Seduccion chicas (chicos). Ligar. No darle lo que ella quiere

 

He leído un post de nuestro amigo James Bond en su Web que es tan bueno que creo que merece ser leido por cuantas más personas mejor. Este post de seducción es como a mí me gusta, sencillo, práctico y con muchos ejemplos. Gracias, James Bond, por escribir un post así de claro 😉 . Aquí os lo dejo:

Post de James Bond

Calentamiento 6. No darle lo que ella quiere

Dentro de vacilarle hay varias formas: meterte con ella, llevarle la contraria, tomarle el pelo, no darle lo que ella quiere… Si has visto la película Alfie, recordarás que una de las chicas le pide un piropo al seductor y él le responde: “Te lo daré cuando menos te lo esperes”.

Cuando ella quiere algo, se lo retrasas jugando, y cuando no se espera nada, la sorprendes y se lo das. Un buen momento para usar este calentamiento es cuando un chica te pide algo y entonces tú muestras, de forma graciosa y sin que te afecte, que eres un poco rebelde y que tú no sigues las reglas de nadie, salvo las tuyas 😛

Éste calentamiento es como “El verbo NO” o al “Ahora sí, ahora no” de nuestro amigo El Violinista. Es como darle un sentimiento bueno y luego apartárselo y darle uno opuesto, quitarle la atención. O lo contrario: cuando ella no espera nada, de pronto la sorprendemos gratamente. Dar y quitar. Quitar y dar. Es el contraste de unas veces tratarla como una princesa, y otras chincharla un poco. Como el famoso dicho “Una de cal y una de arena”.

Lo bueno de este calentamiento es que eres diferente a los típicos chicos buenos necesitados y predecibles que siempre le dan todo lo que ella quiere. Esto es más divertido y atractivo.

No es recomendable decir siempre a todo que SÍ, pero tampoco el extremo opuesto de decir a todo que NO y llevar siempre la contraria. En otras palabras, esto es sólo un ingrediente más que puedes usar en tus sabrosas recetas. Es bueno de vez en cuando llevarle la contraria o tomarle el pelo sin darle lo que ella quiere.

Ella está pidiéndote o esperando algo y el NO saber contigo cuándo lo conseguirá, aumenta su atracción por ti. La incertidumbre, la sorpresa, el no saber qué ocurrirá luego, el misterio… El hecho de que tú se lo retrases, le hace aumentar su deseo. Se trata de jugar y NO darle lo que ella quiere, o no dárselo cuando ella quiere. Vacílale, tómale el pelo, sé juguetón, no te lo tomes en serio, ríete y diviértete. 😉


– Poner tu palma para que choque la mano y en el último instante quitarla…

– ¿El jueves por la tarde? No puedo. Mejor el viernes por la noche.

– ¡Ya veremos si te lo ganas! Si te portas bien…

– Vale. (Poniendo la mano) Cinco euros. ¿Te crees que trabajo gratis? 😉

– Si lo quieres, tendrás que ganártelo. ¿Y qué vas a hacer tú por mí? ¿Qué tal se te da hacer masajes?

– ¿Que te llame? jaja ¡Qué bueno! Anda, llámame tú, que yo ya te he llamado una vez y tú a mí sólo dos.

– Esto no te lo puedo contar por internet. Prefiero susurrártelo al oído, con los labios cerquita…

– Ahora no puedo conectarme al messenger, tengo que hacer cosas aquí. Me conectaré más tarde.

Ella: Búscame en el facebook.
Yo: ¡Ja! Eso es muy bueno. Venga, toma, apunta. Agrégame tú a mí que yo tengo mala memoria.

Ella: Vamos.
Yo: No, espera un momento. Que estoy muy cómodo aquí descansando. Ahora voy.

Yo: Toma, ¿quieres un cigarro?
Ella: Sí.
Yo: Pues ya no me quedan… jeje

Ella: ¡¡Cógeme en brazos!!
(Ella salta y cuando la vayas a coger, amagas que no… y ella se piensa por un milésima que se va a caer y se lleva un pequeño susto 😛 )
Ella: ¡Qué idiota! jajaja Cómo me vacilas…

Yo: ¡Me encanta besarte!
Ella: ¿Por qué?
Yo: ¡Porque acabas de comer mi pizza favorita!

Ella: Si yo te tuviese a mi lado no te dejaría ir.
Yo: Entonces tendré que escaparme por la ventana con las sábanas formando una cuerda…

Ella: ¿Quieres que salgamos por ahí?
Yo: ¡Te invito a cenar, pero pagas tú, eh!
Ella: Suena bien el plan… Qué va, yo soy pobre. No puedo.

Ella: Qué rollo son los días de lluvia
Yo: ¡Qué dices! ¡Son los más divertidos!

Ella: ¿Y qué pasó entonces?
Yo1: Eres demasiado pequeña para saberlo. Cuando cumplas 18 años…
Yo2: Es una larga historia. Te la contaré otro día.

Ella: ¿Me vas a decir ya cuántos años tienes?
Yo1: ¡Claro! …Cuando me hagas un masaje.
Yo2: ¿Sabes que una dama nunca le pregunta su edad a un caballero? Es de mala educación.

Ella: ¿Nos veremos pronto?
Yo: No creo…

Ella: ¿Me quieres?
Yo1: ¿Te digo la verdad o la mentira?
Yo2: Sólo por tu dinero.
Yo3: ¡Claro! (y poner cara de asco exagerada y graciosa)
Yo4: No… (y besarla)

Ella: ¡No te vayas! ¿Me vas a dejar aquí aburrida?
Yo: Sí… Tengo que irme.


Todas se dicen en plan de broma y eso se tiene que notar cuando lo hagas. 😉 No le das lo que ella quiere, pero es un juego y te estás divirtiendo. Otras formas de No darle lo que ella quiere son: tardar un poco en contestar un mensaje, llevarle la contraria aunque sea de forma absurda, guardar algún secreto sin confesar, o evadir alguna pregunta. Dejarle con el misterio.

Recuerda: “Una mujer no quiere lo que ella dice que quiere”. Deseamos lo que no podemos tener. Y lo que dice Alfie: “Te lo daré cuando menos te lo esperes”. 😉

13 pensamientos en “Seduccion chicas (chicos). Ligar. No darle lo que ella quiere

  1. ¡Muy bueno James Bond! Se nota que lo has practicado 😉

    A mi me gustaría añadir algo. Gran parte de las veces que no he tenido éxito ha sido por abusar de esto. Como a todos nos gusta ser “el que no le da lo que quiere” a veces este juego de cal y arena se convierte en una batalla de egos, y lo que empezó siendo divertido ya no lo es tanto.

    Tu tardas un poco en contestar el mensaje, pero ella hace lo mismo y mejor, y así hasta que nadie consigue lo que quería, que es acercarse al otro.

    A mi me resulta un poco difícil controlar esto, pero lo que estoy aprendiendo y propongo es a DEJAR que nos lo hagan a nosotros. Dejar que nos atrapen con su juego y disfrutar de ello también. Aprender a ser el cazado.

    “No darle lo que ella quiere, pero dejar que ella tampoco te lo dé” 😀

  2. No estaba segura de escribir en este post, pero aunque encuentro adecuada esta actitud para divertirse y pasarlo bien con la otra persona, como dice Aristeo, a veces se va de las manos, y las consecuencias en el ánimo de la otra persona son menos deseables de lo que gustaría.

    Si tienes buena capacidad para hilar palabras, dar un traspiés a las situaciones o una vuelta de tuerca, y eso te divierte en sobremanera, te puede llevar a vivir con un vacile constante, y dejárselo entrever a la otra persona.

    Se da por supuesto que la chica en cuestión va a seguir la broma. El único problema de esto es que si se convierte en una costumbre, la persona que recibe la broma bienintencionada pasa a ser el medio para permitirte lucirte, no solo jugar.

    El pique es un tira y afloja siempre, y si entran los dos en el juego, puede ser divertido, pero como todo lo que se utiliza a nivel de relación, intervienen las experiencias que hayas ido teniendo, así como inseguridades y complejos que la persona que lo recibe no haya del todo superado. Muchas veces se oculta esta parte, ya que no está “bien visto” sentirse mal, por lo que el daño que sin querer se pueda estar haciendo, no se ve.

    Es una forma de seducir que a quien lo recibe le indica que no puede atenerse a nada seguro: ¡¡Quién sabe por dónde te va a salir en esa ocasión!!

    Desde luego, la sorpresa está asegurada, y estimula la curiosidad, pero por otra parte te obliga a no bajar de cierto nivel de alerta preventivo. Si te quedas sin palabras, relativamente, has perdido el juego. Si lo sigues, y te deja seguir, no sabes hasta que punto vas a llegar. Y eso cansa bastante.

    La incertidumbre cuando te encuentras con ella a menudo no resulta nada atractiva. Si dices lo que quieres cuando quieres, si niegas un piropo o una apreciación para jugar, y luego lo dices en el momento más inesperado, puedes llegar a sentirte en las manos del otro, sin control sobre la situación.

    Y necesitamos creer en que tenemos cierto control sobre las situacines y sobre la pareja con la que estamos jugando.

    No tomo esto como una regla general, es una opinión basada en algunas situaciones que he vivido yo y han vivido amistades íntimas en relación con este tema.

    Tengo un amigo con sabor a algo más que es muy inteligente y dinámico. Su manera de concebir lo que le rodea es divertida e irónica, juguetona e incluso agradable. Pero cuando hablo con él me encuentro siempre en un segundo plano, donde la broma y el pique están de primer plato, y dónde me veo obligada a moverme para devolverle algunas. El problema es que se ha vuelto tan adicto a ese pique, a ese juego, que yo no puedo aportar nada. Me veo a la defensiva, sin pisar con ningún comentario terreno seguro. Y no me da pie a tregua, adelanta cada movimiento con presteza y sin desalentarse. En cambio yo sí.

    La consecuencia de esta incertidumbre, aunque después motive cambiando totalmente de actitud y poniéndose cariñoso, es que no me apetece volver a verle. Me hace sentirme desprotegida, y se supone que es una actitud muy positiva el hecho de jugar.

    Por contraposición, tengo una amiga que utiliza casi siempre esta manera de ver la realidad. Pica y presiona, juega y suele enloquecer con su actitud a muchos hombres, pues la ven una fiera que se puede llegar a dominar. Y ella relativamente busca que quieran intentarlo. A ella le viene bien, pero le ocurre como con el chico de arriba, si no paras un poco sus pies, te absorve.

    No citaré más ejemplos, no quiero expandirme.

    Sugiero que aunque buen método que no se lleva al extremo funciona, ni aún en esas puede convencer del todo, por lo que produce en el otro.

  3. Quería añadir que con personas inseguras, con algún complejo bastante fuerte, o sobre todo con personas tímidas, esta forma de actuar es demasiado intrusiva y les presiona hasta unos límites bastante desagradables, aunque no sea esa la intención principal.

  4. DarkThony, el Push and Pull no es “propiedad” de Swinggcat, sino sólo un nombre que le puso de los muchos que le han puesto a este tipo de juego, que es tan antiguo como el mismo ser humano. No creamos que alguien inventa algo en seducción, sólo se le cambian los nombres.

  5. Pido disculpas por mi error, no sabia ese detalle. Gracias por tu aporte

  6. Aristeo y Alicia, son interesantes vuestros comentarios. Al respecto de lo que decís, os doy la razón. Muchas veces hacemos cosas “artificialmente”, que no forman parte de nosotros y suele salir mal. Es igual que cuando leo: “No me muestro necesitado: cuando la veo no la saludo.” Eso sólo es una imagen. Una imagen de duro. Que la otra persona reconoce intuitivamente como una máscara, algo artificial.

    El resumen de éste post es mucho más: diviértete CON ella y no te lo tomes en serio!! Eso es lo que hacemos con los amigos cercanos, vacilar, reirnos, meternos con ellos.

    En esta vida muchas veces somos como un péndulo. Al principio estamos en un extremos, luego pasamos al opuesto y al final terminamos quedándonos en la mitad.

    Cuando estoy con una chica quiero que disfrutemos los dos al máximo. Y si toco una melodía que veo que ella no disfruta, que no suena bien, que no funciona con ella… si ella (o yo) no nos divertimos con algo, lo dejaré y probaré otras cosas con las que SÍ disfrutemos.

    Es como si me encanta montar en moto pero ella lo odia. Pues no le ofreceré subir en mi moto, propondré otras miles de cosas!! Si soy un futbolista y veo que no me sale la bicicleta un partido… pues no la fuerzo. Saco otra maravilla de mi sombrero y pruebo otras jugadas y filigranas que sí funcionen.

  7. Lo cierto es que a veces el dar demasiado juego donde uno siempre gana y tiene salida a todo, es como dejar al otro fuera de juego, tambien depende de la personalidad de cada uno, pero eso puede acabar matando la diversion, lo digo porque a veces me ha pasado a mi, es como cuando juegas con alguien a las cartas y siempre te gana, terminas aburriendote…

    la solucion que yo propongo es dejar a los demas que alguna vez te ganen para que asi siguan con el pique sano y el juego siga fluyendo 😉

  8. Hola Violinista.
    A mi me gustaría saber qué opinas cuando aplicas este mismo ‘calentamiento’, el de no darle las cosas cuando ella quiere o ser un poco ‘rebelde’ como dice James Bond y jugando dárselo en otro momento, con tu novia. Lo digo porque en muchas ocasiones no funciona bien y tu chica, o la mia para especificar, tiende a enfadarse, insistir en que le des eso, o hagas eso que quiere ahora y que te dejes de juegos.
    Algunas veces funciona bien y tan contentos, pero otras muchas, yo no se si ya por la confianza etc, ella consciente o inconscientemente se da cuenta del juego y pasa…
    Es una curiosidad mia.

    Gracias.

  9. me encanto este post, de verdad he aprendido mucho con esta pagina.Violinista estas haciendo un gran trabajo

  10. Buenas aether;

    Por mi experiencia haciendo estos tipos de juegos con broma y tal, se tienen que hacer con mucho humor, pasartelo bién y sentir lo que dices, con “plomo”, o sea creertelo.

    Ciao !!

  11. Hay que tener mucho cuidado con esa técnica, principalmente porque algunos confunden el “quitar”, con la indiferencia o la mala educación o sencillamente no saben dosificar bien “el quitar” y mandan un mensaje equivocado, que puede hacer pensar a la persona que les gusta, que no es correspondida y que todo se vaya a la porra, recuerden que no todas las mujeres son iguales y eso de que “la mujer no quiere lo que dice que quiere”, no es tan cierto, existen excepciones y por supuesto mujeres que son más practicas que otras y que responden mejor a un coqueteo constante que al juego del dar y quitar mal aplicado,que finalmente terminan aburriéndolas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.