Seduccion chicos (chicas). Ligar. Miedo al compromiso (2).

Carta de Elisa

Hola a todos!

Estoy de acuerdo en que el amor es un sentimiento espontáneo, y como tal no hay cabida a la obligación. No se puede obligar a nadie, ni a uno mismo a amar.

Sin embargo, me gustaria hacer una puntualización sobre la expresión “miedo al compromiso”.

En muchos casos esta se refiere a aquellas personas que ante determinadas decisiones como irse a vivir juntos, comprarse un piso, tener un hijo… salen despavoridas y se les encienden las alarmas… En algunas personas es porque ciertamente no hay amor, el sentimiento no es lo suficientemente profundo.. y en otras es sencillamente miedo a tomar decisiones, a profundizar, a dar un giro en la relacion .. y les ocurre siempre independientemente de la persona que sea o del sentimiento que tengan.

Algunas personas traducen esto como la necesidad de libertad por encima de todo, cuando muchas veces es esclavitud… del propio miedo a la vida, a los cambios, a decidirse, a que salga mal… Al fin y al cabo, el piso se puede vender, puedes romper la convivencia cuando quieras, y divorciarte (lo del hijo ya es otra cosa). Asi que lo del “compromiso” es bastante relativo.

Lo que creo es que debemos tener siempre presente que jamás “tenemos” a nadie, y en cualquier momento se nos puede ir de nuestro lado, se firme el papel que se firme.

Contestación de El Violinista

Hola, Elisa, me ha gustado mucho tu post, en especial que también compartas la idea de que una cosa es el amor y otra, muy diferente, el compromiso. Como bien dices, “el amor es un sentimiento espontáneo y como tal no hay cabida a la obligación“. Hace un tiempo publicamos este post sobre el amor y el compromiso.

Efectivamente, como también comentas, es muy importante puntualizar la expresión “miedo al compromiso”, y sobre todo aclarar bien de qué tipo de compromisos estamos hablando.

Supongamos el caso más favorable, aquél en el que dos personas SÍ se aman espontáneamente, y ambos se plantean un compromiso.

Diferenciemos: ¿este compromiso es para OFRECER algo al otro o, por el contrario, para RECIBIRLO? ¿Está enfocado a la ABUNDANCIA, o a la ESCASEZ?

Dos ejemplos para explicar mejor este concepto y aclararlo:

– Quiero que te comprometas conmigo a que me des un masaje cuando llegue cansado/a del trabajo. (Recibir).

– Quiero que te comprometas conmigo a que me ofrezcas darme un masaje SÓLO cuando de verdad te apetezca. (Ofrecer).

– Quiero que te comprometas conmigo a que si un día me quedo sin trabajo, pueda contar con tu sueldo. (Escasez).

– Quiero que te comprometas conmigo a que si un día te dan (o me dan) una paga extra, nos vayamos ambos a celebrarlo. (Abundancia).

Supongo que podréis imaginar de qué tipo de compromisos las personas huyen más. Sí, los que están enfocados a PEDIR, y a los de la ESCASEZ. Si dudáis, probad con vuestros amigos y/o parejas a ver cómo responden según sea el tipo de compromiso que le presentéis.

A ver si os suenan estos ejemplos de frases, llamémosle del Grupo I:

Quiero te comprometas a…

– … que me escuches cuando lo necesite.

– … que estés ahí siempre , para mí, cada vez que desee verte.

– … que me animes cuando esté decaído/a.

– … que me cuides.

– … hacerme feliz.

Ahora las del Grupo II

Quiero te comprometas a que…

– … hablemos de cosas que nos interesen a ambos, no sólo a ti, ni sólo a mí.

– … te cuides de ti mismo/a.

– … estés conmigo sólo cuando te apetezca de verdad que estemos juntos.

– … si estoy decaído/a, puedes animarme si te nace, pero NO permitas jamás que me convierta en una carga para ti.

– … compartas conmigo tu propia felicidad, y yo la mía contigo.

Hay personas (hombres y mujeres), que rechazan el compromiso, a las que frecuentemente se les pone la (fácil) etiqueta de que “tienen miedo al compromiso”, “miedo al amor”, la etiqueta de “egocéntricos”, o incluso la de “egoístas”.

Pero, ¿de qué tipo de compromiso hablamos? ¿Al del Grupo I o del Grupo II? ¿Por qué lo rechazan? ¿Por miedo?

¡¡A ver si va a ser que rechazan el compromiso porque el que le ofrecemos es de muy dudosa ventaja para esa persona, y de mucha para nosotr@s mism@s!!

Me recuerda a la frase:

¿Qué es un egoísta? 

Un egoísta es una persona que piensa más en sí misma que en MÍ.

Que cada uno reflexione sobre si plantea, a sus parejas, compromisos del Grupo I o del Grupo II. Y si nuestra pareja rechaza dicho compromiso … que analice… ¿tiene ésta miedo? ¿De verdad es el miedo la causa de no querer comprometerse? ¿O es que en nuestro compromiso sólo pensamos en nosotros mismos, en nuestras necesidades, y no en la otra persona, y cuando rechazan ese compromiso le echamos la culpa a la otra persona etiquetándola de que tiene “miedo al compromiso”?

Saludos.

29 pensamientos en “Seduccion chicos (chicas). Ligar. Miedo al compromiso (2).

  1. lo mas curioso es que estoy viene en tu libro…..

    siempre hay que ver que puedo ofrecer al otro que sea realmente bueno y beneficioso para el y que a la misma vez me nazca hacerklo a mi sin ser sumiso,

    como yo lo veo es si usamos las del grupos 1 realmente estamos desceduciendo, ya que nos mostramos o necesitados o no hemos calibrado bien para darnos cuenta que no ofrecemos algo realmente valioso para la otra persona.

    TODO es lo MISMO.

    Lo mas curioso es que segun creo por experiencias que me dio la vida, estos mismos principios no solo valen para seducir de forma general, a mi me ha servido tambien para conseguir la admiracion sincera, el respeto valorado y el afecto de muchas personas,o para convencer de cosas. TIENE COJONES los pricipios de seduccion no solo sirven para seducir en el terreno sexual por llamrlo de alguna manera😛

    no creeis?

  2. Creo que siempre NO es miedo al compromiso lo que impide iniciar una relación, sino el propio conocimiento de uno mismo y sus prioridades en la vida… Y que es una opción muy madura, sana y responsable… Y que debemos respetar, aunque deseáramos que esa persona fuese diferente… No lo es… ¡y tiene derecho a ser amado y respetado tal como es! ¿O no?

    Es que una pareja, para mí, no es la suma de dos personas; entonces el primer compromiso, cuando decides formar una pareja, es el compromiso contigo mismo a mantener tu individualidad y respetar la individualidad del otro. Esto implica, tanto, ofrecer, como pedir ese respeto. Y no es tarea fácil, ni darlo, ni obtenerlo, ni aceptar la complejidad que entraña ajustar dos vidas diferentes, hasta que encajen, y la imposibilidad de estar siempre de acuerdo.
    Cuesta asumir el compromiso de no darse por vencido ante la primera dificultad. En las personas responsables, que asumen la responsabilidad de cada una de sus decisiones, en todos los ámbitos de su vida, suele surgir un miedo lógico a no poder cumplir con ese compromiso.
    Las complicaciones no son atractivas; y sin duda, la vida en pareja, puede ser más enriquecedora que la soltería, pero, también la complica. Sabes que muchísimas decisiones requerirán ser tomadas en conceso, y que, a menudo no será sencillo llegar a un acuerdo. Las personas sin ese espíritu de superar retos y posibles obstáculos y ganas de lograr sus objetivos, que se rinden a la primera dificultad… es mejor que no se comprometan. Pero ni con una pareja, ni con un cargo de responsabilidad laboral, ni con amigos, ni nada…
    Es como si quieres ser padre, o madre, por ejemplo, tienes que comprometerte muy decidida y firmemente a su cuidado. No es que te lo pida tu pareja, ni te lo exiga la ley, o el bebé. Es un compromiso con tus propias decisiones, con la responsabilidad en tus decisiones, que entrañan unas obligaciones para contigo mismo.
    Es amor sí. Pero además adquieres unas obligaciones, aunque obligación no es palabra atractiva. Es así. Eso sí… son obligaciones que asumes amorosa y libremente, cuando la decisión la tomaste con madurez.

    No se trata, en mi caso, de ofrecer al otro un compromiso, que nos aporte ventajas a ambos, ni evaluar las que el otro me ofrezca. Se trata del reconocimiento y aceptación, que comprometerse a intentar una vida en pareja, es como intentar cualquier otro proyecto a largo plazo y que no solo traerá ventajas para mí, y aceptar y encarar con confianza e ilusión, las dificultades y complicaciones, que de seguro surgirán, y deberemos resolver juntos, con herramientas como la comunicación, el mutuo conocimiento, el respeto, la responsabilidad, el cuidado mutuo, la confianza, el cultivo de la admiración mutua, y por consiguiente la pasión, la tolerancia… la intimidad, etc…

    Y si uno mismo carece de esa ilusión, esa tolerancia, ese respeto, esa responsabilidad y madurez para aceptar que no solo serán ventajas, y que se necesita para solucionar las crisis, que se presentarán y de cuya resolución, dependerá que los vínculos se vayan haciendo cada vez más fuertes, cumpliendo proyectos y objetivos comunes, y tenga futuro esa relación… No puede aceptar NINGÚN compromiso… Lo que encuentro muy respetable, mucho más que comprometerse sin sopesar con realismo, si se está capacitado para una vida en común, o no. Por eso no se es mejor ni peor persona. Vivir soltero es una opción tan válida, como vivir en pareja.

    Y cierto, que hay que ser conscientes, que en cualquier momento podría acabarse el amor, por una, o las dos partes… Pero encarar el proyecto esperando de verdad, que eso no sucederá… y poniendo todo cuanto esté de tu mano, cada día, para intentar que no ocurra nunca, y que ese amor y esa pasión se mantenga durante toda la vida… Si no es lo que uno espera… de verdad… me parecen ganas de complicarse la vida… ¡mejor seguir solter@s!😉

    Jugue.

  3. Jugue, dices que en tu caso NO se trata de ofrecer un compromiso que os aporte ventajas a ambos, sino aceptar también que habrá dificultades. Claro, pero las ventajas, aunque fueran pocas, tienen que pesar más, que las muchas dificultades. Si no fuera así, para qué comprometerse, ¿por masoquismo? Para un buen compromiso, se debe seguir cumpliendo el “Tú ganas, yo gano”.

    Siento decirte que tu caso es como el de los demás😉 porque eres un ser humano, y todos (tú también) elegimos los compromisos según sea la balanza subjetiva entre ventajas e inconvenientes, y así se decide.

    Si el compromiso que ofreces a los demás es de ese tipo (más ventajas que inconvenientes), la gente tenderá a comprometerse mucho más contigo. Si ofreces sólo inconvenientes para el otro y muchas ventajas para ti, ya verás cómo huyen rápidamente…😉

  4. Si, Chuloplaya, me alegro de que te hayas dado cuenta de que los Principios Universales de Seducción siguen cumpliéndose, y que la pareja debe ser una constante mutua seducción entre ambos (no una obligación), eso debería ser un bonito compromiso por parte de ambos😉

    Me comprometo contigo a que cuando quiera recibir algo de ti, no trataré de obligarte, sino de seducirte (motivándote) para conseguirlo.

  5. Muy buena explicación Violinista, me ha gustado mucho.😉 Visto así, en lugar de tener que cumplir una obligación, el compromiso es una oferta en la que ofreces (seduces) felicidad mutua, y no la pides, ni exiges reglas o responsabilidades, (es decir, des-seduces).

  6. Sí, Violinista, no tienes que sentir decirme que mi en mi caso es igual que en el resto, así lo creo yo también. Solo quería añadir, que un compromiso conlleva también dificultades, y obligaciones, y no solo porque alguien te las pida, o te ofrezca un compromiso, donde solo obtenga el otro ventajas (que desde luego abunda este caso😦 ) sino que tenemos que ser conscientes, que siempre aparecerán dificultades y obligaciones, que cuestan asumir. (a mí por lo menos, y creo que a todos); eso sí, como dices, sería muy raro, que nadie quisiera comprometerse en algo, que le acarreará más disgusto, que alegría. Pero que hay personas, que no aceptan ninguna complicación derivada de una vida en pareja, en un momento de su vida, o nunca; y que a estas personas, por más ventajoso que sea el tipo de relación en pareja que ofrezcas, pesará más, que las inevitables dificultades, o complicaciones inherentes a todo compromiso. Y que es respetable. Yo misma hace una año, no hubiera podido comprometerme con un hombre, ni aunque ese hombre fuese mi churri, y me ofreciera lo mismo que me ofrece hoy.
    Parece sencillo comprender que, como en la seducción, somos parte activa del éxito en nuestra relación, que no se trata tanto de pedir un compromiso, como de reconocer en alguien los valores que nos enamoran, hasta el punto de despertar en nosotros el deseo de comprometernos a intentar, con sus pros y sus contras, compartir nuestra vida y crear proyectos comunes, manteniendo nuestra individualidad y respetando y apoyando al otro en el desarrollo pleno de la suya. Pero en realidad nos equivocamos muchas veces pidiéndole a alguien que no sea como es, o exigiéndole un compromiso, que honestamente no podría cumplir, sin causarle mas insatisfacciones y frustaciones, que alegría.

    Si te digo la verdad, yo no pido compromisos a nadie, (a lo mejor porque me lo pidieron a mí en otras ocasiones, y me sentí muy mal por no poder ofrecerlo) … Yo me comprometo yo, a intentar una relación satisfactoria para ambos, (que, después de conocerle tal como es, y conocerme yo, creo muy posible,), tanto, como a romperla, si para alguno de los dos dejara de serlo un día. Eso es lo que le ofrezco… lo único que puedo hacer es ofrecer lo que sé que puedo. .. y solo le pido respeto por cómo soy, y que no pretenda cambiarme a su antojo, o impedirme desarrollarme como persona, distinta de él … porque amor y lo demás, como dijiste… No se puede pedir, ni exigir… o le nace, ¡o no hay ná que rascar!🙂

    Jugue.

  7. Jugue, dices “esas personas que NO aceptan ninguna complicación derivada de la vida en pareja… … por más ventajoso que sea el tipo de relación de pareja que ofrezcas“. ¿Ventajoso para quién? ¿Para esa persona a la que le ofrecemos el compromiso? Seguro que NO, pues si fuera suficientemente ventajosa para ESA persona, la elegiría.

    Eso es como cuando un chico intenta seducir a una chica, ésta lo rechaza y enseguida la etiqueta de ser “tonta” por no elegirle, ¡¡con la de cosas valiosas que le aporta él!! 8) ¿Valiosas para quién? ¿Para ella? Está claro que no.

    En todo lo demás que has escrito, completamente de acuerdo.😉

  8. Yo también toy de acuerdo con eso. Cuando compromiso (cualquier compromiso) no entraña ventaja alguna para alguien… No existe compromiso alguno que pueda ser tomado como ventajoso.🙂

  9. Pero Violinista, sí hay gente que quiere tener una pareja estable, o al menos eso dice, pero siempre “pesan más las desventajas del compromiso”para él, que ese deseo de tener pareja estable…

    ¿No es una contradicción?… 😉 Y van pasando los años,y su deseo de tener pareja se frustra una vez tras otra, pero sin embargo…¡no les nace comprometerse!… 😛

    Haberlos, haylos…su ideal de pareja perfecta, es tan elevado…¡que no consiguen lo que con tanto anhelo buscan!… Quieren alguien que les quiera y a quien querer…pero…al final, ¡se quedan solos!.

    Es una opción como otra cualquiera, pero no es lo que realmente desearían… no sé si me expliqué..
    😉

  10. Intuitiva, hay muchas maneras de vivir. Lo que tú dices existe, pero también hay muchiiiiiiiiiiiiiiiiisima gente casada super infeliz, y gente soltera, toda su vida, súper feliz. No podemos estar dentro de nadie para saberlo. Cada uno tiene que ver lo que siente dentro de sí mismo, y decidir en consecuencia.

  11. No me hables de la gente casada superinfeliz….¡

    Que de eso sé yo un rato! 😛

    ¿No estábamos hablando ahora del miedo al compromiso?…. 😉

  12. Yo creo, que quien es infeliz casado, también lo sería soltero, ¡y viceversa!
    Ser feliz es más sencillo para quienes eligen cómo desean vivir y con quién, y por qué; para quienes intentan de verdad ser felices, tomando parte activa en la consecución de sus deseos. Como dice Violinista, tener el valor de decidir, de acuerdo a lo que siente dentro de sí mismo, sin miedo a nada, ni al compromiso ni a la soltería, cuando eres tú quien libremente y con criterio propio decides.

    Tú eliges a la persona que deseas seducir, pero sin perder de vista tu para qué… debemos elegir teniendo en cuenta ese para qué, y con la brújula en mano para no perder tu rumbo, jeje; si eliges a una persona, que en esos momentos no está dispuesto, o preparada para comprometerse, si encima fuera por miedo, no se le puede pedir peras al olmo, jeje… Hay que ser realistas. Es como elegir de pareja para bailar bachata, a quien no puede mover las caderas… ¿No? Si para nosotros es sumamente importante que nuestra pareja pueda mover las caderas… ¡Habrá que elegir a una que pueda aportarte ese aspecto tan importante! ¡y todos los que sean importantes para tí!

    Por eso digo, que da igual los por qués de quienes no se comprometen, o no son detallistas, o divertidos, o lo que sea … la pregunta es:

    ¿Para qué queremos seducir a un chico?

    ¿Es muy importante para nosotros que se puedan comprometer a intentar una relación y aportarnos estabilidad, o diversión, o detalles amorosos?
    Si alguien no puede ofrecernos eso… ¡no es nuestro chico! No podemos esperar que cambien por darnos gusto a nosotros, en contra de su propio gusto… O lo hacen gustosamente, ¡o tampoco nos serviría que lo hiciera de otra forma! Por lo menos a mí.

    Para mí, que eso de elegir uno de acuerdo a sus sentimientos, aunque conlleva una responsabilidad, ¡es de lo mejor para ser más felices!😉

    Besitos.

  13. Violinista, quiero agradecerte tu celeridad en “rebatir mi teoría”.😉

    Siento no haberte correspondido, porque he estado en cama 3 dias😦 . ( No te preocupes, no ha sido osteoporosis, sino la gripe )😛

    No solo agradezco tu lucidez, sino que intento aprender de ella y por tanto después de tu reflexión he reformulado mi teoría. ( Esta ya no deberías rebatirmela )

    Ahora “Creo que cualquiera puede ser reacio al compromiso, hasta que encuentra a alguien que le ofrece un compromiso atractivo (valioso para él)”.🙂

    Voy a introducir una variable que nadie ha tenido en cuenta en las dos entradas que tratan el tema.

    Voy a intentar plantearlo desde el punto de vista de la teoría más aceptada en Europa, la de la evolución. Y así no entramos en diferentes morales y creencias.

    Se supone que después de millones de años de evolución, el culmen de esa evolución es el ser humano. Y a lo largo de miles de años el hombre ha tendido hacia la monogamia. Supongo que habrá sido la mejor manera de proteger a la descendencia, de perpetuar la especie, etc. En base a esto, nuestras sociedades se basan en una unidad elemental: la familia.

    Desde el punto de vista evolucionista, la seducción no es más que una herramienta que ha desarrollado el ser humano para alcanzar su fin último. Unir a un macho y una hembra de nuestra especie para procrear y proteger a esa prole ( familia ).

    Y así enlazo con el compromiso. “El compromiso” es otra herramienta social que ha desarrollado el hombre para dar cumplimiento a su fin último evolutivo.

    Estoy de acuerdo contigo Violinista😯 en que el tipo de compromiso debería ser siempre del Grupo II. Pero para mantener una pareja estable que pueda cuidar de sus hijos, hace falta ese “compromiso positivo” que ayude un poco cuando flojeemos en algún principio de seducción.

    Es más estaría dispuesto a apostar 0,01€ a que una gran mayoría de los que participamos en este blog, tenemos padre y madre.😉

    PD: Si después de este post me echas del blog, lo entenderé. jaja🙂🙂

  14. Airman, está muy bien la teoría evolucionista, pero hay muchos más factores que influyen sobre la sexualidad que NO son la procreación. A ver si resulta ahora, que toda relación hombre-mujer va a ser para procrear😯 , me recuerda eso a lo del chiste del mechero que conté al final de este post.

    Toda teoría reduccionista, es decir, aquella que intente explicar cualquier comportamiento de las personas a través de una sola variable (como es en este caso la procreación) tiene tooooooodas las papeletas para estar errada.

    Y ahora si quieres, puedes volver al blog, que antes te había echado😛
    Es que a ti no podía hacerte eso, te he cogido cariño, tocayo jeje

  15. Hola a todos,
    intresante el tema!

    En mi opinión el compromiso es una consecuencia de un amor, cariño, mutuo beneficio y es un acuerdo de voluntades con derechos y obligaciones.
    Posee una duración de mientras los participantes perciban que se benefician de él, es decir, las obligaciones del compromiso son percibidas por los participantes como que se compensan o son menores que los derechos y beneficios para cada uno de los integrantes del compromiso…

    Aunque no se hace en forma frecuente y es poco decoroso, pero de antemano se deberia fijar un acuerdo de fin del compromiso, si este llegase a su fin, es decir, que permanece tuyo y mio, anunciar con un tiempo especificado el fin del compromiso si el compromiso se rompe…

    El compromiso permanece mientras los participantes de este perciban que se benefician con él…amor, poliamor, arriendo de un piso, etc…para evitar malos entendidos se lleva al papel y se transforma en un contrato…

    Y en mi mi opinión con esas normas encarcelamos a el amor y lo convertimos en la ley a ser cumplida, coartando su y nuestra libertad (de libertas facultad que tiene un ente de actuar de una forma o de otra o de no actuar) y lo espontáneo muere para cumplir con el contrato.

    Yo ame a mis novias y vivimos tiempos hermosos hasta que las obligaciones de la relación se transformaron en un peso…es decir, yo percibi, que las obligaciones eran mas que los beneficios…y vino el quiebre…lo primero a repartir…la culpa, de quien es?y la critica a si mismo, que pude hacer mejor?

    Terminé hace poco con mi novia, pues ella me forzaba a que actuase o hablase como que estuviese enamorado de ella…eso no se pide, sólo se le celebra cuando llega sin presión y espontáneo…esa era, según ella, lo normal(mi obligación) hacia ella, pues estamos en una relación. La relación para ella, tuvo nuestro contrato, con las obligaciones que ella espera en una relación…

    Saludos
    bailador

  16. Si, bailador, como dijimos, hay basicamente dos maneras de plantear un compromiso, a la hora de recibir lo que esperamos de la otra persona:

    1) Dame sólo cuando te nazca hacerlo.

    2) Dame, te nazca o no te nazca, es tu deber.

    Yo apuesto por la primera manera, no deseo que nadie me dé, lo que sea, por deber, sino porque le nace.

  17. Para mí, cuando de verdad se quiere a alguien lo que se busca para la propia felicidad, es ver feliz a esa persona, es decir, viendo feliz a la otra persona es cuando nosotros mismos somos felices.

    Una persona es feliz cuando tiene libertad para hacer lo que le apetezca y lo que sienta, y no cuando tiene obligaciones. Podría considerarse además una forma de sinceridad, tan importante en la pareja. Si hace algo que no le sale de forma sincera… ¡¡Me esta engañando!!😯

    Si en una relación la chica a la que quiero no está feliz, yo no estoy feliz con esa relación. Así de simple lo veo yo. Si estamos bien los dos, yo querré verla feliz y ella a mi, cuando una de las dos partes no es feliz, la relación no funciona.

    Aunque mi duda es ¿Deben existir deberes por obligación para que la relación funcione?… Lo ideal sería que no, aunque lo veo complicado. Me ha dado por pensar y he comprendido un hecho que me parecía insólito: Tengo un amigo que lleva ya un año con su novia, y podéis creerme que en un año entero, no han tenido ni una sola discusión, ¡¡ni una!!😯 Y yo lo veo súper feliz. Alguna vez me ha contado que de broma le dice a su novia que se enfade un poco, que quiere verla enfadada que nunca la ha visto… jeje.

    Mi amigo me dice que ella nunca le pide nada, que él hace lo que quiere y ella nunca se enfada. Lo que no quiere decir que pase de ella, al contrario, queda con ella todo lo que quiere, porque simplemente le sale, pero no queda nunca obligado, ni renuncia a hacer nada por su cuenta o con los amigos por miedo a estropear la relación… ¿Será este el “prototipo” perfecto de pareja?

    ¡¡Dios!! A ver si al final le voy a coger envidia al mu asqueroso… jaja

  18. Disco: “¿Deben existir deberes por obligación para que la relación funcione?” Si son deberes acordados voluntariamente por ambas partes, deben cumplirse para que funcione.

    Por ejemplo: yo cocino, y tu lavas la ropa.

    No cumplir esos deberes, libremente escogidos, acarreará problemas.

  19. Pero esos deberes serían en una relación de convivencia, ¿no? Si estoy viviendo con cualquier persona, con un amigo, habría problemas si no hacemos que la convivencia funcione cumpliendo sus tareas cada uno.

    Pero entonces ¿Si no hay convivencia no hay deberes? Me refiero a una relación sin convivencia, por ejemplo, acordar que hay que quedar todos los Viernes, o que hay que hablar todas las noches por teléfono, apetezca o no… ¿Eso sería necesario? No es lo mismo una tarea necesaria para llevar la convivencia, como fregar o cocinar, que una acción como quedar, salir, hablar, hacer el amor… que se debe sentir y debe apetecerte ¿no?

    Cambiando un poco la pregunta.😛 ¿Deben existir obligaciones en cuanto a acciones que deben sentirse y deben apetecer para que la relación funcione? Como quedar, apetezca o no, o hablar todas las noches apetezca o no.

    Lo digo por lo que se está hablando de comparaciones entre las ventajas y las obligaciones.

  20. Disco, yo nunca tomaría ese tipo de compromisos de “acciones que deben sentirse”, pero si alguna pareja lo cree oportuno, y es libremente acordado por parte de ambos … allá cada uno…

  21. Disco se puede amar a alguien sin ser su pareja. Amarla mucho y bien y ser suficiente.

    Dos personas pueden amarse mucho y hacerse sentir amados plenamente mutuamente, sin constituirse en pareja estable.

    Pero para mantener una relación de pareja (de dos) es necesario comprometerse a intentar mantener esa unión, y por lo tanto ya no puedes hacer lo que quieras, pensando solo en tí, siempre que quieras; porque priorizas el bienestar común (tuyo y de tu pareja) sobre el tuyo individual. Lo haces porque así lo quieres, por amor, por libre disposición… pero ya no actúas ni decides pensando exclusivamente en tí. Y eso me parece a mí indispensable y la diferencia más notable entre ser pareja, o no.

    No es un deber, ni una obligación impuesta que hagas a disgusto, (aunque cuesta a veces, porque no existe, creo, una amor tan grande, que sea el bienestar del otro tu único deseo, y ten en cuenta que tampoco hay dos personas siempre de acuerdo en todo… y apetencias ¡se tienen tantas! jeje) Es tu parte de responsabilidad en lograr que prospere esa relación de pareja, que deseas tanto como la otra persona. Es tu parte de responsabilidad en un proyecto común, que compartes con tu pareja, priorizar un sentimiento y una convicción de lo que quieres, sobre apetencias varias, jeje.

    Yo no puedo SIEMPRE que quiera salir con mis amigas, lo que hago es intentar hacer compatible mi relación de amistad con ellas, con la relación de pareja con mi chico, sin que afecte de forma fatal a ninguna de las dos relaciones. Porque me comprometí a tener a mi chico SIEMPRE en cuenta, cuando decidí tener una relación de pareja con él, que si no me veo capaz, simplemente no me comprometo… Y aunque espero que sepa entender que no siempre lo lograré con éxito absoluto, yo lo intento, jeje… lo intento de verdad.😉

    Juguetona.

  22. Juguetona la verdad es que estaba un poco liado yo con este tema de los “deberes” de la relación…🙄 jeje Pero creo que ya me he aclarado un poco.

    Hay que pensar tanto en la relación como en uno mismo. Si sólo pensamos en la relación, no es nada sano, y al contrario, tampoco hay que pensar en uno mismo siempre, porque sería un poco estar a la defensiva, “en defensa de mi libertad”. (Creo que yo estoy un poco a la defensiva por mi última relación) jeje

    Entonces se trataría de un miedo a perder la individualidad por pasar a ser una pareja, (una unión) y el tener que pensar ya no individualmente, sino en pareja. De todas formas, por mucha unión que haya, que la pareja sea “lo primero” no quiere decir que sea “lo único”, eso sí que es poco sano.

    Aunque seamos pareja, ante todo somos personas individuales, y necesitamos nuestro espacio. Alguna me he encontrado que pretendía un espacio compartido toooodo el santo día, toooodos los días😯 que eso tarde o temprano cansa hombre…

    De todas formas tienes razón, en una relación acabas prefiriendo cosas y haciendo elecciones, que antes de la relación no te plantearías, y visto desde fuera pueden parecer sacrificios, pero desde dentro, es simplemente lo que te sale, lo que te nace hacer.

    No obstante también creo que aunque lo ideal sea eso, seguramente siempre habrá algún pequeño “sacrificio” por el bien de la relación, tanto de uno como del otro, y cuidando juntos la relación, habrá más posibilidades. Así que lo que hay que buscar es continuar seduciendo al otro para que siga queriendo cuidar la relación, como dice el Violinista, y que así se ponga sus propias “reglas” para conseguirlo, sin imponérselas.

    En fin, a ver mi próxima relación (cuando me nazca de verdad) jeje😉

  23. Me parecio muy clarificadora la idea de diferenciar que clase de compromiso busca el otro conmigo, y que clase de compromiso estoy dispuesto a ofrecer. Me parece muy relevante el explicar que los que tenemos “miedo”, tiene que ver justamente con esto; el saber discernir de que compromiso hablamos. Acutalmente yo estoy dispuesta a ofrecer conmpromiso si la persona pertenece al grupo II. No obstante creo que de todos modos las personas somos algo egoistas; y el amor idilico que nace desde la libertad del otro que respeta a un otro y se respeta a si mismo es dificil de encontrar en estos tiempos de mayor individualismo y mayores exigencias a lo que esperamos de una pareja. Comprendo que para comprometerme con alguien del grupo II, deberia empezar a ejercitar primero conmigo esos principios. Pero que hago si la persona que esta al lado mio pertenece al ejemplo del grupo I y no puede comprender estos principios. Espero tu respuesta.

  24. Pingback: Seduccion chicas (chicos). Ligar. Síndrome de Peter Pan y del Capitán Garfio « Arte de Seducción

  25. Hola Violinista he leido los dos post que hablan sobre el compromiso. Y la verdad esque me vinieron de ayuda las opiniones presentadas ya que en estos momentos tengo novia, una chica con la cuál llevamos un año y medio de amistad y que después de todo ese tiempo que compartimos decidimos ser pareja (ya contaré en otra ocación mi historia con ella, ya que puede que ayude a muchos chic@s que están estancados en la zona de amigos o Mejores amigos (Friendzone) y quieren salir de ahí. Digo que lo contaré para hacerles saber que si se puede salir de ahí siempre y cuándo “Ganen Ambos”. En una ocación yo me declaré ante ella; mostrandomé muy necesitado y dependiente🙂, me rachazo obviamente “es matemático, como dices en un post”. Y mostré también en muchas ocaciones mucho abundancia y cero escaces, pero a pesar de ello cambié “el chip” dejé de pensar en mi solamente, en que yo ganaría al estar con ella” y me comence a sentir como lo valioso que soy y por lo tanto Ella también ganaría conmigo al estar a mi lado🙂.

    Lo que opino acerca del compromiso ahora, en efecto es que, no quiero que mi chava se sienta con una carga al estar conmigo… Cuándo nos vemos siento muchísima alegría, pero no precisamente por ella sino Ya La Traigo conmigo mismo y al estar a su lado se complementa y se siente maravilloso y al verla la siento igualmente alegre por estar juntos. Cuándo hablamos por teléfono o mensajeamos sms es igual🙂

    Ahora bien hay un punto que mencionas en el GRUPO II que me hizo reflexionar ahora por una situación.

    “Si estoy decaído/a, puedes animarme si te nace, pero NO permitas jamás que me convierta en una carga para ti”

    Cuándo estoy en este estado “decaido” por problemillas familiares, escolares, trabajo, etc… Prefiero que no me encuentré de esta manera sino después de salir de ese estado al normal y alegre con el cuál mejor me siento, es cuándo ya la miró o hablo con ella.

    Realmente me ha funcionado porque los estados de melancolía a veces son fugaces y lo importante de la vida es Saber solucionar los problemas. Ésta es una frase que ella menciona: “tu felicidad no depende de las circunstancias,sino de tu actitud y de la manera de solucionar las cosas” por eso en gradísima parte me encanta😉 por su manera de ver las cosas de la vida.

    Así que el compromiso que tengo con mi novia es tener una actitud alegre y feliz sin depender de las circunstancias (uno del otro) sino de nuestra manera de solucionar las cosas.

    Viene como anillo al dedo:

    – … hablemos de cosas que nos interesen a ambos, no sólo a ti, ni sólo a mí.

    – … te cuides de ti mismo/a.

    – … estés conmigo sólo cuando te apetezca de verdad que estemos juntos.

    – … si estoy decaído/a, puedes animarme si te nace, pero NO permitas jamás que me convierta en una carga para ti.

    – … compartas conmigo tu propia felicidad, y yo la mía contigo.

    Yo aporto:

    “Pensaré en ti porque me encantas, te quiero muchísimo y ya quiero verte: abrazarte y besarte; pero sin descuidar mis obligaciones y tareas🙂, y lo mismo tienes que hacer tú conmigo si lo sientes”.

    Buenos posts estos del Compromiso, saludos😉

  26. En relación a la frase que dice ella: “tu felicidad no depende de las circunstancias, sino de tu actitud y de la manera de solucionar las cosas“, hay una que me gusta mucho:

    Lo importante en la vida no es lo que te pasa, sino lo que haces con lo que te pasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s