigo.

ELLA: risas, risas.

ELLA: ¿y dónde nos tomamos ese café?

GIACOMO: en la cafetería x

ELLA: no la conozco, donde queda?

GIACOMO: soy malo para dar direcciones, que tal si te la envío por mensaje de texto.

ELLA: ok

GIACOMO: tu número es (saco mi teléfono móvil)

ELLA: 8975xxxx

GIACOMO: te llamas Melisa

ELLA: ¿cómo supiste mi nombre si ni te lo dije?  

GIACOMO: es sencillo, tambien vienes como yo a pagar tu derecho de circulación de tu vehículo y ahí observé tu nombre.

ELLA: ja, ja, y cual es tu nombre y tu número

GIACOMO: (le hago una llamada perdida) ahora tienes mi número,

ELLA: y tu nombre?

GIACOMO: tu Santo.

ELLA: ja, ja, ja.

ELLA: por qué ese en específico?

GIACOMO: !porque te voy a llevar a la gloria!

ELLA: risas, risas.

Luego le tocó su turno en la caja, luego el mio y cuando salí allí estaba ella a la distancia me lanzó un beso y me grito:

ELLA: te veo para el café entonces, pero que quede claro que es solo para recoger mi lima de uñas, risas, risas, risas.

GIACOMO: tu solo portate bien, si quieres ganar la gloria.

Bueno, eso fue todo.

Después de ese día tomamos café y quedamos que íbamos al cine, pienso llevarla el viernes a ver como caminan las cosas.

15 pensamientos en “Seduccion chicas (chicos). Ligar. La tachuela en el zapato

  1. Imaginación tiene desde luego😀 , sería un estupendo narrador de historias… desde luego son creativas y originales. Yo no suelo complicarme tanto, entre otros motivos porque es dificil al ser espontáneo tener la mente fría e inventar todas esas frases refrescantes en el mimso momento. Igualmente muy buen artículo, y a tí violinista un saludo, me encanta tu web y la sigo normalmente aunque no suelo comentar😉 .

  2. ¡Si claro!, pues la que más suelo usar es un simple ¡Hola!, seguido de una amplia sonrisa🙂 . Pero como eso queda un poco soso, cuando estoy de humor cualquier cosa que me venga a la cabeza, “Hola, me recuerdas a mi hermana pequeña y he venido a conocerte”, si fuma, “tienes algún cigarrillo que no vayas a usar”, o si me pide fuego, “espero que no sea para incendiar X lugar”, o una que me gusta mucho, “al pasar por aquí cerca he visto tus ojos azules y he tenido que pararme a mirarlos, me llamo X”, etc… lo valioso o sustancial es divertirse y que ella vea que eres confiado y juguetón🙂 .

  3. excelente la historia de Giacomo ! yo tambien soy costarricense (tica) asi que me alegra saber q en mi pais existe gente con gran ingenio y personalidad !!!

  4. Mari,que tal y hacemos una entrada en este post donde tu me seducirías a mí y luego yo a ti.

  5. Que tal Violinista, Feliz Navidad.
    Por aqui te dejo una frase suelta, luego publicaré más post, ya tengo el de NATGEO, el de los beneficios de un beso.

    Frase suelta: (cuando has hecho algo indevido y pretendes ofrecer una disculpa)… Disculpame esta o todas la otras que te haga😉

  6. A mí por fin me entraron el otro día como me merecía😀

    Me tropecé y medio me caí encima de un chico la mar de mono (si es que la suerte…), y ni corto ni vacilante soltó: -Ey, que no necesitas caerte para ligar conmigo.

    Ay, le miré, me sonreí hacia abajo, y al oído le dije: -lo sé

    Porque nos ibamos en ese momento del local, pero tenía pinta de haber sido muy divertido el coqueteo, se le veía espabilado.

    (luego dijo, pero si te vas… no va a haber manera)

  7. A mí me encantó, es esa chispa juguetona la que hace falta más a menudo🙂

    Otro que iba con muletas soltó al verme todo sonriente: ¡La leche, mi enfermera ha llegao y me pilla aquí bailando! 😀

  8. hola Giacomo ! disculpa q hasta ahora reviso nuevamente el post ! me gusta tu idea😉

  9. ME gusto tu cuento entro por primera vez a este sitio y es lo primero que leo esta muy bueno mucha imaginación aunque claro esta es tambien factor de suerte porque ella parece o que es muy sociable o que ese día estaba de buen humor …porquebien pudo salirte con cualquier cosa…. por cierto es ARAÑAR no aruñar !!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s