Seduccion hacia la salud. ¿Se puede ser feliz sin amor?

o

Hace poco, nuestro amigo The Edge, me recomendó que visitara un enlace para que le echara un vistazo al contenido de un “cuento” relacionado con el amor, la pareja, la felicidad.

Al verlo, me quedé bastante impresionado. Lo primero, porque uno de los protagonistas se llamaba Alberto, como yo. Lo segundo, porque el estilo de escritura me recordaba mucho a mí mismo. Y lo tercero, porque lo que contaba el texto era muy parecido a la mayor parte de las cosas que hemos escrito en esta Web.

Es como si el autor del texto nos hubiera visitado frecuentemente, aunque no tiene por qué ser así, claro. El nombre de la persona que escribió esto es Edgar Martínez, y el enlace donde se halla el cuento está aquí.

————————————–

¿Se puede ser feliz sin amor?

Alberto conducía de regreso a casa, después de ir a recoger a su hija a la Universidad.

– Papá, tengo una pregunta que hacerte, no se si podrías contestármela.

– Dime Jenny

– Me siento muy triste, porque cuando creo que encuentro el amor, este se va. Y mi corazón está parchado. Cada rato cierran mis heridas y cada rato las vuelven a abrir ¿Se puede ser feliz sin amor? A veces creo que el amor no existe.

– Te voy a hacer una pregunta Jenny…

¿Conoces a alguien que no tenga pareja y sea feliz?

-Si, mi tía Chole nunca se casó pero es muy feliz, ayudando a otras personas en obras de caridad. Tiene mucha energía y entusiasmo por la vida.

-Jenny…

¿Conoces a alguien que tenga pareja y sea infeliz?

– ¡Muchos! Creo que la mayoría de mis tíos casados no son felices.

– Ahora ya no entendí –respondió su padre de forma pícara- ¿Cómo es que personas sin pareja son felices y personas que encontraron el amor son infelices?

– Pero tú y mi mamá se aman y se que ustedes si son felices.

– Interesante observación Jenny. Cuando conocí a tu madre, ella ya era feliz. De hecho, me atrajo mucho el brillo de su mirada y su sonrisa tan encantadora. Su felicidad es la que me atrapó. Aparte de su belleza –sonrió Alberto

Quiero que esto te quede claro hija mía: cuando enfocas tu felicidad con tanta desesperación en algo, en este caso encontrar a una pareja, es la forma más segura de no tenerla y ser infeliz. ¿Por qué? Porque tu mente siempre está en el futuro y no en el presente.

Postergarás tu felicidad hasta que encuentres el amor.

Vas a tener una mirada triste y no vas a sonreir. Por ejemplo, ¿cómo te gustaría un hombre?

– Bueno, seguro de si mismo, con un brillo en su mirada, con sentido del humor -respondió Jenny

– Exacto. Y un hombre que está desesperado porque no tiene pareja será inseguro, no tendrá brillo en su mirada y no va a tener sentido del humor. ¿Cómo habría de tenerlo si no es feliz hasta que encuentre pareja?

Sólo hasta que él se llene a sí mismo y sea feliz, entonces te resultará atractivo. Pero si te ve con semblante triste, no le vas a gustar.

– Creo que comienzo a entender –comentó Jenny con un destello en la mirada

– Tu pareja debe ser un complemento de tu vida activa y feliz –continuó Alberto-. Solo se apoyarán e impulsarán el uno al otro. Nunca debes depender de él para ser feliz. Debes tomar la decisión que serás feliz, con amor…

O sin él.

Y al tomar esa decisión, te dedicarás a ser feliz HOY. Y al hacerlo, sin querer, aumentarás las posibilidades de que enamores a alguien. Porque serás feliz. Tanto a hombres como mujeres, alguien feliz nos gusta mucho.

– ¡Gracias papá! –Y Jenny abrazó a su padre.

Si tu felicidad depende de tener pareja, nunca serás feliz. Porque la felicidad consiste en ser feliz en el momento presente. Solo hasta que te dediques a ser feliz el día de hoy, por arte de magia, aparecerá el amor de tu vida.

6 pensamientos en “Seduccion hacia la salud. ¿Se puede ser feliz sin amor?

  1. hola, es muy buena la enseñanza del cuento, aunque hay personas, sobretodo nosotros los hombres que si ven a una chica muy segura de si misma o muy sociable y feliz se intimidan y les da temor acercarse a ella. Osea que les gustan las chicas que tienen cara de estar necesitando pareja a gritos.
    Pero al final esas son las que más aburren porque por su inseguridad parecen un chicle,y uno no sabe cómo quitarselas de encima,ademas de que no tienen mucho que ofrecer y uno se convierte en el centro de su mundo,por eso yo prefiero las que se vean que son felices con o sin pareja.

  2. Esto me hiso acordar a una frase que lei en algun lugar que no recuerdo

    “Algunos se pierden las pequeñas alegrias esperando la gran felisidad”

  3. Pingback: Seduccion hacia la salud. Amor incondicional. « Arte de Seducción

  4. Mensaje recibido, Violinista. Me encanta la historia. Ese será el ejercicio nº 1.

    Oye, ¿te has buscado un secretario nuevo?😉

    Travi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s