Seduccion. Talleres. Psicología de las relaciones

.

Hace un par de días, me llevé una alegría cuando vi en el periódico La Verdad de Murcia, una entrevista que le han realizado a una paisana mía y colega de profesión, Anna Isabel Gil Wittke, psicóloga y terapeuta sexual que, entre otras actividades, está impartiendo talleres sobre seducción y relaciones de pareja.

¿Por qué me he alegrado? Por el hecho de que, poquito a poco, la gente relacione a la Psicología (homologada) con la enseñanza de algo tan importante como son las relaciones de pareja, de atracción, de amor, etc. Por desgracia, no hay demasiados titulados expertos en estos temas y creo que eso debe cambiar. 

Es más, yo sería de los que implantaría una asignatura en las escuelas, impartida por docentes expertos titulados (psicólogos, psicopedagogos, maestros, etc.), que llamaría “Psicología de las relaciones”, y una de las partes importantes de la misma sería la enseñanza de la seducción, por supuesto, entendiéndola como compartir con los demás lo mejor de sí mismos, que ayudaría así a los alumnos a desarrollar una mejor autoestima y una actitud fluida y positiva con los demás.

Anna Isabel Gil, ¡bienvenida! ;)

Os dejo la entrevista que encontré aquí.

——————-

«Las ‘almas gemelas’ pueden quedarse en parejas aburridísimas» (Anna Isabel Gil Wittke, Psicóloga y especialista en terapia sexual).

Anna Isabel Gil es la escucha atenta del otro. Dialogar con ella se convierte en un revitalizante de energías, sin necesidad de prescripción médica. Es psicóloga clínica y se ha especializado en comprender las reacciones y relaciones de dos personas unidas por lazos de sentimiento y sexo. Realiza talleres dirigidos a jóvenes en los que aborda la búsqueda de la media naranja, cómo disfrutar de una relación de pareja y, sobre todo, cómo no buscarse plañideras cuando alguno de los dos dice que la flecha de Cupido ya no le hace efecto.

- ¿Cómo prepararse ante la primera cita con la persona deseada?

- Los hombres piensan demasiado en sí mismos. Deberían pensar en el objeto de deseo; es decir, más en las mujeres que en ellos mismos. El chico suele ir como si se tratase de una entrevista de trabajo y sobre todo se dedica a venderse a sí mismo. Es el gran error. Hablar de ellos mismos, hay que preguntar más por la otra persona. La muchacha está deseando que les formulen preguntas sobre ella. Y, por otra parte, ¿por qué tiene que ser la chica quien realice el examen? No quedamos que al final es cosa de dos.

- ¿Cómo romper el hielo?

- Siempre hay algo. Una frase ingeniosa, presentarse mutuamente… También dejar tranquilos los silencios, en estos momentos son muy especiales y expresan mucho. Tampoco hay que ser machistas. La mujer puede enviar muchos mensajes indirectos; bueno, y si se presta porqué no hacerle un repaso al chico de los pies a la cabeza.

-¿Es adecuado un piropo?

- Un piropo es válido cuando la persona que lo dice tiene un buen nivel de autoestima. Para hacer un cumplido hay que saberlo hacer, con seguridad y con una pizca de gracia. Los chicos aceptan más el piropo indirecto, ven con mayor agrado que la chica le diga un mensaje que resalte algo de él, de su forma de vestir, por ejemplo.

-Hay quien dice que ha encontrado su media naranja. ¿Cómo debe ser la otra mitad para extraer el zumo sublime?

- Hay que desmitificar lo de ‘mi media naranja’. Pueden encontrarse lo que se dice ‘las almas gemelas’, pero también tiene su problema: pueden terminar en convertirse en parejas aburridísimas. Y al final deben tener ambas personas una gran madurez para vivir en un continuo equilibrio. También se dice que los polos opuestos se atraen y por tanto se complementan una persona con la otra. Aunque parezca inusual, en la búsqueda de la pareja suele darse más el encuentro entre las diferencias que entre las igualdades; es decir, el encuentro de mis vacíos con las cualidades del otro.

- ¿Si llega el desenlace?

- En primer lugar deberíamos diferenciar la crisis de la ruptura. Hay situaciones bastante difíciles, eso de ‘ni contigo ni sin ti’. Se debe reconocer qué es lo que puede mantenerles unidos y qué es lo que les separa, y si este segundo elemento predomina, pues coger cada cual su camino.

- ¿Cómo llenar el vacío?

- Hay que aceptar que a esa persona ya no le corresponde el lugar de pareja y simplemente dejar tranquilo el hueco para que sea ocupado por otra persona, pero aceptando a su vez el sufrimiento que ello conlleva; y si le damos un toque positivo, seguro que el vacío no será oscuro.

About these ads

32 pensamientos en “Seduccion. Talleres. Psicología de las relaciones

  1. ¡Oskis! Yo también me alegro muchísimo que esta mujer dé opción a los jóvenes a aprender de otra auténtica especialista en lograr que una relación entre presonas unidas por un sentimiento y sexo, sea una experiencia enriquecedora y grata.

    No puedo evitar sentir recelo y rechazo por la cantidad de gurús iluminados, que afirman tener “la verdad” impartiendo sus, respetables desde luego, opiniones, pero dándoles un rango de ciencia, que NO tienen para mí… :? Y ese… matiz de líder, ó dirigente, en lugar de maestro, que a mí personalmente me huele a secta y me asusta… Lo siento, y quizá esté equivocada, pero me da, hasta un poco mucho de miedo… Y, pues, que existan alternativas de profesionales, como esta colega tuya, despiertan mi esperanza.

    Ojalá se impartiera en las escuelas la enseñanza de relaciones personales fructíferas en todos los ámbitos, pero sobre todo de relaciones de pareja, (base principal del concepto de familia sólidamente estructurada, que actualmente casi ninguna pareja consigue.) pero impartidas por personas cualificadas, diplomadas ó doctoradas, sin ánimo de lucro, aunque cobren por el desempeño de su trabajo, pero de forma regulada, con la garantía del no abuso, ni uso de la ignorancia y la necesidad para lucrarse…

    Los problemas que provocan la ruptura de una familia, no están, como dicen, en la emancipación de la mujer, ni los matrimonios homosexuales, ni en el aumento en los años de vida, que parecen hacer imposibles uniones para toda la vida, por ser ahora más larga, ni en la legalización del aborto, ni en el uso de medidas anticonceptivas, que dicen incentivan la promiscuidad… Y yo no lo creo…

    Para encontrar soluciones reales y efectivas a los problemas de las familias de hoy, es necesario comprender su verdadera realidad, la increíble diversidad y riqueza de mil formas diferentes de relaciones posibles, si se sabe cómo hacerlas funcionar.

    Es imprescindible rechazar intentos atávicos “poco informados de personas poco formadas en la relaciones” de de re-instaurar una “familia tradicional” que nunca existió, o que existió en un contexto histórico bien distinto, como decía Jesús Encina. Y por supuesto rechazar que sea necesaria una espiritualidad mística, ó iluminación…

    La solución está en manos de especialistas, como dices, en comprender las reacciones y relaciones entre dos personas unidas por un sentimiento y el sexo… Falla la educación adecuada, que hace imposible la comprensión, y por tanto el disfrute… Y por supuesto imposible la comunicación y el diálogo…

    Yo estoy convencida de los enormes beneficios de la compartir la vida con una pareja, dentro de una relación de amor y sexo, comprometida y monógama, Y convencida que el aprendizaje de la seducción consciente, tomando parte activa desde la seguridad del conocimiento, produciría ciudadanos más felices, cívicos y productivos, enfocados, motivados, e implicados en la construcción de sociedades comprometidas con la Paz, haciendo el amor, y no la guerra. ;)

    Bueno, que por eso y muchas cosas más, yo también me alegro muchísimo que tu colega, haya decidido encauzar sus conocimientos de psicología hacia algo tan necesario como gratificante y bonito, como es la seducción.

    Jugue.

  2. La idea de dar clases en los colegios de “Psicología de las Relaciones” me parece buenísima, para que los niños aprendieran a ser más sociables, más seguros, mejorar la comunicación con los demás, tanto defendiendo opiniones propias como respetando los puntos de vista diferentes, dar lo mejor de sí mismos a los demás, sentirse premio, ser más abiertos y tener una buena autoestima.

    Sería una idea brillante…

    Esto me ha recordado a un vídeo que encontré hace poco en internet:

    No sé si lo conoces Violinista, pero tiene muchos vídeos en youtube y me pareció muy interesante lo que he visto de Lalo Huber.

  3. Gracias por traernos estos videos, James Bond ;)

    Simpático este Lalo Huber, pero cuando pregunta cómo hacer que la otra persona sepa si de verdad queremos y vamos a ir a su cumpleaños, que me disculpe Lalo, pero en mi taller la respuesta sería: la mejor técnica es NO tener técnicas, y que verdaderamente quiera ir a su cumpleaños. Si está pendiente de todo el lenguaje corporal, lo hará artificial.

    Cuando algo es verdadero, se nota. Un simple brillo en los ojos cuando al otro le gusta algo, le dará la mayor de las certezas de que va a ir al cumpleaños.

    Lalo me parece bien, pero yo me quedo con San Agustín, “Ama y haz lo que quieras”, o lo que es lo mismo, sé verdadero y olvídate de técnicas; fluye. :)

  4. En mi colegio, y más tarde en el Instituto, a mí sí me enseñaban técnicas de comunicación; nociones básicas, pero importantes, así como normas de protocolo.
    No era seducción, desde luego, pero sí que me han servido muchísimo en la vida, sobre todo en el terreno profesional, para vender (seducir), para que se preste la gente a recibirme, escucharme al teléfono, y atenderme, y sobre todo a despertar cierto respeto…
    Fueron técnicas que aprendí, que ahora fluyen como un lenguaje corporal y oral espontáneos, y una forma personal de expresión. Y al principio, cuando aún me faltaba práctica, lo cierto que me sirvieron para enfrentarme a situaciones nuevas con algo de seguridad, que compesaba la inseguridad tremenda de la inexperiencia, porque confiaba que sabía cuales eran las formas de cortesía y la actitud y pose correctas, que debía adoptar… Luego, con el tiempo, solo fue ir imprimiendo a esas fórmulas mi propio estilo y mi personalidad.

    En el caso de este instructor, a mí me enseñaron,por ejemplo a no meter mi mano en el bolsillo en el ámbito profesional, porque expresaba desgana, pereza, poca disposición para el trabajo, timidez, inseguridad… en fín que daba mala impresión; cosa que él hace en el mismo comienzo de la clase del primer vídeo.
    Yo era mucho de meter mi mano en el bolsillo, y sí que estuve muy pendiente de eso siempre, hasta que acabé con ese hábito… y hoy me fijo mucho en eso, casi sin querer, a la hora de decidirme entre un compañero de traba, u otro, por ejemplo…

    También me enseñaron a rechazar una invitación, ó propuesta, de forma que no transmitiera desconsideración… No sé… Yo creo que todo eso es importante, fomenta un respeto hacia los demás, que luego de forma natural, se traduce en sentir que uno es merecedor de respeto… te sientes respetable, y por tanto despertaremos ese respeto por nosotros, de forma fluida y natural en los demás.

    Yo opino que Sí a ser verdaderos, pero también SÍ a las técnicas para una mejor comunicación, y unas buenas relaciones con el mayor número de personas…Hasta con las que nos gustan menos.

    Juguetona.

  5. La educación está muy bien y es necesaria, pero ¿qué enseñamos? ¿A sacar lo mejor de sí mismos o a que los demás los aprueben socialmente?

    Si un niño se mete la mano en el bolsillo, a lo mejor es que no tiene ganas realmente, y lo que le enseñan sus profesores, con muy buena intención, es a fingir que lo está para que la sociedad lo apruebe socialmente.

    Un niño, cuando está entusiasmado de verdad, saca las manos de los bolsillos automáticamente. No necesita que nadie se lo enseñe.

    En mis clases, no enseñaré lenguaje corporal, sino que intentaré que mis alumnos se entusiasmen de verdad, el primer entusiasmado trataré de ser, yo, dando ejemplo. Y si no lo estoy, NO haré como que lo estoy, lo diré, seré verdadero.

    Yo me quedo con 95 % a lo verdadero (sale el lenguaje corporal automáticamente), y 5 % a las técnicas.

  6. Violinista, lo más probable que un niño por imitación, coja ciertos hábitos, como meterse la mano en el bolsillo, ó por ejemplo a no ducharse a diario, y no prestar atención al mal olor, incluso por hábito, usa un vocabulario y gestos, que le impedirán relacionarse y le cerrarán muchas puertas, porque le malinterpretarán. De hecho yo no me metia la mano en el bolsillo por pereza… era solo un hábito. A mí me corresponde hacerme entender, si deseo comunicarme. No tengo que convencer a nadie que me meto la mano en el bolsillo porque tengo frío, no porque soy vaga, y que esa creencia no se corresponde con la verdad.

    Una vez, hicieron una prueba con un chico de raza gitana y un payo. El gitano afirmaba que la sociedad le rechazaba. La prueba consistió en hacerle llegar recién duchado, bien peinado y con su ropa habitual, pero limpia y, el payo, igual y con su ropa de marca.

    El gitano tenía que acercarse a desconocid@s por la calle, y erguido preguntarles:

    – Buenos días, disculpe, ¿sería tan amable de indicarme la calle tal?

    El payo, con la mano en el bolsillo y el cuerpo inclinado:

    – oye, tío, ¿por dónde cae la calle tal?

    Al payo todos le respondieron un no sé, sin apenas mirarle… Al gitano TODOS le indicaron con solicitud la dirección.

    El gitano no tiene que dejar de ser verdadero, pero tiene que aprender técnicas, corporales y verbales, que provocan rechazo, no por su etnia, sino por lo que comunica con sus formas.

    A eso me refiero…Si no me entusiasma algo, no tengo que finjir que sí, simplemente debo comunicar que no, de forma adecuada para no transmitir agresividad, o se malinterprete mi falta de entusiasmo como pereza, o vaguedad, ni como un ataque, para no desagradar innecesariamente, ni molestar, ni despertar rechazo por una malainterpretación, sino respeto por mi no entusiasmo.

    Jugue.

  7. Yo digo que a mis alumnos NO les enseñaré cómo tratar a los demás, sino que les enseñaré a quererse a sí mismos, a estar felices. Cuando eso sucede, lo demás surge por sí mismo. Tanto el gitano como el payo tratarán con amor a los demás. Quizás el gitano diga: “oye, tio, ¿por dónde cae la calle tal?” pero lo dirá con una amplia y sincera sonrisa :D (que no podrá aprender con técnicas) :D que también le hará sonreir al otro, por su poca educación, pero inmerso en ese amor puro que desprende su sonrisa, y a causa de ese amor interior del gitano que irradia hacia fuera, le responderá igualmente con amor.

    Decia Aristóteles: “Cuando los hombres se aman unos a otros, no es necesaria la justicia” y yo añadiria, ni las técnicas de trato con los demás.

    Jamás he recibido mejor trato que el de un niño pequeño que se acerca a mí desprendiendo amor.

  8. ok, yo no lo creo así, Violinista, creo muyyyy importante la educación y el desear aprender. Pero como yo no me siento maestra, no pienso qué enseñaría, sino qué me vino bien a mí aprender. y me vino bien aprender técnicas de comunicación para facilitarmelas relaciones, y llegar a amarme y amar .
    Jugue.

  9. Bien, yo digo que para ser educado hay que enseñar técnicas de educación, y para amar, enseñar a los demás a amarse a sí mismos.

  10. Y lo de antes, que el trato recibido por un niño que desprende amor, me llega un millón de veces más que la mejor de las técnicas de educación.

  11. Te entiendo, y comparto esto último, pero que creo yo, que debe ser muy difícil enseñar a ser libre, sin enseñar cómo acceder y llegar a dónde quieras. Y muy difícil enseñar a amarse a sí mismo, si no enseñas a comunicarse y facilitar que le conozcan y le amen.

  12. Para que un niño desprenda amor, tú tienes que percibirlo… Y si en tu cultura la mano en el bolsillo y el cuerpo inclinado, lo lees como desprecio, para tí desprenderá desprecio.

    Por ejemplo, aquí el pulgar hacia arriba, significa algo muy positivo, pero en otro pais, puede ser un insulto… Y eso tienes que aprenderlo para transmitir amor. A eso me refiero.

  13. Me ha llamado mucho la atención lo que dice Anna Isabel Gil de que “Un piropo es válido cuando la persona que lo dice tiene un buen nivel de autoestima” Nunca se me había ocurrido plantearmelo de esa forma. Y la verdad es que pienso que no le falta razón, ya que alguien sumiso suele deshacerse en piropos y alabanzas que no le hacen ningún bien. Pero entonces, si una persona tiene tendencia a ser sumisa y le falta autoestima, ¿es mejor para ella no decir piropos temporalmente, hasta que adquiera autoestima?

    Y otra duda. Como la psicóloga, otras personas (psicólogos, pensadores, etc.) aconsejan “aceptar el sufrimiento” que conlleva una ruptura y demás, pero a mi no me queda muy claro cual es la frontera entre la aceptación sana del sufrimiento y el ya “revolcarse en el fango” que lleva a la obsesión. ¿Hay algún modo de saber, o al menos de intuir que esa aceptación del sufrimiento ha pasado los límites de lo saludable y se ha convertido en algo dañino?

    Hace muchos años que pienso en eso de que la enseñanza está coja, que le falta la asignatura más importante, que es la de aprender a quererse uno mismo. La de violencia, maltratos, problemas y guerras que se evitarían!! :)

  14. Juguetona, este diálogo comenzó porque el tal Lalo Huber enseñaba a sus alumnos cómo demostrar al otro que realmente quieres ir a su cumpleaños. Yo, personalmente, NO quiero que ese señor enseñe a ninguno de mis amigos a demostrarme que quieren venir a mi cumple, sino que, si les enseña algo, que sea a ser verdaderos, a ser honestos consigo mismos, a que muestren su propia verdad, que no actuen para agradarme, porque el mayor agradecimiento que recibiré será su honestidad, no quiero normas de buena educación.

    Ahora que caigo, los mejores amigos que tengo, ¡son todos unos mal educados! jeje 8O ¡Será por eso que los quiero tanto!

  15. Gatablanca, ¿nunca se te había ocurrido planteártelo de esa forma? 8O Pero si llevo diciéndolo AÑOS jeje, que lo importante de cualquier cosa que hagas o digas en la seducción es el primer mandamiento “Yo me siento valioso” ¡ainss!

    En cuanto a lo del sufrimiento, no sé otros psicólogos. Yo diferencio dolor de sufrimiento. El dolor es cuando pierdes una pierna; el sufrimiento es cuando te dices a ti misma que sin pierna no merece la pena vivir.

  16. Juguetona, déjate de caras tristes :P jeje,

    Para mí, en la amistad verdadera, la educación de alguien es completamente secundaria. Lo importante para ser un buen amigo mío es su honestidad y que me acepte tal y como soy.

    Prefiero un mal educado honesto que un educado falso. Si eres honesta contigo misma, y me aceptas tal y como soy, me dará igual que seas educada o no ;)

    Sabiendo esto, ¿te autoexcluyes?

  17. Violinista, es que lo mejor es ser honesto y educado, por eso tú sí estás en mi lista de amigos que quiero tanto, “preferidos”… Yo prefiero un niño amoroso, sincero y educado, que un niño amoroso, sincero y maleducado… Y hay muuuuchaaaas personas sinceras y amorosas, por tanto, si además aprendemos a ser educados, nos preferirán (seduciremos con mayor facilidad)¡Mejor! No?

    Tampoco me excluía antes que me aclararas eso, jiji, porqueeee como una vez dijiste que a una tía buena ¡se lo perdonarías todoooo! jiji…

    Es broma… Sé que soy una querida amiga pá tí, porque alguna vez, al dirigirte a mí, has escrito:

    Hoy mi querida amiga juguetona… ó ¡Juguetonciiiillaaa! :P ¡Y eso me ha gustao muchooo!

    Claro, has sido sincero, y me has expresado tu afecto adecuadamente, dado que yo percibo tu honestidad y tu amistad, y tu realidad afectiva hacia mí.

    En cambio, muchos chicos, a lo mejor sienten por mí, además de afecto, un deseo sexual, y me comunican sin querer, solo un deseo de pura amistad, porque no saben comunicar su deseo de una relación sexual… La chica no lo entiende, y entonces se establece una relación de solo amistad.

    Es importante aprender a expresarte para que te entiendan.
    Saber cómo tocar melodías que transmintan afecto, y no transmitan sexualidad, aunque seas sexual, cuando así sea, ó transmitir un deseo sexual, que no implique amistad, cuando sea el caso, y sin provocar rechazo… Me parece importantísimo aprender a comunicarnos lo mejor posible para seducir e infundir respeto, sean cuales fueren nuestros sentimientos, u opiniones.

    Jugue.

    .

  18. Insisto, la mejor expresión de amor que he recibido jamás es la de los niños, y nadie les enseñó técnicas de expresión, porque no hay nada más expresivo que un niño.

    Como dije, si yo diera clase en las escuelas, enseñaría a que los alumnos se quisieran más a sí mismos y, como consecuencia, fluyeran más espontáneamente.

    Lo demás, las técnicas de expresión, que se las enseñen otros. ;) Para eso está Lalo Huber, no voy a quitarle su trabajo al hombre jeje

  19. la mejor expresión de amor que he recibido jamás es la de los niños, y nadie les enseñó técnicas de expresión, porque no hay nada más expresivo que un niño.

    Expresivo y auténtico, natural y feliz¡¡¡ El amor de los niños tan puro y simple, los sobrinos, hermanitos… :)

  20. Hay un anuncio muy emotivo para mí, de un aula de estudiantes, que tienen el gesto de ponerse pañuelos rosas tod@s, como muestra de amor y apoyo incondicional a su maestra, en su lucha contra el cáncer… Ella al verles, recibe el mensaje y afirma, sin abandonar su pose de autoridad:

    – Veo que me habéis echado de menos (acaba de comprender lo que la querían) y apostilla emocionada- Los besos y abrazos los dejamos para luego.

    Pero una alumna, en lugar de obedecer las palabras de la maestra, que habla desde su sentido de la responsabilidad y del deber de dar su clase, (honestamente pues), la niña obedece a los sentimientos de afecto que le transmite la maestra, por su forma de ser tan íntegra, además de amorosa, y se levanta y la abraza… por supuesto le siguen todos y todos van a abrazar a su maestra. :)

    Esa maestra les está educando, y además enseñándoles a amarse y amar.

    Jugue.

  21. En ese ejemplo, a mi me valdría notar que su amor es verdadero, sea con pañuelos o sin pañuelos.

    Si un niño no lleva pañuelo, pero al verme, sus ojos le lloran de emoción, me llena infinitamente más que los demás pañuelos, porque eso no se lo ha enseñado nadie, parte de él mismo, de su corazón.

  22. Puse ese ejemplo, porque todos los que amaban a su profesora, no dudaron un segundo en colocarse ese pañuelo, si con ese gesto, se aseguraban que la maestra entendería su cariño y apoyo.

    No quiere decir, que si uno no lo hiciera, para mí significara lo contrario, ni siquiera aunque sus ojos no le lloraran de emoción. (a tí te llena esas lágrimas, porque para tí ese gesto te transmite amor… Quizá a otra persona le transmite compasión, ó a un chino debilidad, realmente has aprendido a distinguir lágrimas de pena, de dolor, de alegría, de amor, porque van acompañadas de otros gestos, que en tu cultura significan emoción positiva)

    A estas alturas he conocido demasiados personas y modos tan diferentes, y casi ininteligibles por nadie, de expresar cariño, que jamás me atreveré a decir que alguien no me quiere si no actúa como creo yo, que actuaría alguien que quiere a otro.

    Mi ejemplo es, que cuando hay amor, cuando soy yo la que siente amor, yo no espero que el otro haga el esfuerzo de entenderme… Cuando hay amor, uno intenta que el otro reciba ese amor de forma consciente, intenta que entienda que sus gestos expresan amor; uno se encarga de aprender eso cuando ama. Si me enamoro de un chino, aprenderé encantada cómo en su cultura se dice te amo, con el lenguaje corporal y verbal… Y adoptaré la forma necesaria, porque mi amor es sincero, aunque a mí me salga de forma espontánea, expresarlo diciendo:

    – ¿pero qué has hecho conmigo, canalla, que me has perdioooo? :P

    Aprenderé a expresarlo para que él, él particularmente entienda que le amo, y que me llena de alegría perderme, jeje.

    Jugue.

  23. Insisto, en mis clases, no enseñaré técnicas de expresión, se las dejo a Lalo Huber. Por mí, como si quiere enseñar a sus alumnos a llorar para demostrar a los demás lo mucho que se emocionan. ;)

    Yo, comenzaré por compartir con ellos alguna situación que a mí me emocione.

  24. a muchos haría falta reaprender a llorar, que les maleducaron para reprimir esas lágrimas,y ahora no pueden expresar esas emociones… Pero como dices, hay muchos profesionales especializados en diferentes cosas… Cada vez más, que tú no puedes abarcarlo todooooo :)

  25. No, llorar ya saben, sólo necesitan permitirselo.

    Les enseñaré a ser verdaderos y conectar con sus propias emociones y no reprimirlas. Nada de técnicas para llorar y demostrar a los demás lo mucho que se emocionan, para eso está Lalo. ;)

  26. Mira, Violinista, yo es que los Maestros y Maestras que enseñan por amor, sea lo que sea que enseñen, yo siempre aprendo algo bueno de ellos y despiertan toda mi admiración.

    Te traigo un extracto de una carta, que ha colgado en su espacio de tuenti, una queridísima amiga mía, tutora de infantil, en respuesta a esa gente que infravalora su trabajo. Debería escribirtela en la seducción del día, pero como aquí hablamos hoy de enseñar y aprender, aquí te la dejo:

    [...]“Pero claro, es que la carrera de magisterio se la saca cualquiera, magisterio está “chupao”, en esa carrera solo se aprende cancioncitas… y claro, es que enseñar lo puede hacer todo el mundo…”

    A esas personas les quiero contar, que si me dedico a la educación infantil, es porque no he encontrado actividad que me reporte más satisfacción y felicidad.

    Movida por la curiosidad, yo les pregunto:

    ¿En que sitio sino allí me abrazaría un apuesto jovencito y me diría que me quiere?

    ¿Dónde más podría atar lazos al pelo, ajustar cinturones, ver un desfile de modas a diario y aunque siempre me vista de la misma manera, oir decir que mi ropa es muy bonita?

    ¿Dónde más podría guiar en la escritura de las primeras palabras una manita que quizás algún día escriba un libro o un documento importante?

    ¿En qué otra parte olvidaría más pronto mis penas porque tengo que atender arañazos, cabecitas y corazones afligidos?

    ¿Dónde conservaría el alma joven, sino en medio de un grupo cuya atención es tan efímera que siempre debo tener a mano una caja de sorpresas? (esto me encantó :P )

    ¿En qué otro sitio derramaría lágrimas porque hay que dar por terminado un año de trabajo? Trabajo que para mí no es más que un año de relaciones felices…

    ¿Quién sino los maestros son el motor del cambio?

    ¿¿De verdad puedes decirme tú, que tanto me infravaloras, que no me envidias??

    Seguramente tú no tuviste un buen maestro, como el que yo tuve, que te enseñara a comprender tus emociones, ni te enseñara buena educación y a valorar el daño, ó el bien, que puedes lograr con unas pocas palabras, y por eso infravaloras lo hermoso de mi profesión, y lo importante que son los maestros y una buena educación infantil.

    Tus comentarios despectivos y tu falta de educación, no te permitirán relaciones tan felices y fructíferas como las mías, a pesar de tu hiriente sinceridad, tu extraordinaria inteligencia, ni la brillante carrera que ostentas.

    A TODOS LOS MAESTROS Y MAESTRAS DE EDUCACIÓN INFANTIL Y PRIMARIA QUE TANTO SIEMBRAN, PARA QUE OTROS RECOJAN, GRACIAS MAESTROS/AS!

    H.R.B.

    Jugue.

  27. No recuerdo el vídeo de Lalo Huber, pero para mí, el mensaje era: “sed expresivos. Transmitid emociones¡” y yo no soy partidario de fingirlas, sino de sentirlas¡¡

  28. Si, James Bond, Lalo hablaba de transmitir emociones pero centrándose en el lenguaje corporal, y eso es lo que digo que yo NO daría en mis clases, se lo dejaría a él. ;)

  29. Sé que este tema tiene unos cuantos meses, pero como sigo indagando por aquí, me ha llamado tanto la atención que tenía que aportar algo entre la conversación mantenida entre Violinista y Juguetona, desde mi personal punto de vista ^^

    Hay niños que desaprenden las nociones básicas de cariño, porque en su ambiente familiar se ven privados de ellas o no recompensados (mejor dicho, castigados con lo malo e indiferencia ante lo bueno).

    La visión que tienen los padres ante esto es sencilla: lo malo no debes hacerlo y lo bueno es OBVIO que lo haces por ti solo.

    Esos niños se ven incapaces de ofrecer lo que les están quitando, no saben reconocerlo.

    Si a un niño así le enseñas técnicas para poder reconocer “el amor”, “el cariño”, etc, no va a poder entenderlas, porque no se siente identificado con ello. Desconoce las sensaciones relacionadas con la recompensa por conocer y disfrutar de estos dos estados emocionales.

    El niño en sí tiene la capacidad de poder hacerlo, pero al no estimularlo (entiendase como al principio), deja de practicarlo con naturalidad.

    La única manera para esto, y es como yo he podido experimentarlo, es volver a estimularlo. El aprendizaje es secundario, y no sale si primero no comprendes que tienes derecho a recibirlo, es decir, si primero no tienes la sensación de ese derecho.

    Cómo actués a continuación (movimientos, educación, maneras de adaptarse, etc) surgirá poco a poco de forma espontánea. La educación ayudará a seguir fomentándolo, pero solo después de este paso esencial y primario.

    Coincido totalmente con El Violinista. Generas la sensación, porque el resto después surge con naturalidad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s