Seduccion hacia la salud. Soy un fracasado

 

Ayer uno de nuestros lectores nos expuso un tema que de manera indirecta hemos tratado en muchas ocasiones en esta Web, que es el de sentirse bien con uno mismo.

En este caso, concretamente, hablaremos de dejar de sentirse mal con uno mismo. Por si no está suficientemente explicado en otros posts, lo aclaro más en éste y adapto el antiguo post de porque-itis a este tema (ver abajo).

Carta del lector

Hola violinista, tiempo desde la ultima vez que postee preguntando algo. Pero esta vez voy a preguntarte algo por los viejos tiempos, y es que ultimamente cuando estoy bien soy una fiesta, to extrovertido, alegre, etc y todo lo que ello conlleva, pero cuando de repente estoy apagado, me autoflagelo por decirlo de alguna manera y solo se ir hacia abajo en espiral.

Se que todo esto es debido en cierta manera a que mi autoestima no es tan perfecta como deberia y a veces me auto considero inferior, no se…

El caso es que te pido consejo sobre esto, que hacer cuando uno esta todo embajonado y de repente no se siente nada regalo, sino todo lo contrario, un fraude y un perdedor, por cosas que me hayan pasado, o simplemente porque me siento de repente asi.

¿Que hacer para salir de ahi?

un saludo, y espero pongas algun consejo al respecto.

Un abrazo

Contestación de El Violinista

Sería muy largo de explicar de forma detallada lo que me preguntas. Sí te digo que la base de todo es aprender a separarte de tu pensamiento, a no identificarte con él. Una de las maneras es practicar observándolo y, por ejemplo, escribiéndolo en un folio. Así, si entrenas a menudo, al final no necesitarás folio para distanciarte de esos pensamientos y no te identificarás con ellos, por tanto, dejarás de sentirte mal.

Ponte a ello, pregúntate “¿qué dice mi mente en este momento?” “Eres un perdedor, un fraude” Lo escribes. Todo lo que diga tu mente lo escribes. Y una vez escrito, pones en cuestión el grado de verdad de esos pensamientos. Así vas separándote de ellos.

“Soy un perdedor” ¿Qué es eso de perdedor? No sé si soy perdedor o si soy un ganador con los amigos, en los estudios, con las mujeres… lo que sí sé es que me encanta estar con tales amigos, estudiando lo que estudio y estar con tales mujeres.

“Soy un fracasado” ¿Qué es eso de fracasado? No sé si soy un fracasado, lo que sí sé es que ahora mismo no tengo dinero, o que no salgo con la chica que me gustaría. Voy a buscar trabajo, voy a conocer más chicas.

Si te fijas, es una porque-itis pero contigo mismo “¿seré un fracasado, seré un perdedor?” y la solución de la porque-itis, ya sabes, es salir de esos rollos mentales e ir hacia lo que quieres y hacia cómo conseguirlo.

Veamos cómo queda el post de la porque-itis adaptado a este tema concreto.

¿Cómo combatir esto de si “soy un fracasado o un perdedor”?

1) Sabiendo qué quieres tú (no perder ni un segundo en esas etiquetas de “fracasado, perdedor” que lo único que hacen es alejarte de lo que quieres).

Ejemplo: No sé si soy un fracasado o no lo soy, lo que sí sé es que quiero disfrutar de chicas.

2) Actuando para conseguirlo. Voy a abrirme y conocer más chicas.

Ejemplo: No sé si soy un fracasado, lo que sí voy a hacer es, cada vez que salga, ir a un lugar donde me encante la música y voy a decir “hola” al menos a cinco chicas nuevas.

3) Si tu acción no tiene éxito, no hay preguntarse si eres un fracasado o no lo eres, sino actuar con otra estrategia que creas beneficiosa para tener éxito en lo que quieres.

Ejemplo: Voy a llevar mi cámara y, a lo largo de la noche, voy a pedirle a cinco chicas diferentes que me hagan una foto con mis amigos.

22 pensamientos en “Seduccion hacia la salud. Soy un fracasado

  1. Yo creo que es algo por lo que pasamos todas las personas en algún momento, me parece muy buena contestación la que le diste Violinista.

    Chuloplaya te doy la enhorabuena porque tus post`s son sin duda de los que más se aprenden en esta web y en mi opinión personal me valen para aplicarlos, tanto en entradas positivas como hemos visto en otras ocasiones como en este tipo de post sobre un pensamiento más negativo.

    1abrazo y Saludos.

  2. ¿Y para controlar las emociones?
    Estan los extremos de dejarse llevar todo el tiempo por la mente, ser extremadamente racional, pero, ¿Que sucede por las personas con emociones a flor de piel,
    Que terminan sufriendo por vivir las emociones de una forma incontrolable?….
    enamorarse de más, entristecerse de más (deprimirse) vivir la ira, la bronca..

    Suele pasar que se siente mucho de golpe, y no se sabe si esa situación es realmente producto de las emociones o de la mente que hace idealizar y volar muy lejos de golpe, sin poder controlarlo. ¿Me explico?😕

  3. No poder tener aventuras o relaciones pasajeras por sentir la sensación de involucrar sentimientos muy rápidamente (sin entender por que, si no me han brindado, ni he vivido lo suficiente para un “enamoramiento”)

  4. MariposaNegra!! entiendo. Si tienes aventuras o relaciones pasajeras, tienes la sensación de que eso está mal o algo así, y que no debes hacerlo, ¿no?

  5. Tal cuál . . . ¿quiza confundo “fuertes emociones” con trampas que me pone la mente por temor a sufrir luego?

  6. Aplicando a tu caso el post de arriba:

    “No sé si está mal o no está mal tener relaciones pasajeras, no entro ahí, lo que sí sé es que hoy quiero besar a este chico, ya veremos después”

    “No sé si me saldrá mal o no me saldrá mal, no soy adivina, lo que sí sé es que hoy quiero hacer el amor con este chico, ya veremos después”

    En resumen, haces caso a tu corazón y dejas a la mente para otro momento.

    Por mi parte, pongo fin a este post😉

  7. Bravo, Violinista. Este de la “porqueitis” es uno de los mejores posts de la web!! Simple y brillante. Lo mejor, los ejemplos.

    En vez de perder el tiempo con perspectivas que no nos valen, porqueitis y cristales “sucios” de la realidad (de eso hablaba Isha en un cuento); mucho mejor saber lo que queremos, enfocarnos en eso y actuar para ir a por ello.😀

  8. No sé si soy una fracasada o no pero lo que sí sé es que el virus de la gripe ha arruinado mi vuelta motera de hoy…

    No sé si habrá sido una excusa o que realmente está enfermo lo que si sé es que voy a intentar conocer a más hombres que tengan motoooo… 🙂

  9. Este caso de “bajonazos” nos pasa a todos, sobre todo se potencia cuando uno se implica con alguien mucho, como dice MariposaNegra. Ahora ¡a aplicarse los consejos! jeje.
    Aprovecho para saludar, que ya soy ciber-persona otra vez, jeje

  10. ¡Hey seina!

    ¿Qué tal? Pero, ¿que haces comentando aquí? Que nuestro sitio es la sección “Vuestros posts”. Cuéntanos algo allí inmediatamente (ja, ja, ja).

    Un saludo.

    Juan.

  11. Hola

    Con respecto al tema de los fracasos, sólo un comentario.

    Creo que existen diferentes grados de fracaso. No es lo mismo llegar en una carrera el cuarto, que llegar el último, aunque en ningún caso me lleve medallas.

    Llevado a la seducción, deberíamos plantearnos, si nos sentimos unos fracasados, de qué tipo somos. ¿Entramos y nos rechazan? ¿Nos rechazan a la segunda o tercera cita? ¿O tanto miedo tenemos que ni siquiera somos capaces de decir un simple “hola”?

    El fracaso es relativo y, muchas veces, es una percepción nuestra. Para un chico extraordinariamente tímido, alguien capaz de entrar varias veces todas las noches sería un seductor de éxito, aunque él pensara lo contrario.

    Un saludo.

    Juan.

  12. Oye Eduarthhhh lo de la motoooooooo es un punto positivo para tí!,jee! 🙂

    Lo de sentirse fracasado no es “literal” pero un poco de chasco si que te llevas de tener algo planeado con alguien y que no te salga… 🙂 ¿Tengo gafe o qué?- pensé yo el sábado.

    Quizás, como dice Juguetona, seducir es más fluirrrr que programar, que surja el momento de “estar ahí” y la coincidencia de encontrarse dos personas que se atraen, siempre disfrutando…

    La cosa es que, es divertido lanzarse y hacer entradas independientemente de los resultados…y no tener excesivas expectativas, eso creo que es fudamental porque si no hay cierre, cita o lo que sea,sigues a lo tuyo sin problemas…

    Y no centrarse en una sola persona, un solo candidato al que seducir…¡porque te libras de la obsesión y de la monoítis! 🙂

    Tengo un cacaooo y una “dispersión seductoraa” como nunca en mi vida.

    Es como echar varias cañas con carnada al mar….¡hay más probabilidades de que pique algún pez! 🙂

    Luego lo malo es si, cuando piquen, vas a poder comer tantos peces sin indigestarte,jeee! 😉

  13. Gracias, Violinista! 😉

    Ahí los tengo a todos, nadando plácidamente, sin sospechar siquiera,¡el peligro que les acecha!,jee! 🙂

    Algunos, son más escurridizos que otros y eso, le da más emoción a la pesca… 😉

    Tengo pendiente,también, un reencuentro con mi primer amor, ese que “nunca se olvida”.

    Ya lo contaré en otro post… 😉

  14. ola volinista, me gustaria saber el porque me siento raro buscando a una mujer que conoci en poco tiempo y paso de todo… (incluyendo su primera en la intimidad de ella) me siento como enamorado o ilucionado no lo se…. la llamo x la noche y hablamos 20min a 30min diarios la cual pienso cosas de engayo y me causa dolor pues no quiero sentir este malestar tampoco quisiera dejar de verla…….y confieso q no es la primera vez suelo ilucionarme tan facilmente con las mujeres q me gustan, siendo muy cariñoso detallista, y quisiera descubrir mi defecto con las mujeres saber cual es mi problema porque no duro mucho con las mujeres que me gustan

  15. Esto es un concepto interesante. En el budismo existe un término llamado anātman que significa “insustanciabilidad”. Es decir, que las construcciones mentales que nosotros creamos, en realidad son producto de una colección temporal de numerosos procesos dinámicos interdependientes y condicionados en constante cambio. Esta religión menciona que la relación entre el pensador y el pensamiento es una ilusión, y que la realidad se basa más bien en aquello que percibimos más que en lo que sucede en realidad.

    Ahora bien, aplicado a la seducción, su sentido se vuelve muy complicado. El seducir se basa en disfrutar. Bien, esto es correcto ya que es incondicional. Pero el hecho de negarnos a lo que queremos puede conllevarnos a la insatisfacción igualmente. No estamos aceptando nuestro “yo” real. Violinista, todo tu blog está basado en un axioma: “Seducir es comenzar a sentir, y dejar de pensar“. Pero mencionas sobre las estrategias.

    En muchos lados escucho sobre la “ansiedad sobre la aproximación”. Esa ansiedad en realidad nace en mí cuando estoy con una chica que me gusta, ya avanzada la interación. Y es ahí cuando uno quiere recurrir a técnicas o métodos, porque no sabe qué hacer o qué no. Sin embargo me queda claro esto: el éxito y el fracaso solo pueden existir si uno tiene una meta en mente. Es decir, al estar abierto a todas las posibilidades, y no estar atado a ninguna -¿recuerdas el anātman?- ¡nunca pierdes! pero tampoco ganas, al menos en el sentido “realista” de la palabra. Si no esperas un beso, un abrazo, un teléfono o un rapidín, entonces no pierdes, porque no lo tienes en la cabeza.

    Esto se vuelve aún más interesante. Según leo también, si alguien no hace tal o cual cosa, la persona pierde interés y “game over”. Así que, se plantea una paradoja: ¿hacer o no hacer para seducir? Y en cualquier caso ¿qué es lo necesario? ¿Es simplemente el resultado de un complejo sistema aleatorio para poder tener chicas? ¿Azar, destino o voluntad? ¿Técnicas o “el ahí se va”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s