Seduccion. Atraccion. ¿Por qué hacen el amor las mujeres?

.

Encontré este artículo (aquí) que habla sobre por qué hacen el amor las mujeres. Os lo dejo para quien le pueda interesar.

¿Por qué hacen el amor las mujeres?

Se lo preguntaron David Buss, profesor de Psicología de la Universidad de Austin, y Cindy Meston, directora del Laboratorio de Psicofisiología Sexual de la Universidad de Texas. Conclusión: el tamaño importa. Necesitaron 372 páginas para responder: Why women have sex: Los secretos de la sexualidad femenina (Ediciones B). Libro de mesilla con un extenso punto G y tres años de investigaciones. La revista DOMINICAL recopila un diccionario basado en el nuevo vademécum. De la A al punto G. A continuación, un adelanto:

ABRAZO. Una dosis de oxitocina. La llaman la “hormona del abrazo”. Se segrega con masajes y caricias (también tras el orgasmo femenino). Produce seguridad, apego, confianza.

ES MI TIPO. Significa que el tipo en cuestión se ajusta al “mapa del amor”. Así lo bautizó el sexólogo John Money. Vendría a ser el TomTom de la búsqueda del alma gemela. Según Money, se empieza a formar en la infancia y está basado en las personas que se conocen al inicio del desarrollo. Es decir, que si “mi-tipo” es rubio, quizá sea culpa del señor rubio del quiosco que regalaba caramelos.

DOLOR DE CABEZA. No es excusa. El sexo es más eficaz que el Ibuprofeno. Beverly Whipple, investigadora de la Universidad Rutgers, descubrió que la estimulación del punto G eleva el umbral del dolor en un 40%. Y durante el orgasmo las mujeres son capaces de tolerar un 75% más de dolor. Así que la actividad sexual no solo alivia el dolor de cabeza, sino que también es un consuelo temporal para cualquier otra molestia.

LAGARTA. Dícese de cualquier rival sexual. Un estudio del Laboratorio Buss reveló que la competitividad sexual incluye llamar promiscua a una rival. Acabar con una reputación femenina tiene una justificación básica: “Aumentar las propias oportunidades para emparejarse”.

OLFATO. Método infalible para descartar gajos de las medias naranjas. Es “uno de los ingredientes más fuertes del atractivo sexual”, describen Buss y Meston. Si a una mujer le da en la nariz que no, es que no: el hombre no es compatible. Literalmente. “Por asombroso que pueda parecer, las mujeres son capaces de captar el olor de un complejo de genes que se sabe que desempeñan un papel clave en el funcionamiento del sistema inmunológico”.

POLOS OPUESTOS. Excepción que confirma la regla. Son los polos parecidos los que se atraen a la hora de elegir un compañero sexual a largo plazo.

ROSTRO MASCULINO. Igual a atracción femenina. La mayoría de las mujeres encuentran más atractivas las caras ligeramente más masculinas (solo ligeramente). Según la jerga evolucionista, es una “señal sincera” de salud en un hombre. Es decir, de buenos genes. También es sinónimo de infidelidad. De ahí que las féminas suelan optar por rostros menos masculinos para las relaciones estables. Moraleja: un 12% de mujeres se quedan embarazadas de hombres que no son su pareja estable.

SALUD. Una sesión de sexo puede quemar entre 100 y 250 calorías. Eso significa que si se sigue la dieta sexual de las mujeres de EE UU (6,3 veces al mes), se pierde una media de 1,70 kilos de grasa al año haciendo el amor.

TAMAÑO. Importa. La felicidad femenina se mide en centímetros. Exactamente de 180 para arriba. Es lo que miden los príncipes azules que esperan las mujeres en los anuncios de contactos. Una investigación calculó que los hombres de 1,80 ganan una media de 166.000 dólares más a lo largo de su trayectoria profesional que empleados más bajos.

V. Es la forma del torso que prefieren las mujeres: hombros anchos en relación con las caderas. “Los varones que exhiben una elevada relación hombro-cadera comienzan a tener relaciones sexuales a una edad más temprana: 16 años o antes”, apuntan Buss y Meston. Atraen los torsos musculosos, pero no demasiado.

PUNTO G. Punto y aparte en la sexualidad femenina. Lo bautizó el médico alemán Ernst Grafenberg. Punto de mira de debates, estudios y actos de fe. Investigadores de la Universidad de L’Aquila aseguran haberlo identificado ahora con ultrasonidos. El hallazgo: “El tejido situado entre la vagina y la uretra –la zona en la que se especula está el punto G– es mucho más grueso en las mujeres capaces de alcanzar orgasmos vaginales que en las que no”.

2 pensamientos en “Seduccion. Atraccion. ¿Por qué hacen el amor las mujeres?

  1. ¡Qué bueno! El apartado del dolor de cabeza impresionante, y el del tamaño pues estoy de enhorabuena, mido 1.80😀
    La verdad es que todo esto aporta un poquito de luz al tema mujeres, que está chungo chungo entenderlas xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s