Seduccion. Diálogos seductores. Tomando café

 

Os traigo otro Diálogo de Seducción. Lo he denominado «tomando café«.

Como siempre, os invito a que os imaginéis como si estuvierais en un cine, os sentéis en vuestra cómoda butaca y, simplemente, seáis espectadores de la escena de seducción proyectada.

Tomando café

Me encontraba en una cafetería, por la tarde, sentado en una mesa y tomando café mientras leía el periódico. Justo en la mesa de al lado, estaban dos amigos hablando de sus cosas, cuando de repente se acerca, una chica morena, bien vestida, no muy alta y, podríamos decir, físicamente del montón. Pude oír la conversación que transcurrió más o menos así:

Ella – Hola, perdona, te estaba viendo desde allí… Estuviste en un meeting de aerobic hace unos dos meses, ¿verdad?

Él – No, no estuve allí.

Ella – ¿Seguro?

Él – No, que yo sepa no.

Ella – Era un meeting organizado por el gimnasio Heracles, que nos juntamos más de cien personas, gente de varias ciudades. ¿No eras tú?

Él – No, no era yo.

Ella – Pues que sepas que tienes un doble por ahí, y era buenísimo haciendo aerobic. No, en serio, eras tú ese chico, ¿no?

Él – No, que va, si yo lo único que hago es tumbing (sonríe).

Ella – Yo creo que sí eres tú, pero no me lo dices porque no quieres presumir delante de todo el mundo. ¿A que es eso?

Él – Me has pillado, es eso.

Ella – Pero si no se lo voy a decir a nadie, venía a felicitarte porque eras un crack haciendo aerobic, además, te salían todos los pasos a la primera.

Él – Pues felicítame, pero ya me gustaría a mí… Si soy un patoso…

Ella – Pues que sepas que, cualidades, tienes. Si este chico hacía los pasos bien, tú también, ¡si era exacto a ti! Si alguna vez quieres aprender, no soy profesora, pero para enseñarte lo básico, creo que podría. Me refiero a aerobic, no me malinterpretes (sonríe), que yo para otras cosas no enseño, para eso, casi mejor que vengan enseñaos…

(Él sonríe pícaramente)

Ella – Vaya, qué sonrisa tan pícara, parece que tú eres de los que vas enseñando por ahí… ¿qué enseñas que sonríes tanto? Dime, me has dejado intrigada.

Él – Qué va, si yo no sé nada…

(La chica se dirige a su amigo, que había estado callado hasta ese momento).

Ella – Tú, que eres su amigo, dime, ¿qué enseña que sonríe así?

Amigo – ¡Uy, éste es de lo peor! Son cosas muy fuertes que no se pueden decir aquí.

Ella – Tengo 17 años a punto de cumplir 18 (era obvio que tenía bastantes más), puedes contármelo, creo que no me asustaré.

Él – No me liéis, no me liéis, que la última vez me metieron en un juicio por menos.

Ella – Bueno, me quedaré sin saberlo. Ahora en serio, antes de irme, y ya que estamos hablando de estas cosas que no se pueden contar (cambia la cara, en plan cachondeo total) os diré mi profesión… Soy sexóloga, ya sabéis de qué va, enseño a los pacientes a tener los mejores orgasmos de su vida, ¿alguna pregunta?

Él – ¡Vaya, eso sí es para mayores de 18! Jajaj, ¿y eso lo haces con sesiones prácticas?

Ella – ¿Por qué? ¿Te gustaría tener alguna?

Él – No, sólo pregunto…

Ella – Ah! (sigue sonriendo) en el caso de que necesites tener alguna, me lo dices, y entonces te contesto qué tipo de sesiones son.

Él – No, si me dices si son sesiones prácticas, entonces te digo si quiero una (también sonríe).

Ella – Nada, nada, como tú dices, no me líes, no me líes, que la última vez acabé en la cama de uno, digo en un juicio, por menos.

Él – Vale, ya me he enterado de qué tipo de sesiones das.

Ella – No, no he dicho que estuviera trabajando ese día, jeje. En fin, ¡cambiemos de tema! Ahora, en serio de verdad, de verdad, yo soy encargada de la tienda de moda unisex de aquí al lado… A ver… dejadme que os mire, a ti te vendría muy bien una camisa roja ajustada, y a ti, una camiseta negra de diseño muy fashion. Si, ya puedo veros, estaríais increíbles, os tendrían que poner escolta por la calle.

Él – Vaya, tendremos que hacerte caso, si vamos a arrasar tanto…

Ella – Y vosotros, ¿a qué os dedicáis?

Amigo – Yo soy atracador, supongo que se me nota en la cara…

Ella – ¡No, qué va! Si tienes cara de buen chico.

Amigo – Claro, es que no soy atracador de bancos sino de barcos. Soy el que hace que los barcos atraquen en el puerto. Ya te habías asustado, ¿eh?

Ella – Que va, hijo, ya estoy curá de espanto.

Amigo – Bueno, no me dedico a eso, en realidad vendo preservativos, viagras, priligys… ¡No me mires así, que es verdad! Trabajo como comercial en una empresa de productos farmacéuticos. ¡Ves como es verdad! ¡Estas sexólogas!

Ella – Vale, tomo muy buena nota, es bueno saber tu profesión jeje. ¿Y tú? No me digas ahora que eres profesor de aerobic, ¡porque te mato!

Él – Vale, lo confieso, soy el que viste en el congreso de aerobic y viajo por todo el mundo impartiendo masters a monitores. ¡Que noooo! Ya te lo habías creído. Yo trabajo en una tienda de aparatos de electrónica y electrodomésticos.

Ella –¡Qué bueno! ¡Genial! ¡Me vas a venir genial! Quiero comprarme una tele de estas planas. Si voy, me harás descuento, ¿no?

Él – Claro, si voy a tu tienda de ropa, también, ¿no?

Ella – ¡Trato hecho! Mira, como me tengo que ir ya, si quieres ver algo chulo en mi tienda y que yo te trate bien, pásate mañana miércoles por la tarde que el jefe no está, ¿OK? A ver qué podemos encontrar para ti.

Él – OK, pero sin compromisos. Si no hay nada que me guste no te lo compro, que yo soy muy exquisito para la ropa.

Ella – Ah, entonces mejor, nos llevaremos bien, en mi tienda sólo dejo entrar a gente exquisita. Bueno, me voy ya, en eso quedamos. Yo empezaré a ahorrar hoy mismo para la tele. Hasta mañana, ¡que llego tarde!

Él – Hasta mañana.

5 comentarios en “Seduccion. Diálogos seductores. Tomando café

  1. jod** que echada pa’ lante la chica… como deberia de ser actitud «juguetona» jejeje life is too short, play hard

  2. Ya me he encontrado en la ducha contigo, la música ha sonado en los oídos y el ventilador avisa al cuerpo de que pronto se enfriará… y después de haber casi hecho el amor tres veces, aún no sé por donde empiezas ni dónde te quedarás. Y me pregunto si…

    ¿Lo hablamos o lo exploramos?

    …Violinista

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.