Seduccion chicas (chicos). Ligar. Fluir para seducir.

o

He de confesaros que me HE ENAMORADO 😀 , he encontrado mi pareja perfecta, no en el sentido afectivo-sexual, sino en el sentido psicológico, en su más extenso significado. No olvidemos que la psicología, originariamente, no trataba del estudio de la mente sino del alma («psique«).

Pues, justamente, encontré en Internet a una mujer, a la que denominan «embajadora de la paz» (da conferencias por todo el mundo), con la que conecto completamente en su visión del ser humano y de la vida, y, sobre todo, en su forma de transmitirlo. Lo hace de una forma sencilla, divertida y, a la vez, tremendamente profunda. Esta mujer se llama Isha, ya hice una referencia en este post

Una vez hablamos (aquí) en esta web sobre si había que luchar para seducir, si el esfuerzo era seductor, y concluí que esfuerzo y seducción eran antónimos.

Los que ya me conocéis de tiempo sabéis la importancia que siempre le he dado al disfrutar y divertirse mientras se seduce, y que siempre os he invitado a usar menos la cabeza (técnicas) y más el corazón (disfrute).

Pues sí, hay que dejar de luchar para seducir, nada de obsesionarse, ni de apegarse y, sí, a rendirse al momento. De eso habla el artículo que os traigo hoy de Isha (mi psique-pareja ideal 😉 ), de la rendición y del fluir.

Antes, y relacionado con esto, os dejo una frase que nos trajo Intuitiva una vez:

El Universo lo realiza todo sin esfuerzo alguno. La hierba crece sin esfuerzo. No hay esfuerzo. Simplemente es un gran diseño”.

Aquí, abajo, el artículo de Isha.

————————————

¿Cuál es la bandera que representa al verdadero poder?

El otro día, estaba teniendo una conversación con mi bulldog inglés, Elizabeth. Ella lleva el nombre de su majestad la reina y, en ocasiones, de hecho, se confunde a si misma con la mencionada monarca. Nuestras conversaciones son profundas e inteligentes, como se puede esperar de semejante compañera real, así que a menudo me esparce su sabiduría, antes de entretenerse lamiendo algo que ha caído en la alfombra. Ese día, no me pregunten por qué, la conversación giró en torno a las banderas. Por supuesto, Elizabeth partió exponiendo la belleza simétrica y la elegancia de la bandera inglesa; pero se quedó perpleja al escuchar mi respuesta al preguntarme cómo sería mi bandera. “Mi bandera sería blanca”, respondí. “Pero”, balbuceó, “¡Blanca es la bandera de la rendición!” “Exacto” – le dije-. “mi bandera sería blanca, porque estoy entregada y rendida a la vida”. A menudo, el entregarse es percibido por nosotros como el último recurso, como la admisión definitiva de la derrota, del darse por vencido. Y en realidad, la entrega es la clave para la libertad.

“Pero acaso el rendirse ¿no es sinónimo de pasividad?” replicó Elizabeth. A menudo se confunde el significado de la entrega con el ceder, o ser pasivo. Sin embargo, la entrega proviene de la alegría y el amor a sí mismo, no de la subordinación ni de la sumisión. La entrega es abrazar cada momento, en lugar de luchar en contra de lo que esté sucediendo. Al entregarnos, no estamos admitiendo la derrota, sino que nos estamos enfrentando con totalidad a la vida, reconociendo plenamente nuestras circunstancias actuales. Cuando nos entregamos, el amor se precipita, en cambio cuando peleamos, simplemente perpetuamos el conflicto. Cuando el amor llega, la claridad también. Estamos abiertos a ver todas las posibles soluciones a la situación que estamos pasando, en vez de luchar tenazmente por la forma en que pensamos, deberían ser las cosas. Con la rendición sobreviene el poder: el poder del amor, el poder de la flexibilidad, la capacidad de fluir con la corriente de lo que la vida nos da, en lugar de luchar contra ella.

Elizabeth ladea la cabeza, “¡Hmph! Pero el rendirse, ¿no significa acaso renunciar a todo lo que estoy buscando?” Irónicamente, tenemos esa idea, de que cuando nos rendimos perdemos nuestra identidad, pero eso es exactamente lo que tenemos que perder con el fin de encontrar la verdadera libertad. ¿No es gracioso? Durante toda nuestra vida, luchamos para mantener nuestra individualidad, para defender nuestras creencias, nuestras ideas, nuestras convicciones ¿Por qué? Porque creemos que somos frágiles. Tememos constantemente que algo nos pueda suceder; pero cuando comenzamos a encontrar la libertad interior, empezamos a rendirnos. Nos damos cuenta de que, lo que es realmente importante, es este amor, esta paz, la capacidad de fluir; que nuestras ideas son solo ilusiones y que pelear por ellas sólo nos hace sufrir. La clave de la conciencia es la entrega, y es la cosa más fácil de hacer. Es mucho más fácil que combatir.

Intentemos este ejercicio

La próxima vez que te encuentres luchando por mantener una posición, suéltalo. Haz la prueba y verás que, al hacerlo, puedes experimentar la paz que viene. En un instante, cuando se elige dejar ir, la paz nos envuelve. La resistencia no puede traer paz. Es a través de la entrega que se encuentra la calma. Cuando luchas, pierdes, y cuando sueltas, siempre ganas. Ánclate en el momento presente y céntrate en el amor incondicional, o el amor-conciencia, que está dentro de ti. Entonces, hazte una pregunta simple: ¿Qué está mal en este momento? ¿Hay algo realmente mal, o ese sentir está vinculado a una idea?

Pienso en cuántos años de mi vida los pasé luchando. Luchando para estar en lo cierto, luchando para ser aprobada. ¡Incluso luchando para cambiar el mundo! Nuestra sociedad siempre está luchando, discutiendo, debatiendo. Consideramos que la paz es el ideal, pero en realidad, nos alimentamos de conflictos, tanto en nuestras vidas personales, como a escala mundial. Cuando logramos experimentar la realización interior, renunciamos a nuestras ideas de lo que necesitamos para ser felices. Cuando dejamos de creer en los dictámenes de nuestro entendimiento sobre el cómo deben ser las cosas, volvemos a encontrar la magia en lo desconocido. Entonces, nos encontramos de pie en una habitación sin paredes, con nuestros corazones abiertos a recibir la abundancia del universo, y tendremos el mayor de todos los tesoros: la libertad del miedo y la inocencia de percibir la perfección en todo.

Mis conversaciones con Elizabeth son a menudo surrealistas, a veces iluminadoras y siempre entretenidas. Pero, en verdad, a pesar de su realeza, Elizabeth es la rendición en persona. Ella se baña en la perfección del momento y su capacidad de quedarse dormida en las posiciones más difíciles es un admirable ejemplo de esto.

Todos los animales se entregan a su realidad tal como es, y ahí radica su increíble capacidad de fluir con la vida. Todos podemos aprender una cosa o dos acerca de la entrega, observando a los animales que nos rodean.

(Post extraido de este enlace).

24 comentarios en “Seduccion chicas (chicos). Ligar. Fluir para seducir.

  1. «Cuando el amor llega, la claridad también»… 😉

    Tengo un amigo,que es «Caballero Templario»,sí sí así tal como suena,jeee! 🙂

    El otro día estábamos cenando un grupo de compañer@s y el alzó la copa con el siguiente brindis:

    «¡Sólo el amor nos salvará!»

    A mí me dio la risa…empecé a custionarle su «frasecita»:

    – … después de dieciséis años de matrimonio te das cuenta de que esos años no son nada y el amor, tampoco.

    Claro que él hablaba, ¡del AMOR con mayúsculas, como Isha!…

    Y, me acabó convenciendo de que,el amor, por muy «adulterada» que esté esta palabra…es lo que realmente nos hace felices.

    Él hablaba del amor incondicional…(que es para nota,jee),pero es cierto que «nos nace» de dentro y es lo único que hace que nos sintamos bien… 🙂

  2. No sé si he entendido del todo bien lo que dice esta mujer maravillosa. Me recuerda mucho a algo que dice Deepak Chokra, en particular a lo que él llama «la ley del menor esfuerzo» ¿va por ahí la cosa? porque me da la sensación de que ella va un poquito más allá pero no termino de captar todo su mensaje, será que estoy espesita hoy, jeje 😛

    *Para quien tenga curiosidad, he encontrado por ahí un resumen de esta ley.

    4- La Ley del Menor Esfuerzo.

    Es la favorita de muchos pero a veces es la que más cuesta porque estamos acostumbrados a hacerlo todo con el mayor esfuerzo. Sin embargo, los pájaros no «tratan» de volar, sencillamente vuelan; los delfines no «tratan» de nadar, sencillamente nadan; las estrellas no «tratan» de brillar, sencillamente brillan. Sólo los humanos «tratamos de». El universo no funciona de esta manera.

    Hay muchas creencias que van en contra de esta Ley. Por ejemplo: «el que quiere celeste que le cueste», «ganarás el pan con el sudor de tu frente», etc. La Ley del Menor Esfuerzo se practica a través de la aceptación, aceptar lo que nos ocurre en el momento presente y se activa a través de no defender nuestro punto de vista, no querer siempre tener la razón y observar mucho cómo funciona la naturaleza.

    ¿Cómo aplicar la Ley del Menor Esfuerzo?

    Pondré a funcionar la ley del menor esfuerzo comprometiéndome a hacer lo siguiente:

    1) Practicaré la aceptación. Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los sucesos tal como se presenten. Sabré que este momento es como debe ser, porque todo el universo es como debe ser. No lucharé contra todo el universo poniéndome en contra del momento presente. Mi aceptación es total y completa. Acepto las cosas como son en este momento, no como me gustaría que fueran.

    2) Habiendo aceptado las cosas como son, aceptaré la responsabilidad de mi situación y de todos los sucesos que percibo como problemas. Sé que asumir la responsabilidad significa no culpar a nada ni a nadie de mi situación (y eso me incluye a mí). También sé que todo problema es una oportunidad disfrazada, y que esta actitud de alerta ante todas las oportunidades me permite transformar este momento en un beneficio mayor.

    3) Hoy mi conciencia mantendrá una actitud no defensiva. Renunciaré a la necesidad de defender mi punto de vista. No sentiré la necesidad de convencer o persuadir a los demás de que acepten mi punto de vista. Permaneceré abierto a todas las opiniones sin aferrarme rígidamente a ninguna de ellas.

    http://www.proyectosalonhogar.com/Diversos_Temas/Siete_leyes_espirituales.htm

  3. Como siempre, GRAN aporte, Gatablanca 😉

    Efectivamente, Isha nos habla de aceptar lo que ES, rendirse, entregarse a la evidencia de que las cosas son como son, no como nos gustaria.

    El NO aceptar lo que ES, es lo que nos hace sufrir. Justamente, cuando uno acepta lo que ES, y deja de luchar, entras en paz, y al entrar en paz es precisamente el mejor estado para crear y mejorar las cosas (si es que se puede).

  4. Es muy interesante…

    Entonces, lo de «fluir» en la seducción, ¿se trata de dejarse llevar… por el momento, por la alegría, y lo que nos salga del corazón, con lo que disfrutemos y nos divirtamos?

  5. Esta claro que lo importante es ante todo, como deciis, dejarse llevar, hacer lo que sentimos y disfrutar, pues si tu disfrutas seduciendo, y no solo haciendo eso, disfrutara la gente que te rodea…

    os pongo un ejemplo, tengo una amiga que siempre me pide consejos en cuanto a la seduccion, ligues, etc etc…yo lo unico que hago es transmitirle todo lo que se dice por aqui y las experiencias que entre todos comentamos ademas de, evidentemente, todo lo que nos enseña Violinista; ( le pase el enlace, pero como no tiene mucho tiempo, me tiene a mi para que le resuma ejejej) cuando me pide opinon en plan… ¿que debo hacer en tal situacion? ¿Que le puedo decir para gustarle?¿Como debo actuar? etc, etc

    Cuando le contesto siempre acabo diciendole lo mismo, que puede hacer muchas cosas, plantearle mil y un juegos de seducción, tener una actitud u otra, juguetear con el; pero al final siempre le digo que lo mas importante que hay es que acabe haciendo lo que ella quiere y siente y que ante todo se divierta… y eso es lo que hace…y la verdad, no le va nada mal…

    un saludito a tod@s!

  6. David, si te gusta esa chica, y si te pregunta ¿qué debe hacer? aprovecha y dlie:

    «Lo que tienes que hacer es venirte conmigo y dejarte ya de tonterías» jeje

  7. Bueno bueno ya es evidente este amor platónico de Violinista y Isha jejejeje!

    La verdad, siendo sincero , las ideas de esta mujer son un buen aporte porque lo único que busca es hacer sentir bien a las personas.

    Sobre el tema de la aceptación, es curioso, es algo que por alguna razón llevo unos meses aprendiendo/haciendo.

    De alguna manera me cansé de luchar, de pelear, de sufrir y me dije: «¿Para que demonios sirve pelearse contra todo?»

    Y de un día para otro voy aceptando las situaciones, es cómo ostras esto es lo que hay…..pues vale…disfruto de ello, saco lo positivo, vivo…no era como antes que: «Ostras que mal»,»ya me vale»,»siempre igual»….ahora me da igual pero no es pasotismo, es un decir como: «es lo que hay, pero me lo paso en grande».

    Asumo mi presente tal y como es, no lucho contra él, sino me uno a él y acepto, no lucho contra el presente, sino lucho por el presente, acepto los problemas,las circunstancias e intento disfrutarlas y sacar el mejor probecho.

    Curiosamente desde que actúo así he obtenido mejores resultados, no es que tenga menos problemas o evite todo sino que obtengo más cosas…en serio!

    Aunque es verdad que a veces el lado oscuro me controla! jajajaj XD

    Saludos!

    PD: Violinista no me llegó contestación de aquel mail pero al menos tienes la info 🙂 que era de lo que se trataba.

  8. Buenas a tod@s! no se si entendí bien… ¿se trata de aceptar cualquiera y todas las situacioones que nos rodean y que se nos pueden presentar en la vida?

    Porque si la respuesta es si, aunque entendería la filosofía de vida que se plantea, creo que no estoy de acuerdo… solo me basta pensar en una situación de injusticia, o en las personas pobres que no tienen que comer o donde dormir, en un padre de familia desempleado… Aceptar situaciones como esas? No se cómo se podría!!! Yo me revelo!!!

    yo necesito hacer cosas!!!! hago cosas pensando en los demás, también por amor a los demás, porque quiero aportar mi grano de arena en la sociedad, por chiquito que sea…

    Estoy convencida que en el darse las personas aprendemos a amar e incrementamos el amor que tenemos por los demás!! Eso también hace felíz, digo, la acción…

    Créanme que también nos embarga, no solo la paz, sino una total sensación de satisfacción y realización cuando hacemos algo que juzgamos valioso para uno mismo y/o para los demás…

    Saludos, que tengan un buen día!!!

  9. Sin embargo, prefiero los pequeños detalles e historias que contamos aquí. Las experiencias reales, las situaciones concretas y las vivencias de todos los de este blog me resultan, de largo, mucho más útiles y divertidas que las sabias palabras de esta mujer.

    ¡Invitad a Isha a escribir algo en el blog, a ver si podemos seducirla! 🙂

  10. Atenea, aceptar algo NO es ser pasivo. Por ejemplo, si hay guerra, lo primero es aceptarla, entrar en paz contigo misma y a partir de ahí podrás crear la paz. Si hay una guerra y tu luchas contra la guerra, estás haciendo más guerra.

    Si quieres quitar la tristeza, primero alégrate tú, y podrás alegrar a los demás.

  11. Atenea, aceptar no es aprobar.

    Sin darte cuenta, cuando aportas tu granito, lo que haces es fluir con la vida:

    Aceptas algo injusto que ocurre, aceptas que la sociedad no es perfecta, pero como amas incondicionalmente la sociedad, tal cual es,en lugar de aportar tu ira y luchar contra la sociedad que lo permite, (atacándola, juzgándola duramente, fomentando en ella el rencor) te activas para mejorarla, y aportas tú, tu solidaridad, (que también recibiste de la sociedad) para que en la sociedad haya más justicia; finalmente estás fomentando y duplicando lo bueno que recibiste, que volverá a tí, en la alegría y la paz de esa familia, que recibe tu justicia y amor desinteresado,y te responde, dándote su gratitud y alegría, haciendo así desaparecer un poco de aflicción y tristeza de tu entorno, y por consiguiente en tí.

    Estoy de acuerdo contigo, que para mí, es imposible amar, si no somos capaces de sentir como asunto propio, el bienestar y el sufrimiento, de las personas de nuestro entorno. ¿Porqué lo creo? Porque de nuestro entorno tenemos que alimentarnos, y nos afecta a nosotros (vamos, a mí me afecta). Porque si no hay en nuestro entorno paz y alegría, es imposible que podamos recibir paz y alegría. Y si no hay amor, ¿de dónde recibiremos el amor para querernos a nosotros mismos, el amor propio, para amar a los demás, luego? 😯

    El amor propio, yo creo, que proviene del amor que recibimos de fuera, y entonces fluye hacia el exterior, y retorna a nosotros en más amor… Si no dejas fluir ese amor que recibes, ¡se estanca dentro! jeje… se vuelve insano… Es necesario que fluya como un río, para que sea potable.

    Me gusta el concepto de fluir, (el antigüo toma y daca, tan efectivo, del yo gano y tú ganas) porque, si a medida que recibes un poco de justicia, paz, alegría, amor, etc, permites que emane de tí lo mismo, al final, ¡se va multiplicando! y tu entorno será un lugar donde abunda eso que deseas. Y si fomentas la individualidad y el egoismo, abundará la soledad, la insolidaridad y el desamor.

    Juguetona.

  12. Entiendo el punto de vista de Ud. después de meditarlo tal vez lo comparta… ;o)

    Soy una persona muy alegre y tengo paz conmigo misma!!!! y actuando como actuo!!!! Me se muy afortunada además, por lo que no puedo más que dar gracias y ser felíz.

    Igual voy a implementar lo de dejar fluir…a ver que más pasa en mi vida…jejjejee

    Gracias Juguetona! Gracia Violinista!

    Saludos!!!!

  13. Gatablanca, gracias por compartir con todos nosotros el post de Deepak Chopra. Hemos derrochado párrafos y párrafos hablando de muchos de esos temas aquí últimamente: el desapego, el dar (y recibir), el aceptar sin juzgar, el no pensar y simplemente ser… Tú nos lo has traido todo condensado en unas líneas sencillas y claras como el agua. ¡Gracias de nuevo!

  14. (espero se entienda 🙂 A mi parecer Isha nos habla de la actitud de lucha o de resistencia como causa de los sufrimientos humanos.
    En el polo opuesto nos entrega como planteamiento el entregarse totalmente a la corriente. Por lo que aplicado esto, ¿las corrientes serian siempre las mismas?

  15. Pingback: Seduccion hacia la salud. ¿Quién te inspira? « Arte de Seducción

  16. Pingback: Seduccion hacia la salud. El matrimonio, ¿remedio para la inseguridad? « Arte de Seducción

  17. Pingback: Seduccion chicas (chicos). Qué es el ego « Arte de Seducción

  18. Pingback: Seduccion de este día. 11 de febrero de 2010. ¿En qué estás enfocado? « Arte de Seducción

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.