Seduccion hacia la salud. Osho. Los logros NO te dan la paz

Hoy, os dejo otro de los magníficos textos de Osho. Esta vez nos habla de los peligros que conlleva en la vida el enfocarse en fines como: “triunfar“, “luchar” y “conseguir“.

Tiene mucha relación con los posts publicados en la Web que más abajo señalo. Aquí el texto.

Texto de Osho. Una persona que vive para conseguir algo nunca podrá estar en paz

“Mi enseñanza consiste en cómo no hacer esfuerzo. Incluso cuando estés haciendo algo, no deberías ser el actor. Incluso cuando haya acción, debería ser casi una no-acción. Debería ser como un florecimiento espontáneo, no algo que surge de la fuerza de voluntad.

Pero son las enfermedades que todo ser humano recibe del pasado. Se nos ha inculcado que la fuerza de voluntad es muy importante. A todos los niños se les enseña que hay que tener fuerza de voluntad. Y la fuerza de voluntad es algo que va en contra de tu espontaneidad, no te permite estar relajado, tranquilo. ¿Acaso crees que las flores tienen que hacer mucho para florecer? ¿Acaso los árboles tienen que realizar alguna acción enérgica para crecer? No; no realizan ninguna acción.

Lao Tzu solía decir: “Observa los árboles, observa los ríos, observa las estrellas, y entenderás qué es la acción sin acción“.

Evidentemente el río está fluyendo hacia el mar, pero no se puede llamar acción porque no hay una fuerza de voluntad que lo empuje hacia el mar. Es algo muy relajado, sin prisas, sin precipitación, sin tener siquiera anhelo de llegar, sin competir con los otros ríos por ver quién llega antes. Simplemente va avanzando, cantando y bailando su baile por las montañas, los valles, los llanos, sin preocuparse de si llega a la meta o no. Cada momento es tan bello y precioso que ¿a quién le importa el mañana?

La fuerza de voluntad ha sido utilizada para darte una falsa personalidad. La fuerza de voluntad es un bonito nombre para una fea entidad llamada ego.

Uno de los grandes psicólogos de este siglo, Alfred Adler, basó todo su análisis psicológico en un simple hecho: que todos los problemas del hombre surgen de la fuerza de voluntad. Quiere convertirse en alguien, una persona especial, superior a los demás, más santo que los demás. No importa si está en el mundo o en un monasterio; es una lucha por estar por encima de los demás.

Cuanto más luchas y más triunfas, más te alejas de tu propio ser, porque cada vez estás más tenso, más preocupado. Tu vida se vuelve una agonía constante por el miedo al fracaso. Aunque hayas triunfado, el miedo a que alguien te pueda sacar de tu posición… Pregúntale a cualquier presidente por la tremenda angustia que padece. Una persona que vive para conseguir algo nunca podrá estar en paz.

De modo que por una parte te has inventado esa fantasía de la acción enérgica. A lo mejor piensas que la meditación necesita una acción enérgica, o que el sannyas significa una acción enérgica. Lo único que necesita es relajación. Necesita olvidarse de la mente que intenta conseguir, olvidarse del futuro, permitir que el momento presente sea suficiente y disfrutarlo; el momento siguiente se ocupará de sí mismo.

Si puedes disfrutar de este momento, serás más capaz de disfrutar del momento siguiente porque serás más experto en disfrutar, bailar, cantar. Y empezarás a tener más confianza en ti mismo, sabiendo que no necesitas a nadie. Seas quien seas, eres capaz de disfrutar el éxtasis final sin necesidad de ser rico, sin necesidad de acumular poder, sin ser mundialmente famoso, ni ser una celebridad.

Puedes ser un don nadie y tener todos los tesoros de la existencia, porque no están fuera de ti. No eres consciente de tu propia riqueza interior”.

* * * * *

Osho, El filo de la navaja. La necesidad de una revolución en la conciencia

(Si te ha gustado este post, es probable que también te interesen estos otros de abajo)

LECTURAS RECOMENDADAS

¿Tiene mérito seducir?

Qué es el éxito en la seducción

¿Seduce el esfuerzo?

Ser el número UNO

El peligro de lo racional a la hora de seducir

About these ads

20 pensamientos en “Seduccion hacia la salud. Osho. Los logros NO te dan la paz

  1. Alberto Hidalgo, ¡no lo pude haber explicado mejor! Ya casi terminaba diseccionando todo y dándole un por qué, cuando en realidad, simplemente pasó así, y no hay más que explicar.

  2. Humm, interesante artículo, aunque, bueno, en mi opinión, cada quien puede ver las cosas como guste. Para Osho la voluntad puede ser un bonito nombre para el ego, pero para otros puede no ser así. En mi experiencia, puedo decir que, a mi ver, la voluntad es la fuerza interior que nos permite salir avante ante cualquier impedimento que se nos presenta (algunos impedimentos incluso los ponemos nosotros mismos de forma consciente o inconsciente)

    Incluso podria decir que la voluntad es la Fe en uno mismo convertida en acción, en energía, en vida. Obviamente, si uno se empeña en, por ejemplo, demostrar ante los demás que se es muy valiente ante el peligro y siempre estás buscando peleas y arriesgando la vida lo tonto, habría qué sincerarnos y decir por qué lo hacemos. ¿Lo haces porque quieres probarte algo a ti mismo? (carencia de fe en tu persona) ¿lo haces porque quiere revivir el pasado? (culpa o arrepentimiento de algo que no hiciste por miedo), ¿es porque sientes miedo de la vida? (temor), etc, etc, entonces ya no estamos obrando por voluntad, sino que estamos luchando contra nuestro propio miedo y es ahí, a mi ver, donde tu vida se vuelve una agonía sin sentido.

    El ejemplo de las flores y los árboles, igualmente, puede verse en un sentido distinto. Nacer, crecer y vivir requiere de voluntad. ¿Acaso se piensa que los árboles no deben superar mil y un infortunios para crecer y alzarse? Las flores y árboles también tienen voluntad, que es el anhelo de vivir que se traduce en la vida misma.

    Como digo, para mí es cuestión de perspectiva. No es mi intención demeritar a Osho, con quien estoy de acuerdo, en parte, en que los logros no dan la paz sí es que uno los busca para llenar un vacío en tu interior. Cuando estás lleno por dentro y vives, esos logros llegarán a ti sin que tengas la necesidad de perseguirlos. También me gusta la parte donde dice: “Necesita olvidarse de la mente que intenta conseguir, olvidarse del futuro, permitir que el momento presente sea suficiente y disfrutarlo; el momento siguiente se ocupará de sí mismo”.

    Me recuerda cierta enseñanza que decía: “Por eso os digo: No os preocupéis por lo que habéis de comer o beber para sustentaros, o por la ropa con que habéis de vestir vuestro cuerpo. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que la ropa? Mirad las aves del cielo: ni siembran ni siegan ni almacenan comida en un granero; sin embargo, vuestro Padre celestial les da el alimento que necesitan. Pues bien, ¿no valéis vosotros más que ellas? Además, ¿quién de vosotros, por mucho que se preocupe, logrará añadirle a su vida un solo día? En cuanto a la ropa, ¿por qué preocuparos? Fijaos en cómo crecen los lirios del campo, que no trabajan ni hilan; sin embargo, ni siquiera Salomón con todo su esplendor real llegó a vestirse como uno de ellos”.

    Quizá, pienso yo, es que Osho dice que la Voluntad es el nombre que se le da al ego porque queremos “luchar y dominar la vida”, y no nos damos cuenta que no se trata de luchar y dominar, sino de dejarla fluir, de olvidarnos de luchas y fluir con ella, ser uno con la vida.
    Buena entrada, me gustan los pensamientos que nos llevan a reflexionar.
    Aclaro una vez más, esto que puse es mi opinión :D

  3. El Abogado, si estás de acuerdo en este párrafo de abajo, cuando habla de voluntad, estás de acuerdo con Osho ;)

    Es algo muy relajado, sin prisas, sin precipitación, sin tener siquiera anhelo de llegar, sin competir con los otros ríos por ver quién llega antes

  4. La competición está muy bien y es divertida, siempre y cuando se tome como un juego.

    Lo malo es cuando la gente se toma la competición como si fuera de vida o muerte. “Si gano, soy superior que los demás” “Si no gano, soy un desecho humano”

  5. Osho sigue vendiendo libros, ¿no?

    Fuerza de voluntad no le falta para tener editores encargados de promocionar sus sabias palabras. ¬¬

    Todos los seres vivos tienen un impulso para la vida. Si tienen la oportunidad expanden su propia población, se diversifican, hacen acopio de todos los recursos posibles que puedan, conquistan otros terrenos… amos, que hacen lo posible por invadir, reproducirse y mantener su bienestar, a costa de quien sea, y lo que sea.

    Si eso no es competición, ya me dirás qué es. La competición no es un juego, normalmente es lo que marca la diferencia entre un “bicho alegre y vivo”, y otro “jodío y muerto”.

    Si es sugerida la observación de la naturaleza para apoyar sus palabras, ha debido elegir un mal ejemplo.

    “”Mi enseñanza consiste en cómo no hacer esfuerzo. Incluso cuando estés haciendo algo, no deberías ser el actor. Incluso cuando haya acción, debería ser casi una no-acción.””

    Entiendo esta explicación, y la comprendo internamente. Es un gustazo y un descanso, pero necesita una inversión previa…, preparar al cerebro para la concentración (la atención activa), y eso, con casi todo lo que no sientes placer, requiere un esfuerzo previo.

    Cierto es que todo en extremo es malo. El crecimiento de una población sin mecanismos de control es una plaga. La fuerza de voluntad desvirtuada es negativa para el sujeto (estrés, no control de los impulsos, etc).

    Coincido con la exposición de los tres primeros párrafos.

  6. coincido con la exposición de los tres primeros párrafos de la opinión de El Abogado

  7. Alicia, Osho NO vende libros, de hecho está muerto y él nunca escribió ninguno. Sus libros son transcripciones de sus charlas, pero no importa. Si no te vale Osho, quizás te valga lo que dice Lao Tzu (él usa una frase de él)

    Pero no hace falta recurrir a esos maestros (o como se les quiera llamar) para experimentar lo que está recalcando, y sé que tú has tenido MILES de experiencias de no esfuerzo (recuerdo, por ejemplo, la que contaste del autobús), de fluir, sin hacer méritos, sólo por disfrutar.

    Osho se refiere a ese tipo de experiencias, y como la de este post de abajo. Si no se entiende, no sé explicarme mejor jeje

    http://artedeseduccion.wordpress.com/2011/07/08/seduccion-de-este-dia-%C2%BFtiene-merito-seducir-la-importancia-de-divertirse/

  8. huy… no sabía que estaba muerto… ¿cómo se pone el monigote colorado?

    (en realidá te la estaba devolviendo como la de Dawkins, pero ha salido truncada, me se ha colao :P )

    Supongo que aún falta por comprender e integrar la parte espiritual (que no religiosa) que conlleva estar vivo y entenderse asín.
    Mira que no se puede con todo, ¿eh?

    ¿El mensaje de Osho siempre es el mismo? ¬¬

    Vale, ya paro :D

  9. El Violinista, ahora Alberto, estoy de acuerdo, salvo en la parte donde Osho define la Fuerza de Voluntad como “un bonito nombre para una fea entidad llamada ego”, pero eso se debe a que tengo una perspectiva diferente de lo que es la Fuerza de Voluntad.

    Como lo comenté anteriormente, para mí la Fuerza de la Voluntad es la fe en uno mismo transformada en acción, en vida, etc. Un ejemplo basado en mi propia experiencia podría ser el siguiente:

    A mí me gusta tomar clases de bailes latinos (salsa, mambo, etc) y zumba. En ésta última tengo una maestra con la que me gusta competir sanamente y cómo que ella lo ha tomado con agrado. Todos los días trato de superarla, pero no me siento mal si es que no puedo lograrlo y pienso que el dia que lo haga, me dará igual porque no compito para ganarle en sí para sentirme superior, sino porque la competición en sí misma me gusta.

    No obstante, en mi óptica, competir con alguien en una disciplina implica ir más allá del mero gusto y exige ciertos factores como son la condición física (sin ella no duraría ni 5 minutos al ritmo que ella se mueve), elasticidad, oído para la música, rapidez, etc, etc.
    A mucha gente que conozco le gusta el baile, pero jamás entrarian a competir para divertirse porque les gana la pereza, se sienten tontos compitiendo con alguien que es una maestra certificada, se sienten menos si no lo logran, etc, etc.

    Para ir más allá de todo esto, a mi ver, se requiere ignorar el ego, el afán de sobresalir, la apatía, el desgano y creer en uno mismo, pero esa fe sin una acción, que para mí es la voluntad, se queda en nada.

    Otro ejemplo lo puedo dar en un amigo a quien le gusta una chica, pero que no le habla. Se la lleva pensando en todo lo que le podría decir, en los detalles que podría tener con ella, en cómo bailaría con ella e incluso en cómo la tocaría en un encuentro intímo.
    Sin embargo, ni siquiera le habla y eso es porque no se siente apto físicamente ya que no para de compararse con, no sé, digamos, Filemón, creyendo que si no se parece a éste último no lo van a fumar nunca.

    Alguien me podrá decir: “Es que no le gusta tanto”, pero la verdad es que si le gusta, lo que le hace falta, a mi ver, es creerse que es un buen partido e IR (voluntad) por ella sin importarle que pase. A lo mejor gana, a lo mejor pierde, pero al menos transformará su gusto en acción.
    Para mi la Voluntad no es tanto luchar, sino dejarse llevar por la vida porque, cuando fluyes, dejar ir el miedo, el temor, etc, etc. De ahí que me guste la frase de: “Más vale vencerse a sí mismo que conquistar ciudades”.

    En cuanto al esfuerzo, pues, depende, si es un esfuerzo que te hace sentir mal, mi opinión es “no vale la pena”, pero si es un esfuerzo que te hace sentir bien (como cuando bailas toda la noche, pero te divertiste tanto), yo diría: “me gusta esforzarme”. Cuestión de perspectiva nada más. Quizá a Osho le tocó una relidad diferente y por eso tenemos opiniones distintas.

    No obstante, lo que me ha dejado este buen artículo y la conversación (yo no lo llamo debate porque no me interesa convencer a nadie, sólo me gusta hablar de estas cosas), es que, si sientes el fluir de la vida a través de ti antes de seducir, se te van los bloqueos y hasta el desanimo. Es como bailar, si consigues sentir la música, aun cuando te equivoques, no pasará nada malo, seguirás bailando, feliz hasta el final. :D

  10. El Abogado, se nota que debates, no que discutes, y siempre eres muy agradable en tus exposiciones, cosa que se agradece.

    Para mí, la clave es no quedarse en debatir sobre el significado de “fuerza de voluntad” porque nos perdemos.

    En lo que sí creo que todos estamos de acuerdo en estas palabras de Osho:

    Cuanto más luchas y más triunfas, más te alejas de tu propio ser, porque cada vez estás más tenso, más preocupado. Tu vida se vuelve una agonía constante por el miedo al fracaso.

    Y no es porque lo diga él, sino porque todos lo podemos experimentar ;)

  11. Por supuesto, no hablo de cuando luchas y te diviertes, sino cuando te tomas la vida como una lucha y una búsqueda del triunfo constante.

  12. Gracias, El Violinista, ahora Alberto, las conversaciones con usted también son muy agradables. Y si, tiene razón, ponernos a debatir lo de la “Fuerza de Voluntad” hace que nos perdemos porque, como comenté, cada persona lo puede ver diferente debido a distintas variables, como son la educación, las ideas, etc, etc, hasta la edad y la época. Capaz y luego me sucedan algunos eventos que me lleven a pensar: “Hey, Osho tenía razón en cuanto a… “, o quizá no.

    Totalmente de acuerdo con esa frase:

    “Cuanto más luchas y más triunfas, más te alejas de tu propio ser, porque cada vez estás más tenso, más preocupado. Tu vida se vuelve una agonía constante por el miedo al fracaso”.

    Es por eso que la competencia con la maestra de zumba nunca será una agonía porque no hay ningún miedo al fracaso ya que el resultado en sí no es mi objetivo, sino el juego mismo.

    Hablando de eso, he encontrado un artículo que se relaciona con esto último y que, pienso, tal vez, le pueda servir para hablar de esto en su sitio.

    http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/01/120112_adicto_sexo_recuperacion_jgc.shtml

    Creo que le serviría para todos aquellos que piensan que “tener éxito” en la seducción consiste en conquistar el mayor número de mujeres. En dicho artículo, se habla de un comendiante de 27 años llamado Jeff Leach, que ha cosechado el “logro” de acostarse con 300 mujeres. A lo mejor, muchos pensarán que semejante “éxito” le ha dado una vida plena, pero… tal como dice Osho, ese “logro” no le ha ayudado en sentirse bien consigo mismo. ;)

    El Violinista, ahora Alberto, me he acordado de algo que quería preguntar. Digamos que está usted teniendo un encuentro de lo más agradable con una chica, la plática fluye perfectamente, no le importa el resultado, tiene la atención de la chica, ha conseguido hacer que se sonroje, etc, etc. ¿qué hace cuando un estímulo del exterior amenaza con influir en usted con la consecuencia de que la situación se vaya al traste? Me han dicho que lo mejor es hacer como que no pasa nada, o sea, ignorar lo que sucede, pero me gustaría una opinión distinta.

  13. El Violinista, ahora Alberto, la pregunta no era tanto sobre “qué hacer” porque, bueno, siempre he visto las recomendaciones como la moda, o sea, “se toma lo que se acomoda”.

    No lo veo tanto como “DEBO hacer esto”, sino como “QUIZÁ eso sirva”, pero lo de la risa que se narra en esa entrada bien podría ser alguna especie de suguerencia. A veces no sé si da las respuestas a forma de paradoja ;)

    Cuando tomé clases de teatro siempre nos recomendaban que, al ser perturbado por algún elemento externo, se debía continuar con la actuación integrandoa la actuación todo lo que pudiera alterar el desarrollo de la obra.

    Recuerdo una vez que me tocaba representar un papel en una obra corta llamada “El Arreglo” de Chejov. A mí me tocaba representar el papel de un padre que debe llevar a su hijo a tener su primera experiencia intíma a un burdel.
    Durante el desarrollo de la escena (es una obra de un solo acto), se subió al escenario un hombre visiblemente alcoholizado y pasó por enfrente de mí y de mi compañero, quien representaba el papel de mi “hijo”. La gente inmeditamente volvió la mirada hacia el “invitado”, pero nosotros continuamos actuando. Mi compañero, sin soltar su papel de hijo inexperto, me dijo: “¿Quén es ese hombrrrre, padrrre?” (le poníamos enfásis a las “R” porque se suponíamos que erámos rusos)

    Yo estaba tan divertido que le seguí la corriente y le respondí: “Es sólo un traaauseúnte, hijo, no le hagas caso”. El hombre continuó con su camino y se perdió en la calle. La gente se rió bastante.

    Más adelante, un grupo de personas nos dijeron que pensaron que el hombre ebrio era parte de la obra, lo cual me dio mucha risa. Supongo que, basada en eso de la risa de los calambres, la diversión del momento podría ser una opción para que todo siga fluyendo.
    Acá le dejó el guión de la obra por si gusta leerlo:

    http://www.escenografia.cl/textos/EL%20ARREGLO%20chejov.htm

    =D

  14. El Abogado, el motivo de que te remitiera al enlace es que creo que el enfoque siempre es DISFRUTAR, si disfrutas, siempre sabes qué hacer ;)

  15. Ayer pregunto a mi señó:

    – ¿Qué opinas de Osho?

    – Que va después de shiete.

    – ¬¬u

  16. ¡Normal, se lo dejaste a Gûevo! jeje. Hablando de juegos de palabras y de números, me he acordado eso de:

    Había un colegio tan puritano que al “68 + 1″ le llamaban “70 – 1″

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s